Terapia Gestalt y Responsabilidad

Lidia Mónica Martínez  es alumno de la Universidad Gestalt cursando la Maestría en Psicoterapia Gestalt
azul.martinezcafiso@gmail.com


Terapia Gestalt y Responsabilidad

“Estar consciente es ser responsable. En la terapia gestalt esta palabra se usa de dos maneras: primera, somos responsables si estamos conscientes de lo que nos está sucediendo. Ser responsable significa, en parte, captar toda nuestra existencia tal como se presenta. El otro significado que nos interesa de responsabilidad, consiste en que nosotros nos hagamos cargo de todos nuestros actos, impulsos y sentimientos. Que nos identifiquemos con ellos y aceptemos todo cuanto hacemos como algo nuestro” (Latner, 2007, p. 59).
El espacio es el contexto o campo de relaciones. Es nuestro ambiente que nos demanda la práctica continua de vivir en relación. A veces lo logramos y otras no tanto. El ambiente que opera en nosotros nutriéndonos y otras veces nos daña, o mejor dicho, le permitimos que nos dañe. Un ambiente definido por límites. Y entonces, ¿Qué sucede con nuestros propios límites? La invitación de la terapia Gestalt es que contactemos con nuestra vivencia, en especial, aquélla que es para nosotros dolorosa para trabajarla al irla integrando para pasar a una nueva mejor forma de ser en nuestro presente. Salir de nuestros límites, caracterizados por nuestros prejuicios y creencias caducas, al saber qué necesitamos para vivir de una manera más completa y consciente. Vamos logrando una mayor confianza en nosotros mismos que se traduce en el pasar del apoyo en el ambiente al propio. No se trata de un proceso lineal, se trata de nuestro proceso personal el cual es único en su vivencia; un proceso hacia el continuo de nuestra conciencia. Un proceso que requiere de nuestra voluntad, intención y atención para salir de nuestra zona de confort, en general limitada e inconsciente. Salir de nuestra actitud infantil al responder de manera incongruente a circunstancias difíciles, o no tanto, de ese momento que nos toca vivir.

¿De quién depende nuestro bienestar? La primera relación es con nosotros mismos; es decir hacia nosotros desde cómo somos honestos, cómo nos respetamos, cómo nos comprometemos y nos responsabilizamos. En definitiva, cómo nos conocemos y queremos y cómo crecemos y nos cuidamos.

La terapia Gestalt, desarrollada en sus inicios por Fritz Perls, podemos considerarla como una forma de relación que nos invita a adentrarnos en nuestras vivencias con libertad desde la consciencia del presente, la osadía, la plenitud, la responsabilidad, y la espontaneidad. Una manera integrada, que es lo mismo que decir de una manera sana de nuestro funcionar en cada momento y situación existencial.

A través de nuestra comprensión y de las circunstancias vamos aprendiendo a responder a las demandas de la vida de manera creativa y operativa; un accionar que facilita o propende a nuestro crecimiento. Vivir es un desafío con mayúsculas si lo tomamos desde esta actitud responsable más allá de que salud y enfermedad son dos aspectos de la vida de cada ser humano. Saber qué es lo que podemos “digerir” y no “digerir” es un punto destacado en nuestro propio conocimiento. Saber cómo lograr estar sanos al aplicar nuestra capacidad de respuesta o acción a cada situación en el presente.
¿Qué efectos tiene en nuestros organismos cada circunstancia u obstáculo? Podemos decir de cierta manera que los problemas tienen como base la búsqueda de nuestra seguridad cuando escapamos de nuestros miedos. Lo sano es enfrentarlos para comprenderlos, integrarlos y cerrar todo aquello inconcluso o mal cerrado en otro momento.

Y a esto apunta la terapia Gestalt como expresa el Dr. Joel Latner (2007): “Para tener éxito en la terapia debemos empezar dispuestamente a enfrentarnos a estos peligros y a hacer parte de nuestra vida lo que es desagradable. Una vez hecho esto, es decir, cuando nos hemos enfrentado a nosotros mismos en estos encuentros intrapersonales, podemos empezar a transformarnos y dejar atrás aquello que hemos temido. Este proceso es el camino hacia la salud (p.163).

Conciencia es el reflejo de una congruencia en nuestra forma de sentir, pensar y  hacer en el presente. Nuestra conciencia refleja el grado alcanzado de la conducta en el momento actual. Es la medida de nuestra evolución en el  presente. ¿Cómo queremos llenar nuestro propio espacio? Si aplicamos nuestra conciencia y energía creativa y no nos dejamos llevar por las circunstancias, eso es valernos cada vez más por nosotros mismos sin depender de los otros. Para querer, primero debemos saber qué opciones tenemos. Y para ello también es importante saber antes quiénes somos y cómo estamos en la vida: como seres cada vez más auténticos a través de un crecimiento y cambios cualitativos, o como seres fijados en una actitud infantil o inmadura. Como seres humanos, en proceso, aprendemos viviendo y osando en la experiencia. En la existencia tenemos la posibilidad de vivir más conscientemente y de ser menos vulnerables. La potencialidad de cambio está en nuestras manos; participar en su concreción es nuestra responsabilidad individual.
Preguntas:
Cuando vivimos sin indiferencia ante los hechos ¿Qué tanto somos conscientes de la expansión de nuestra consciencia al incidir de manera más comprometida en nosotros?

¿Cuántas soluciones aportamos a nuestros problemas y dificultades?

¿Elegimos ser constructores de nuestra vida o preferimos seguir culpando a otros por nuestras vivencias?

¿Cuál es la calidad de nuestros pensamientos y actos?

¿Aún nos “duele” la vida?

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia

Referencia Bibliográfica

Latner J. (2007). Fundamentos de la Gestalt. Santiago de Chile: Editorial Cuatro Vientos.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario