UNIÓN EN YOGA ES CONTINUO DE CONSCIENCIA EN GESTALT

Por: José Esteban Amaro Ayala, egresado de la Maestría en Psicoterapia Gestalt en la Universidad Gestalt.

La unión con uno mismo en Yoga es unir nuestras actividades de sentir, pensar, decir, sentir y hacer (integrar) en una sola manifestación, en palabras de la Gestalt es estar en contacto con uno mismo. Al unirse en sí mismo es posible unirse con los demás, por ello “Yoga que también quiere decir unión, es el conocimiento perfecto de las cosas, es REALIZAR, para lo cual es necesario que todos los sentidos concurran omnímodamente, en la forma, en la naturaleza, etc… hasta identificarse llegando a sentirse totalmente el objeto, extrínseca intrínsecamente, como continente y como contenido…!” (Raynaud de la Ferriere, 1972, p.21)

Explicado metodológicamente según el Ciclo Gestalt de Salama, unión en Yoga, es la integración de las tres zonas de relación: zona interna (de la piel hacia adentro, representa el enlace entre sensaciones y sentimientos); zona externa (todo lo que ocurre de la piel hacia afuera, relaciones humanas, etc.); y zona de la fantasía (procesos psicológicos: ideas, pensamientos, visualizaciones, etc.).

Dicha integración es conocida en la psicoterapia Gestalt como el Continuo de consciencia, que “representa la integración de las tres zonas de relación, es decir, implica que la energía del contacto entre el organismo y su medio ambiente fluye libremente, asimilando lo que ha servido, y eliminando lo que no necesita o es tóxico.” (Salama, 2008, p. 75)

Y añadiendo el concepto de Latner (2007) que continuo de consciencia “consiste en lo que sentimos y lo que pensamos fundidos en una sola unidad.” (p.50), por lo que se deduce: hablar de unión en Yoga es hablar de Continuo de consciencia en Gestalt.

En la práctica de la Yoga, esa unión e integración de los caminos de autorrealización (vías de la Yoga) es conocido como: Yoghismo o Jñana. Es decir el Yoghismo o Jñana es un continuo de consciencia, que representa la integración del Ser que logra de sus experiencias: aprendizaje y auto-apoyo.

Cuando los estudiantes de Yoga practican tradicionalmente solamente una o más vías y no la integran todas ellas en una unidad, no logran un continuo de consciencia, no se integran en sí mismos, por lo tanto, los estudiantes se dividen y disputan que vía es la mejor para su autorrealización.

En verdad, el mejor camino es la integración como dice Raynaud de la Ferriere (1972):

“Concluyo, pues en que no hay que tomar en consideración diversos tipos de Yoga en que se dispute cuál es la mejor, y confirmo mi opinión acerca del Yoghismo, es decir en el sentido general de la palabra, y no en el sentido limitado de los diversos estados catalogados en los dogmas”(p. 43)

El Yoghismo o Jñana une las vías de la Yoga porque sus elementos de estudio denominados Dhatus son integrativas y llevan al Ser a un Continuo de Consciencia, porque la “Jñana no separa la Yoga porque sus Dhatus penetran y se integran a las diferentes yogas, estudia y vivencia la práctica de uno o más de sus respectivos métodos, así como diversas de sus cualidades y facultades rebasan a cada una de las yogas.” (Ferriz, 1992, p. 33).

Entonces, se puede concluir que tanto la Yoga, que significa unión y la Gestalt, que significa totalidad, se fundamentan en la congruencia de sentir, decir, pensar y hacer, hasta alcanzar el estado de Continuo de consciencia.

El principio y el fin de la experiencia se pueden representar como unión en la Yoga y como Continuo de Consciencia en la Gestalt.

 

Bibliografía:

  • 1) Latner, Joel, (2007), Fundamentos de la Gestalt, Editorial Cuatro Vientos, Chile.
  • 2) Ferriz, David, (1992), La Supremacía de la Jñana Yoga, FISS, México.
  • 3) Raynaud de la Ferriere, Serge, (1972), Yug Yoga Yoghismo, Diana, México.
  • 4) Salama, Héctor, (2008), Psicoterapia Gestalt, Alfaomega, México.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario