VENGANZA

Ana Teresa Cal y Mayor Aranda

V 625

Clase: Supervisión 1

Tema: Venganza

acalymayor@yahoo.com.mx

Se pude definir a la venganza como, la respuesta a una ofensa o daño recibido con otra ofensa o daño dirigido a la persona que lo ha hecho. desquite, revancha.

La venganza es una conducta natural en todos lo seres humanos, sin embargo hay quienes tienen mayor predisposición para ejercerla que otros. Existen diversas teorías que la explican, se describen ciertas características de en estas personas como son: deseo de tener poder y autoridad, así como estatus, presentan baja tolerancia a la frustración.

Al pensar o llevar a cabo un acto que implica venganza se incrementa la actividad neuronal en zonas asociadas con el placer (Science, 2004) Sin embargo, estudios demuestran que al pasar de los días e incluso semanas, las personas que se han vengado no se sienten satisfechos con lo que han hecho.

(Carlsmith, 2008, revista de Personalidad y Psicología Social).

En otro estudio encontraron que cuando algo “malo” le sucedía a la persona de la cual se querían vengar como perder dinero por ejemplo, se sentían satisfechos atribuyendo este hecho a una especie de justicia o “Venganza universal”, no obstante, se encontró que muchas personas se sentían igual de bien con el solo hecho de recibir una disculpa. Finalmente encontramos que la venganza es en realidad una búsqueda de un sentido de justicia, más que  solamente la igualdad de sufrimiento.

No obstante el daño que se pueda haber vivido, no quiere decir que la venganza sea un comportamiento positivo y por ende perdonable porque nos hace sentir bien y con un sentimiento de seguridad al comprobar que la justicia finalmente sí existe. Con frecuencia es mas recomendable intentar comprender las razones que llevan a las otras personas a actuar de esa manera porque a veces la venganza solo se convierte en un círculo vicioso que alienta las emociones negativas.

De algún modo todos hemos sido lastimados por alguna persona, ya sea alguien de nuestra propia familia, un amigo o tal vez un compañero de trabajo. Muy probablemente esto dejo en nosotros heridas y un sentimientos entre otros  de enojo principalmente, pero finalmente si esto no lo trabajamos y cerramos ciclos y logramos así perdonar, podríamos ser nosotros finalmente quien al no soltar o intentar vengarse o incluso ejecutar la venganza pierda mas.

Al lograr soltar y prdonar también estamos logrando en nosotros un estado de paz, esperanza y felicidad. Además encontramos que esta practica nos lleva al camino de la salud física, emocional y espiritual.

http://www.soncomosomos.com/2012/05/esto-no-quedara-asi-la-venganza.html

http://www.rinconpsicologia.com/2011/12/por-que-la-venganza-es-dulce.html

http://es.thefreedictionary.com/venganza

http://www.mayoclinic.com/health/forgiveness/MH00131

TÉCNICAS PARA EL TRATAMIENTO DE LA VENGANZA

La venganza se encuentra dentro del ciclo de la experiencia en el bloqueo de la fijación, recuerda para quejarse, hay resentimiento, no suelta, hay un miedo a ser libre, la frase es no puedo dejar de.., está afectado el valor del respeto.

Usaría como herramienta la técnica de “La silla vacía” con el fin de entablar un diálogo con esa persona de la cual se quiere vengar. Esta técnica la utilizaría con diferentes fines. (Esto ya en un paciente que conozco bien). Realmente es el mismo paciente el que se responde a sí mismo, poniendo en la silla vacía lo que la otra persona diría o el paciente cree que diría.

En primer lugar, le pediría que respirara profundamente y que cerrara los ojos, que imaginara que la persona de la cual se quiere vengar está sentada frente a el en la silla que se encuentra vacía, le pediría que comenzara por relatar los acontecimientos, haciendo hincapié en su sentir y en como fue lastimado, una vez terminado esto, le pediría que se cambiara de silla y se sentara en el lugar de la otra persona y desde ese lugar le diera una respuesta, de modo que se logre establecer un verdadero diálogo entre estas dos “personas”. Yo participaría poco, sólo en caso de ser necesario dar una indicación, con el fin de que logre resolver este asunto que se encuentra inconcluso.

Aquí se podrían dar diferentes situaciones, en primer lugar el paciente puede expresarle si es que no lo ha hecho como vivió este evento que le daño, puede escuchar y probablemente comprender la postura del otro al entender sus razones para actuar así y su situación de vida, se puede dar una especie de “desquite” o “venganza” al poder sacar parte del coraje que guarda el paciente al expresarle  lo que ha fantaseado decirle y después buscando el cierre, puede recibir una disculpa.

Este mismo ejercicio lo podría usar en diferentes sesiones si el tema continúa siendo la figura, trabajando con las dos opciones de vengarse o no hacerlo y que estas dos opciones entablen un diálogo.

Otra forma de usarla y que considero que es muy importante es entablando un diálogo interno, pues muchas veces cuando se ha sufrido un daño parte del coraje es contra el agresor, pero también hay parte de este resentimiento contra uno mismo, pues se reprocha en un diálogo interno, “si yo hubiera.. si me hubiera dado cuenta… si hubiera dicho… etc..

BIBLIOGRAFÍA

n Castanedo, C. (2003). Grupos de encuentro en Terapia Gestalt. Herder: España

Comentarios

comentarios

Deja un comentario