Posts Tagged ‘Filosofía Gestalt’

Notas sobre Carl Rogers

Published by administrador on abril 18th, 2014

NOTAS SOBRE “IDEAS PERSONALES SOBRE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE” Y SOBRE “EL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO EN LA PSICOTERAPIA Y EN LA EDUCACIÓN” DE CARL ROGERS.

Por: Dr. Erick Daniel Granados Monroy
(quien estudió el Doctorado en Filosofía Gestalt en la Universidad Gestalt)

Un punto extremadamente conspicuo en el concepto del Enfoque Centrado en la Persona Rogeriano, es la sinceridad, la congruencia que el contacto consigo mismo y con el Otro implica.

Cualquier instructor tiene sus puntos fuertes de influencia y referencia que en muchas ocasiones transforma en referentes dialógicos y teóricos fundamentales. Varios de mis maestros tenían sus respectivos dialogantes en Kant, Levinas, o Foucault, a su vez yo tuve los míos: Ian Anderson, Ken Hensley, David Byron y así, y al acercarme a las temáticas, al mundo del Desarrollo Humano, aparece otro: el Frege de la psicoterapia, el Giordano Bruno de la Psicología Humanista, ¿de quién hablo? Carl Rogers.

Me parece que fue una personalidad muy grande pero no por su producción bibliográfica ni por su capacidad teorética, sino por su calidez, por su personalidad y labor 100 % humanística.

Algo que me asombra mucho mucho, es esa capacidad que tuvieron ese tipo de Seres para ser sinceros con ellos mismos, y para hacer público ese sentir latente y visceral. Recordemos que eran personas con una enorme infraestructura bibliográfica tras de ellos, así, ¡qué gran valor!, congruencia, pero sobre todo cuanta humildad para reconocer ante la expectativa de una asamblea que: “no sabía que decirles”, y que simplemente expresaría: “Lo que sentía, con la seguridad de que si estaba equivocado, la discusión me ayudaría a corregirme.” Rogers; 2002; 241.

Y amén de humildad y sinceridad, Rogers denota un gran valor para expresar nociones que como él claramente marca, tendrían significados provisionales en su experiencia, hasta esa fecha específica; es decir, reconociendo lo amplio de la realidad, y lo mudable y problemático y particular de la Humanidad.

Inicia exponiendo sus dudas sobre la inútil labor de enseñar a otra persona “el cómo enseñar”, puesto que lo único que verdaderamente incorpora la persona a su conceptografía y que modifica su visión y comportamiento, son aquellas nociones que descubre e incorpora por él mismo. Y ya que este descubrimiento y auto-descubrimiento es personal, por tanto es intransferible por su particularidad e intimidad.   Simple y clara lógica.

Y si bien por el uso de esa herramienta codificadora a nivel público de nuestro sentir privado llamado lenguaje, puede el humano transmitir sus testimonios, a eso, presuntamente se le podría llamar “enseñanza”, pero no experiencia, y dudosamente Conocimiento.

Así, su postura se ubica fuera de toda normatividad e instruccionismo autoritario, pues a lo más que puede aspirar la persona es a sugerir vías de flexibilidad, reflexividad y auto-sondeo: en lugar de “enseñar”, acompañar.

No obstante, marca que este proceso -y de inicio la actitud de abrirse uno mismo- es extremadamente difícil pese a su sencillez, debido a la enorme resistencia que presentamos para abandonar nuestras actitudes rígidas y de defensa, para tratar de entender el mundo de la persona que se encuentra frente a nosotros, con una cosmovisión propia, con términos y sentires específicos.

De entre varias de las consecuencias de las propuestas nacidas de las opiniones de Rogers, algunas que consideramos sustanciales son:

-        El único aprendizaje que puede influir significativamente sobre la conducta, es el que el individuo descubre por sí mismo.

-        El aprendizaje basado en el propio descubrimiento, la verdad incorporada y asimilada personalmente en la experiencia, no puede comunicarse de manera directa al otro.

-        Dejar a un lado los exámenes y calificaciones por notas, ya que el registro o las nociones que quedan plasmadas en ellas, no son precisamente sustanciales ni significativas, sino que son originadas desde preposiciones ajenas a la propia experiencia y perspectiva de la persona; serán pues datos enormemente distanciados de los significados y necesidades que extrae la persona de su propia experiencia.

-        Su enunciado de que el aprendizaje no tiene fin, que el estudiante que en verdad lo es, lo será para siempre, porque el que aprende reconoce el proceso continuo e interminable del conocer. Cfr. Rogers; 2002; 243-244.

Una vez más, expresa en su disertación el prelómeno de que su punto de vista sobre los tópicos que expondrá serán provisionales y usados -jamás afirmados- no sin ciertas dudas, por crear muchas preguntas que él mismo aun no ha podido responder.

Rogers define Aprendizaje Significativo, como:

“Aquella manera de aprender que señala una diferencia (progresista) en la conducta del individuo, en sus actividades futuras, en sus actitudes y en su personalidad; es un aprendizaje penetrante, que no consiste en un simple aumento del caudal de conocimientos (que aquí creo que deberemos entender el termino como datos técnicos e información bibliográfica), sino que se entreteje con cada aspecto de su existencia.” Rogers; 2002; 247.

Con base a lo anterior, el Aprendizaje Significativo es el proceso que transforma distintas facetas del Ser y de la personalidad, manifestándose constructivamente en la senda y dinámica de la persona que es influida por él.

Así, al hacer el humano una plena inmersión en esa modalidad de aprendizaje, uno de los cambios que operarán a nivel óntico, será el cambio de imagen y valoraciones propias y externas, junto con percepciones más flexibles y menos acartonadas y estereotipadas, que junto con la aceptación de sus defectos y bondades, promueven que el Ser encuentre, reconozca y acepte sus sentires de una manera más plena y total.

Entonces, si Rogers habla de “conocimiento”, no lo entenderá como el equiparado al que posee una biblioteca ambulante, soberbia, autocomplaciente, abundante, egotista e inútil, sino a esos elementos que desde la trascendencia del Ser transforman el Saber y el Hacer, para uno y para el Otro. Un Saber que va de la abstracción a la praxis, de la elucidación a la pragmática, de la especulación a la acción, de la ontología a la humanística.

Y en ese proceso de devenir humano, una herramienta en el aprendizaje del Ser podrá encontrarse en la psicoterapia.

En ella primordialmente se requerirá de parte del terapeuta no enmascarar lo que es y lo que no es, la captación y comprensión del mundo epistémico y emocional del Otro, de aquellas construcciones con las que la persona se enfrenta al mundo, y requiriéndose una comunicación y transmisión de las dos partes, de los sentires que él (el terapeuta) tiene sobre él (la persona), y viceversa.  Un proceso que será verdaderamente vital cuanto más intersubjetivo sea. Una intersubjetividad valiosa en cuanto encuentro dialógico, reflexivo, emotivo y contrastante. Sentimientos, pensamientos y comportamientos expresados, asumidos, responsabilizados, examinados, cribados y transformados.

De acuerdo a Rogers, cuando vemos que el Otro -el que está frente a nosotros y que es un Tú alterno a nuestro Yo- no nos manda ni nos condiciona ni nos rechaza, existirá una apertura en nosotros para comunicarnos con él, y al empezar a expresar y manifestar nuestro mundo, éste mismo empezará a fluir y a correr, entrando en un proceso dinámico de re-estructuración y actualización, al ya no tener que rigidizarlo como coraza y ciudadela para defendernos y no caer ante el bombardeo de colores, emociones e ideas que considerábamos amenazante.   Así, levantaremos las tiendas, pues ya no esperaremos ninguna incursión, y proseguiremos la marcha hasta la siguiente base o (en caso de problemas) hasta el siguiente Rubicón.

Rogers expresa que propiamente él no hace nada por la vida de la persona: no sale a la calle y le consigue empleo o lo disculpa con su esposa, sino que apela a…, y moviliza lo que para él es la naturaleza ontológica de su concepción de humano (que es de hecho el punto medular de su propuesta), reconocida por mí como una teleología netamente positiva por constructiva y emancipatoria: su visión naturalista sobre las capacidades y cualidades inherentemente bondadosas en la persona.

Así, si esta lógica en base a las premisas utilizadas en la psicoterapia en la modalidad Rogeriana, es aplicada a la docencia -que es una actividad enormemente similar por referencial y reflexiva de la conducta, del sentimiento y del pensamiento-, se buscará que el docente reconozca sus sentimientos, sus ideas, sus inclinaciones, expectativas y aversiones, y los sentimientos e ideas, e inclinaciones-expectativas-aversiones de los alumnos, y respete unos y otros de una manera abierta y razonada.   Recordándose que imponer teorías, datos, técnicas, ideas u opiniones a cualquier otra persona, solo provocara en ésta, rechazo, miedo, inquietud y desilusión.

El proceso lineal-tradicional-esquemático-utilitario-autoritario producirá muchas cosas. Pero, desarrollo, expansión, complejización y profundización del Ser, nunca.

Según Rogers, la tarea más importante de la labor docente, no es enarbolar alguna operación aritmética o atragantar al salón con la vida y obra de Napoleón, sino observar y empatizar con los sentimientos y actitudes de los alumnos, ante y desde el mundo distinto y lejano que es él mismo.   Pues si aspiramos a que la persona aprenda algo significativo, no será castrándolo o encuadrándolo en la maquinaria fetichista-utilitarista-occidental-capitalista, sino promoviendo la verdad y la justicia, el pensamiento libre, la reflexión, la autonomía, la conciencia social y la propositividad.

Bibliografía.

Rogers, C. (2002). El Proceso de Convertirse en Persona. Mi Técnica Psicoterapéutica. Traducción: Liliana R. Wainberg. México, Paidós.


Crisis Relacionales

Published by administrador on abril 2nd, 2014

Por: Dr. Héctor Salama
Publicado el 30 de mayo 2003

En su desarrollo, el ser humano va pasando y superando crisis de crecimiento, así, el bebé, desde que nace, inicia su relación de sobrevivencia a través del pecho materno. Luego comienza a enderezar su cabeza, comienza a gatear y luego a caminar, todo ello utilizando un talento innato que es la curiosidad.

En la adolescencia, por la aparición de las hormonas, las cuales irrumpen en el torrente sanguíneo, aunado a la necesidad del joven de  separarse de los padres e incluirse en un grupo de pares, presenta una de las crisis más evidentes en su desarrollo.

Esto lo lleva a tener periodos de depresión, explosiones de ira ?injustificadas?, momentos de búsqueda interior y reflexión, culpas, miedos y auto agresiones.

Es  en esta etapa en la cual inicia a establecer la elección de pareja. Cualquier relación no es inmune a pasar por crisis periódicas por lo cual, éstas se convierten en algo muy importante de resolver para seguir creciendo.

Defino a la crisis relacional como un desequilibrio significativo en el decurso de una relación.

Ya observamos que todo ser humano tiene momentos de crisis y que éstas pueden superarse o no.

Para superar una crisis hay que resolver los siguientes puntos:
1.- Reconocer que existe.
2.- Analizar cómo se inició
3.- Expresar la molestia que se tiene
4.- Responsabilizarse cada quien por la parte que le corresponde
5.- Disculpar y recibir disculpas del otro
6.- Perdonar y perdonarse
7.- Aprender de la Experiencia

Si no se cumplen los puntos anteriores el resultado inevitable es el resentimiento y la separación.

Por último, recordar que en la CRISIS, CRECES.


Comunicación no verbal, sino vivencial, en la velación del fuego, 2da parte.

Published by adriansalama on marzo 31st, 2014

Comunicación no verbal, sino vivencial, en la velación del fuego, 2da parte.

Psic. Giuseppe Olav Ortiz Garcia.

giuseppeolav@live.com.mx

Giuseppe es alumno de la Universidad Gestalt y cursa la maestría en psicoterapia gestalt

Al pestañeo otro puro es encendido y comienza una oración, no apalabrada, sino gestionada a la izquierda soplando el humo del tabaco, a la derecha la misma acción, para atrás de la misma forma y para adelante otra vez. Arriba, abajo y al centro en el corazón se sopla el humo del tabaco, que se diluye entre la negrura de la madrugada en un segundo momento.

Y entonces dice:

“-Si esa presencia de ese resplandor no está en el centro de toda nuestra vida, entonces será muy fácil que todo eso que percibimos, se transforme continuamente en nuestra realidad. Donde ponemos la atención estamos creando, y ese resplandor nos sugiere, porque nunca ordena, nos señala: ¿te has dado cuenta que… estoy en el centro de todo?

Por eso nos sugiere ponerle su asiento. Un lugar donde se asienta la energía; y levantar ahí un bastón de oración o de atención, que naturalmente sea el eje a través del cual todo se mueva o se quede quieto.

Entonces somos portadores del fuego, somos portadores de una palabra, de un sonido, aunque no llevemos nada que represente eso, que simbolice eso, aunque estemos en silencio, porque es nuestra misma esencia apareciendo como tú quieres que aparezca.

Ahí asentado en la profundidad, en el corazón de cada percepción, en el corazón de cada ser, asentado un bastón de oración, un bastón de palabra creadora, resplandeciente y diciendo: aquí nacen todas las cosas y aquí vuelven.

Entonces encuentra tu pluma, encuentra tu palabra, encuentra el asiento de tu energía, y veras que eso nadie te lo puede arrebatar, veras que eso inclusive, nadie te lo vera.

Ser fiel a ti mismo, a esa esencia, ser fiel a esa oración, a esa palabra declarada.-”

El abuelo, como se refieren algunos al ancestro de todos los fuegos, permanece despierto en el aparente vacío cósmico. Aquí en el fuego que se encendió en esta velación, la madera seca se va sumando al copal, a la mirra, al tabaco y al pinole con el que lo alimentamos.

De vez en cuando alguien se le acerca muy cerquitas para ofrecerle palabra alimento y petición de transmutar todo aquello que ya no tiene lugar en nuestro organismo, en nuestra existencia, todo aquello “bionegativo” que se a-maza en una bolita de copal blanco para ofrendarse y sea transformado en aroma, y entonces… ¿Dónde está?

Los bostezos hacen de las suyas y otros ronquidos como de jaguar ya ambientan el lugar emanados de peregrinos que, cual osos polares, invernan en estas horas primaverales de la madrugada, y al chasquido un tercer momento que se enciende en otro puro que dice:

“-Estudiar eso más allá de lo que uno ya pretende saber, estudiar ahí, esperar en lo que uno no sabe, preguntar, preguntarse, y a través de eso ir tomando consejo, nosotros les decimos, la mayoría de ustedes son practicantes de algún tipo de terapia; nosotros siempre les decimos que, él [refiriéndose al señor que esta al centro de todo] es el mejor terapeuta, es el mejor médico, es el mejor chaman, es el mejor diseñador, en fin, es todo eso que buscamos por afuera; y confiamos más en alguien de fuera, que en el consejo que nos podemos dar a nosotros mismos, que se puede despertar en nosotros.

Confiar en llevar el fuego ahí adentro de cada uno. Sentir ese consejo contigo mismo, y sentir el llamado sin que alguien este presionando. De llevar lo que ese fuego y lo que la naturaleza nos trae.-“

Luego las sonajas acompañan a una melodía gutural muy sutil que se cuela por las cuerdas bucales del cantador. Y en la lejanía de pronto el canto de un guajolote que dice: Tao, tao… tao, tao…- de un gallo que en su quiquiriquí también anuncia la venida de la luz, que allá viene en la lejanía del horizonte aun sin verse su resplandor iridiscente.

Comunicación no verbal que habla el lenguaje de la naturaleza, que canta los ritmos del orden cósmico, que sin apuros, escoge las palabras exactas que no se pasan ni un minuto de gesto respecto a lo que desean expresar, que no mienten, que no demoran su respuesta.

Los Cardenales, los rui-Señores, las golondrinas, ya elevan sus trinos en señal de que algo se mueve en la lejanía sin sombra, se regocijan entre las ramas como en una fiesta que siempre es nueva y por primera vez, ven el mundo que nace con la luz que viene al pasito apoyándose en su bastón de oración.

El cielo clarea en el horizonte y de la nada se cuela como un sueño la pista de piano y la guitarra chirriante de aquella lección de vida contenida en la vieja canción de José Cruz, que dice por ahí: “los chamanes me enseñaron, la visión al interior, me dijeron que el desierto se camina con valor… que el guerrero llega lejos, [manque] sea con bastón…”

Y al pestañeo ya están en un cuarto momento levantando palabra de agradecimiento al tiempo en que lagañosamente me tallo los ojos al incorporarme para participar. Y entonces dice:

“-Es como si el abuelo nos estuviera sugiriendo por estas horas: ¿cómo me quieres, como me necesitas?

Y si aguzamos nuestra percepción, nuestros ojos, nuestros oídos, veremos que eso que necesitamos, en ese instante se está dando. Es como un relámpago, como un chispazo, en ese momento se está dando, pero la percepción condicionada de espacio-tiempo, de repente dice: aaaaah, necesito tiempo para que esto aparezca, para que yo lo vea cierto.

El bastón de oración asentado en lo atemporal, en ese momento está reflejando verdaderamente lo que necesitamos. Escuchemos…-“

Y el trinar de tantas aves inundan el firmamento de mis oídos, y el viento vela en-sueños y mira nuestro despertar mientras lo mece entre las ramas de los árboles que se estremecen unas con otras, y la naturaleza está viva en silencio, habla en un lenguaje no verbal, sino, vivencial que se expresa en la magnitud de su presencia, que vibra en cada una de sus manifestaciones.

Luego dice:

“-Corazón de tabaco, moldeador de la palabra de cada uno de tus hijos e hijas, nietos y nietas, de toda tu familia, que puedan percibir y puedas presentarte tal y como ellos te necesitan, muchas gracias.-“

Y comienza la fiesta de bienvenida a su morada telúrica de la persona más importante que ocupa un lugar central en el firmamento del cielo, y que ya se alza luminoso dándole forma al mundo, y que recibimos con sonido de lluvia en las sonajas, de viento a través de las flautas, de fuego en la piel del tambor, de tierra con las pisadas de nuestra danza y de misterio, con el sonido del latido de nuestros corazones.

La comunicación no verbal (y también verbal), con este viejo anciano incandescente, lleva teniendo lugar en esta superficie telúrica desde que el ser humano se domesticó a las formas y maneras de hablarle al misterio que se esconde sin ocultarse detrás de las apariencias superficiales, a través de todas ellas y entre las mismas.

Desde entonces se ha guardado la brasa original por quienes han consagrado su vida para tal propósito, vitales, pero no indispensables, mantuvieron prendido ese fuego en sus corazones ante vientos y mareas.

Se les ha llamado brujos, nahuales, hombres medecina, Don Nadies entre los que hallamos uno que otro Yoda y algún Obi-wan, algún Jesús, otro Matusalén, Carlos Castaneda’s y Don Panchito´s y Gandalf’s, en fin, el disfraz es lo de menos, la esencia es lo que importa.

Al intento de todas aquellas personas que preservan la llama viva, agradezco, y a esa llama de vida, referente de la luz perpetua, ofrendo este relato.

Bibliografía:

Aedo, Ángel, (2011) La dimensión más oscura de la existencia: Indagaciones en torno al Kieri de los Huicholes Mexico, D.F. UNAM.

Castillejos, Carlos Jesús, (1994) Los nuevos videntes. México, D.F. Siembra Olmeca.

Eliade, M. (2003). Chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis. México, D.F.: Fondo de Cultura Económica.

Fagetti, A. (2010). Iniciaciones, trances, sueños… investigaciones sobre el chamanismo en México. México, D.F. Plaza y Valdés.

Ortega Pérez, Faustino. (2011) La maestría del encuentro: Apuntes para una psicoterapia chamanica. México D.F.

TAGS: #UniversidadGestalt #terapia #psicoterapia #terapiagestalt #psicoterapiagestalt #comunicacion #comunicacionverbalynoverbal #terapeuta


Comunicación no verbal, sino vivencial, en la velación del fuego, 1era parte.

Published by adriansalama on marzo 31st, 2014

Comunicación no verbal, sino vivencial, en la velación del fuego, 1era parte.

Psic. Giuseppe Olav Ortiz Garcia.

giuseppeolav@live.com.mx

Giuseppe es alumno de la Universidad Gestalt y cursa la maestría en psicoterapia gestalt.

Así [más o menos] las cosas (guiño-guiño):

Érase una vez el atardecer de un día cualquiera. Con mochila al hombro iba llegando a donde pasaría aquella noche platicando con quien allí se diera cita, teniendo en mente lo que alguna vez me dijera aquel peregrino, que más vale llegar a tiempo, que ser invitado.

Ya sabía yo que aquello se desarrollaría en el marco de una comunicación no verbal, sino vivencial, y sin contratiempos, los asistentes fuimos ocupando lugar en torno al cuadro que contiene en su centro, el asiento en donde se disponen los maderos que recibirán la chispa que prenda el fuego de la velación.

-Esta noche vamos a platicar con el abuelo…- nos dijo – …es como si uno se acercara a leer un libro. En estos días se abre el capítulo de la primavera.-

Entiendo hasta entonces, que danzaremos estudiando al fuego como libro de libros que contiene la historia enterita de todo lo conocido y de lo desconocido también. En el inter, se levanta la palabra a través del humo de un puro, que purifica la chanupa orgánica que atraviesa por la garganta, para llevarse aquellas palabras cargadas de intento, hasta las regiones en donde los ensoñadores de esta realidad las materializan en bendiciones, jugando con la fantasía.

Permanecen atentos con sus oídos que están en todos lados a cuanta petición alcance sus moradas regiones, desde las cuatro esquinas sobre las que se sostiene el universo.

Cuando cae la noche, se apaga el mundo y desaparece toda forma.

Es entonces cuando, Don Jesús (que por puritita coincidencia nació en un pueblo al sur de México, de nombre Belén, un 25 de diciembre) con sonaja en mano, y la ayuda de dos hombres, encienden el fuego, que se levanta poco a poquito al ritmo del arrullo de una voz suave, y el sonido de las gotas de lluvia que salen de las sonajas, mientras los ocotes sudan resina.

Dependiendo del intento y la forma que se diversifica en muchas, los maderos se colocan como una punta de flecha (como una “V”) uno sobre el otro, apuntando al horizonte por donde saldrá el Sol, cuando amanezca, si amanece, y por esta noche.

Toda manera, toda forma, todo símbolo, todo gesto enmarcado en esta noche, es un lenguaje, no verbal, sino vivencial, que se juega en el desarrollo de la velación. Que si caminar en sentido contrario a las manecillas del reloj en torno al abuelo, como caminando la senda de regreso a casa, como recordando el origen yendo a su encuentro, como el espiral que regresa al centro.

Que si al tabaco con la izquierda como el lado del corazón, y espejeando a la muerte que inmutable te observa a un metro de distancia de ese lado por detrás. Que si atento a los cuatro rumbos, al cielo, a la tierra y al centro, por si las dudas. Que si en el silencio hallas lenguaje de misterio para recordar origen. En fin, que si el lenguaje no alcanza en palabras para expresar estos gestos con los que le hablamos, sin ellas, a las esencias del orden cósmico, natural por misterioso.

Este anciano tan joven y sabio, se sienta frente al otro abuelo, el mero bueno, para, como cada noche, platicar pacientemente en un dialogo silencioso entre el crujir de la madera en combustión y cuatro cantos que marcan momentos distintos del anochecer, la madrugada y el amanecer.

Entonces dice: “-Esos cuatro tiempos [como las cuatro estaciones] deben ser leídos con la lamparita que nos presta el abuelo, con la gran luz que nos presta ese resplandor, y nosotros seamos junto con la naturaleza, ese mismo libro que se va abriendo continuamente a través del cual se va entendiendo nuestro transitar por la vida. Es una manera sencilla de compartir también la medicina, y de acercar a otros a ese resplandor. Hay algunas formas tradicionales que para quienes no están metidos directamente en eso, les resultan muy confusas, o resulta como una inversión de demasiado tiempo [y energía] para encontrar un hilo claro a que se está refiriendo cuando se canta de ciertas maneras.

Forma parte entonces de esta responsabilidad o compromiso que brota de manera natural, nunca impuesto, de confiar en ese resplandor que encendemos al centro de todo, pero que es nuestro propio corazón, y que ahí hay una sabiduría que nadie más puede revelar, o que se revela únicamente, se despierta únicamente en cada ser a través de ese corazón vibrante, para compartir ya sea simplemente un intento común, compartir maneras de estudiar en ese fuego, de soñar en ese fuego, de rezar en ese fuego y de descubrir en ese fuego lo que posiblemente se nos había ocultado.-“ e inspira una larga bocanada que le llega a su corazón de tabaco y lo pasa compartiendo su medicina para que cada uno de los asistentes den también su palabra, y se escucha esta comunicación verbal.

Para entonces las llamas son como lenguas que salpican luz alimentándose de gasolina invisible que les sirve de combustión. Por su parte la madera es el asiento de su trono, su equipal en donde se dispone a consagrar el mundo. Al pasito sin prisas va avanzando consumiéndose en el tronco seco. Sin ir a ningún lado se desplaza a través del tiempo y del espacio en un primer momento, y dice:

“-El consejo del abuelo se puede revelar a través de una letra, a través de una línea a la cual no habíamos prestado atención, y a través de ella entonces, descubrir, y descubrirnos en esta energía luminosa como reflejo de uno mismo.

Un ser humano confundido y en la oscuridad, de repente tiene una percepción que puede ser instantánea de “ahora se me prendió el foco”, o puede ser un continuo de percepciones luminosas en donde la claridad solamente atraviesa esa maleza de confusión.

Al mismo tiempo esa visión abierta, pues trae un camino, un camino abierto, unas acciones, unas acciones que van de acuerdo a esa visión, se van trasformando de alguna forma y se van cosechando también, para finalmente compartir, para finalmente agradecer, estar descansando en esa confianza.”-

Y la madera cruje estruendosamente lanzando algunas chispas a su alrededor, al tiempo en que don Jesús toma su sonaja y comienza un cantito de primer momento, y al unísono, otras sonajas se le unen levantando el sonido.

Y pasa la noche del primer momento, y en silencio contemplamos al abuelo que juguetea entre las grietas iluminadas de un naranja radiante en el corazón de su casa, mil y un ojos despiertos habitan su plasma, desde donde percibe a todas luces, cuanto ocurre a su alrededor. La amargura dulce que acompaña al venado, se asienta en mi corazón desde donde imagino como sus pesuñas van desmenuzando los obstáculos que, en determinado instante, entorpecen el flujo de mi energía.

El fuego habla sin emitir palabra, en su fulgor incandescente expande mensaje a todos rumbos alzándose sobre las llamas más allá del tiempo y del espacio aparentes, aquí en el espacio, ahora en el tiempo, del silencio emanan suaves y a veces fuertes crujidos que dan cuenta de la combustión que sucede en el asiento de madera…

[Continuará]

TAGS: #UniversidadGestalt #terapia #psicoterapia #terapiagestalt #psicoterapiagestalt #comunicacion #comunicacionverbalynoverbal #terapeuta


La comunicación no verbal y el estado de ánimo

Published by adriansalama on marzo 31st, 2014

La comunicación no verbal y el estado de ánimo

Pola Saadia es alumna de la Universidad Gestalt y cursa la maestría en psicoterapia gestalt.

polasaadiab@hotmail.com

A todos nos ha pasado alguna vez que nos sentimos tristes, sin ganas, desmotivados o angustiados, y a pesar de que tratamos de que eso pase desapercibido y ponemos nuestra mejor cara ante la sociedad, siempre habrá alguien que se dé cuenta de que algo extraño está pasando con nosotros.

Un amigo, un profesor, un compañero de trabajo o alguien en un restaurante podría darse cuenta de cómo te estás sintiendo, a pesar de que tu no se lo estés diciendo.

Esto es, porque tu lenguaje no verbal está actuando conforme a tu estado de ánimo, esa tristeza que sientes se puede ver reflejada en tu mirada, en tu postura corporal, en tus movimientos o en el tono de tu voz. Actitudes que son muy diferentes cuando te sientes contento, motivado, alegre o enojado

Nuestro cuerpo y nuestra mente están en constante comunicación, por ello no podemos separar lo que está sucediendo en una con lo que sucede en la otra. Entonces, si tenemos algún problema o hay un pensamiento negativo rondando en nuestra mente nuestro cuerpo lo siente y necesita expresarlo.

Y a pesar de que intentemos fingir una sonrisa, o tratemos de gritar de alegría ante una sorpresa que más bien nos está causando angustia, siempre habrá alguien que podrá leer nuestro lenguaje corporal y se dará cuenta de que es lo que realmente quisiéramos decir.

Vale la pena recordar que nuestro lenguaje no verbal nunca miente, que a pesar de todos nuestros esfuerzos no podemos controlarlo, porque de una manera u otra va a decir lo que quiere decir sin importar lo que nosotros estamos intentando demostrar.

Actualmente muchas personas de diferentes países leen libros especializados en el lenguaje del cuerpo, intentando comprender lo que otros están diciendo con su lenguaje no verbal. La mayoría de las personas que no saben acerca de esto creerían que es inútil hacerlo, y que hay que fijarse más en las palabras que usa la persona que en como las está diciendo, pero esto definitivamente no es verdad.

El lenguaje no verbal es un espejo de lo que estamos sintiendo, es el reflejo verdadero de nuestro estado de ánimo, del como nos sentimos, de las emociones que tenemos dentro y de todo lo que está pasando por nuestra mente en ese momento. Saber leer el lenguaje no verbal en otras personas nos puede servir para una infinidad de cosas, desde saber en que momento pedirle un permiso especial a tu jefe, hasta como dirigirte a personas que apenas conoces, y que tan simpático ser con tu pareja en ciertas ocasiones.

Hay que tener claro que “Los cuerpos hablan, el tono de voz expresa, la mirada rebela, la postura confiesa y los movimientos confirman todo aquello que las palabras intentan callar”. Definitivamente saber leer el lenguaje corporal implica conocer el estado de ánimo de la persona que tenemos enfrente, y eso nos puede dar herramientas mucho más poderosas para comunicarnos de manera sana con los demás.

TAGS: #UniversidadGestalt #terapia #psicoterapia #terapiagestalt #psicoterapiagestalt #comunicacion #comunicacionverbalynoverbal #terapeuta


Observacio?n de la Filosofi?a Gestalt en el Trabajo en Equipo; Me?ta comu?n, logro comu?n, autorealizacio?n personal.

Published by adriansalama on marzo 27th, 2014

Seminario del Enfoque Filoso?fico Gestalt ENSAYO

Observacio?n de la Filosofi?a Gestalt en el Trabajo en Equipo; Me?ta comu?n, logro comu?n,

autorealizacio?n personal.

Presentado por Cruz Herna?ndez Bravo

Profesor: Fernando Ortiz Anguiano

Marzo de 2014

“La Gestalt… se ocupa de resolver asuntos pendientes por lo que puede considerarse como una ciencia que trata del organismo humano y sus relaciones en un contexto u?nico.

Somos organismos/energi?a compuestos de polaridades y nuestros intercambios con el medio pueden ser nutritivos o to?xicos dependiendo del tipo de relaciones que hemos aprendido a establecer.”

Dr. He?ctor Salama Penhos (Salama, 2004)

1.1 Introduccio?n, la vida la tenemos tan cerca pero al hermano el hombre lo tenemos au?n ma?s cerca.

Es importante el recordar el primer sentido de la filosofi?a que nos invita a observar nuestro mundo, ese instinto de cuestionamiento que mantiene el hombre en su interaccio?n con el medio, y de repente el mismo ser humano que observa se encuentra con quiza? una de las rarezas que tiene mas a la vista pero que a veces poco la cuestiona, su hermano el hombre. Es en este mismo espacio y tiempo, compartiendo las energi?as del entorno ya que todo ha sido creado de la misma materia como el ser se puede encontrar a si mismo con un espejo fehaciente de sus virtudes y defectos pero a la vez muy distinto de sus pensamientos. ¿Co?mo le podri?a hacer el hombre para preguntarse a si mismo y aprender de si? mismo si se tiene miedo? ¿Co?mo hari?a el hombre para escudrin?ar en su hermano el hombre si los dos a la vez se mantienen distantes para no ser vulnerados en sus

caracteri?sticas esenciales? Pero ¿Co?mo podri?a ser la vida si estos dos espejos que casi humean de la sagacidad de comprensio?n que en ellos emana y de la energi?a del cosmos que ha derramado su polvo en este planeta para la creacio?n de tan dulces masas como lo ha sido hoy ya la evolucio?n de la raza humana? ¿Co?mo lo sabremos? Si nos tenemos miedo. Miedo a la observacio?n, al exaltar nuestros defectos pero a la vez hacernos acompan?ar de nuestras virtudes y rei?rnos bizarros de nuestras vicisitudes adema?s. Eso es lo que emprenderemos en el presente ensayo, trataremos de observarnos bajo una misma Filosofi?a en cadencia, al momento que observaremos lo que hacen los hombres cuando pueden trabajar juntos, cuando alinean sus metas y enfocan sus esfuerzos a la realizacio?n de ellas, se vuelven ma?s el otro, y al momento de volvernos ma?s el otro, aceptamos aquello dado por defacto, la capacidad de vivir por otra vida, y en ese instante de vivir y respirar por otra vida, nos acercamos ma?s a la comprensio?n y a la paz del ser humano por la comprensio?n y respeto a la vida de aquel llamado su hermano.

Observaremos asi? entonces a un grupo de personas que se han envuelto en la difi?cil misio?n de aceptar por libre albedrio y eleccio?n retarse en actividades lu?dicas que buscan demostrar no so?lo sus capacidades de comunicacio?n y empati?a con el otro, sino que ma?s alla? de ello el grado de compromiso que se puede mantener para con la meta del otro, mucho ma?s alla? de los sentidos loables de la moral y del reconocimiento al deber ser en sociedad, sino observa?ndonos verdaderamente en una situacio?n en la cual un grupo cerrado de 4 personas nos enfocamos a la realizacio?n de una meta en comu?n, volvie?ndola nuestra y que nosotros para

narrativa y presentacio?n del lei?do ensayo observaremos bajo la perspectiva del ana?lisis de una filosofi?a Gestalt, reconocie?ndonos en el aqui? y el ahora de los individuos y que posiblemente nos ayude a abordar sobre aquello en poder llamar la Gestalt Superior, aquella que podamos adoptar como la comparticio?n de la realizacio?n personal, no friccionada sino compuesta de todos los seres que nutren nuestro entorno. Citando a una de las ma?ximas de la Gestalt, el “Todo es Mucho Ma?s que la Suma de sus Partes” (Salama, 2012.)

2.1 El individuo en un comportamiento de Trabajo en Equipo, la SupraMeta a lograr.

Para el estudio del presente ensayo hemos observado a un grupo de personas pertenecientes a cierta organizacio?n, esos cuatro integrantes tienen en responsabilidad un objetivo comu?n, la realizacio?n de dina?micas lu?dicas de aplicacio?n a sus compan?eros para lograr un mejor ambiente laboral y comunicacio?n entre los integrantes de su empresa extendida. En esta observacio?n de cada uno de ellos como ser u?nico e irrepetible en el universo se otorga la confianza de mantener su autonomi?a e igualdad e voz y voto con respecto de las propuestas y actividades que se hagan para el ensamblaje del programa de actividades que tiene como finalidad lograr el objetivo comu?n citado. Lo que nosotros haremos es contemplarlos bajo los auspicios de una Filosofi?a Gestalt basados en los textos de los grandes aportadores al pensamiento existencialista

de la filosofi?a Gestalt. Al final podremos presentar conclusiones sobre si es posible o no identificar similitudes en el comportamiento de los individuos verdaderamente comprometidos con la meta y la realizacio?n de la organizacio?n ayudada de la conduccio?n de sus acciones recayendo en la Filosofi?a Gestalt identificando con esto si es que puede haber caminos o senderos sobre la posibilidad de adoptar una Filosofi?a Gestalt para el logro de objetivos en una organizacio?n y con ello llevar a los individuos integrantes de la misma hacia una autorrealizacio?n personal con el andamiaje de un enfoque Gestalt en la organizacio?n.

Cabe destacar que el concepto de autorrealizacio?n no es un concepto medible y cuantificable del universo, sino que es una precisio?n que el ser humano que lo sufre lo ha de identificar y que sobre todo y para empeoramiento de la situacio?n, es efi?mero y no sostenible, casi como lo ha de resultar una Gestalt, o figura que emerge de un fondo para encaminar al hombre a enfocar sus energi?as para la consecucio?n de la meta. Es entonces como encontramos primeramente en concepto dos elementos claramente diferentes entre si?, pero como podremos observar esto no implica que sean elementos incompatibles y mucho menos quiere decir que el uno no ayude al otro a existir o dicho gesta?lticamente “Darle significado”

2.1.1 La Autorealizacio?n personal y La Meta, dos te?rminos juntos pero no iguales.

Como lo hemos definido con anterioridad, encontramos a dos te?rminos con los que trabajamos al momento de definir el trabajo con estos cuatro sujetos pertenecientes a una organizacio?n que tienen un objetivo en comu?n y al momento de presentarles ambos te?rminos que queremos hacer comparacio?n pero sobre todo conocer la conceptualizacio?n que en nocio?n le dan estos individuos sujetos de nuestra observacio?n a estos dos te?rminos y asi? conocer cual podri?an ser la similitudes en resultado y en esencia de estos dos te?rminos que nos aten?en.

Al momento de comparar los te?rminos los sujetos que fueron entrevistados de forma individual, dieron en acordar sorprendenteente que la Autorrealizacio?n ellos la senti?an como el logro de una meta, y asi? la consecucio?n de sus suen?os dado el esfuerzo hacia un trabajo. En esencia podemos observar que ambas palabras si bien mantienen sus limitantes en sentido sema?ntico (uno de ellos mesurable y el otro mantenie?ndose como un concepto abstracto) nos dan la hendidura de que podri?an verse relacionadas muy a pesar de que una de ellas se ve enfocada a la consecucio?n de nu?meros reales o hechos reales que son juzgados por un organismo superior de cierta relevancia, pero que el hecho de poder lograr una meta nutre al sentido o la percepcio?n del individuo de haberse realizado en una de las esferas de su vida. Es decir que el logro de una, puede llevar a la existencia de la otra. Muy regularmente el juicio de haber cumplido un cierto nu?mero de metas, completa adema?s la sensacio?n y ese sentido de autodominio y control sobre la energi?a del organismo casi como lo que ocurre cuando un individuo se juzga y siente a si mismo Autorrealizado.

Para los efectos de la observacio?n de este trabajo que cuatro individuos tienen encargados de su jefe en su organizacio?n, cuando ya pudimos observar que los individuos podri?an verse y percibirse a si mismos autorrealizados una vez que hayan concretado la misio?n que se les ha encomendado. Lo que es importante recordar es que no hay ningu?n elemento en el mundo que puede otorgar a un ser humano la certificacio?n de sentirse autorrealizado, es decir, que ningu?n organismo externo al Ser, podri?a activar como si fuera un boto?n el hecho o sensacio?n de juzgarse a si? mismo como sujeto autorrealizado. Es aqui? donde vemos otro elemento importante de sen?alar pero que a la vez vuelve a mantener la relacio?n entre si; a pesar de que uno de los te?rminos en cuestio?n es extri?nseco (el logro de la meta ya que se basa en hechos reales) e?ste nutre a un sentido intri?nseco al sujeto, al Ser (la asuncio?n como persona autorrealizada) es decir lo extri?nseco nutre y provoca lo intri?nseco.

2.1.2 Mi pertenencia a El Otro.

Hemos observado la relacio?n que dan en establecer los sujetos entre la Consecucio?n de una Meta y el sentido de Autorrealizacio?n de la persona. Pero mucho ma?s alla? de ello observaremos tambie?n la integracio?n de un mimetismo de equipo y sus integrantes pero mucho ma?s alla? de integrarse a una sola persona, lo cual seri?a cosa imposible ya que en esencia conservan su individualidad de pensamiento y Ser, conceptualizamos la pertenencia a El Otro, y la relacio?n de significado de El Otro. En concepto de relacio?n Gesta?ltica el Ser se involucra con

su entorno y le da significado desde su perspectiva y sentido en su mundo. Es por ello que se pueden integrar en un Campo esa relacio?n de Figura y Entorno. Esto lo observamos en el desarrollo de las actividades del equipo y en la interaccio?n que se observa entre los individuos integrantes e inmersos en las actividades que desarrollan para poder lograr su meta. En el camino a llegar a la autorealizacio?n de su meta, se identifican y reconocen como seres humanos distintos pero a la vez pertenecientes a su entorno, y nutritivos con su compan?ero en igualdad de inmersio?n con respecto de la responsabilidad de su meta. Aceptando y reconociendo el trabajo y la existencia de su compan?ero en la cooperacio?n hacia obtener el objetivo deseado. Es por ello que damos tambie?n en establecer una relacio?n entre el mimetismo del equipo por ser el proceso natural de la integracio?n de un equipo de trabajo y que bajo el enfoque Gestalt identificamos una relacio?n de cada uno de los seres involucrados con su entorno en el cual cobra significado esta relacio?n con sus compan?eros en la relacio?n de Figura Fondo en sentido de darle significado y atencio?n a los dema?s compan?eros integrantes de su entorno y que existen en su campo de influencia y que afectacio?n a su entorno y humor.

Como podemos observar se da en llamar e?sta nuevamente una relacio?n entre la Filosofi?a de corte Gestalt y lo que ocurre cuando un grupo de trabajo encamina sus recursos y energi?a a la conquista de una meta en equipo. Primero pasando de una relacio?n de no? so?lo obtener una meta sino el trascender hacia la autorealizacio?n del individuo a trave?s de ella y no so?lo contener a los compan?eros y dema?s individuos involucrados con la obtencio?n de la meta como elementos competidores y aparte del esfuerzo de uno sino que se llegan a integrar como

elementos que brindan significado a su entorno y le son relevantes para la conduccio?n de su energi?a. En el mejor de los casos catalizando positivamente hacia la brevedad de conquistar el objetivo pero en muchos de los otros, siendo en ocasio?n un bloqueo para la movilizacio?n de energi?a tal parece saboteando como el Pseudo-Yo al instinto natural del Ser de elevarse. Tambie?n podemos observar aqui? una relacio?n entre los catalizadores positivos o negativos a la movilizacio?n de energi?a hacia su elevacio?n del Ser.

2.1.3 La observacio?n de los bloqueos y saboteos de un Pseudo- Yo organizacional.

Justamente como lo venimos dando en llamar, asemejando los elementos Gestalt en un ana?lisis de sus similitudes a la consecucio?n del logro de un objetivo ya sea personal o bien organizacional, ahora observamos finalmente una relacio?n entre lo que ha venido en llamarse un ciclo de la experiencia que describe los pasos y las movilizaciones de energi?a para una consecucio?n de una meta ya sea de forma individual o grupal, igual existen los bloqueos que impiden y sabotean al organismo que busca superarse (autorrealizarse a trave?s del logro de sus objetivos) y que provienen de mismos vicios e interacciones de sus individuos integrantes. Esto pareceri?a de hecho natural ya que todo individuo externa tanto sus virtudes como sus procesos de neurosis, por igual sus introyectos como sus formas de solucio?n ante el mundo. Y todo esto es manifestado dentro del mismo campo de interaccio?n con sus semejantes ya que el proceso de consecucio?n de la

meta es un proceso que se lleva paso a paso y que en cada paso puede haber un punto de inflexio?n en el cual o bien se puede avanzar como se puede retroceder y dudar como podemos comprobar que ha hecho el ser humano a lo largo de toda su historia.

En el hecho de haber observado a los individuos en su interactuar se puderon observar de igualforma que cada uno de ellos externalizaba lo que ellos daban en llamar de forma sencilla sus miedos y precauciones y que bajo conocimiento de una filosofi?a Gestalt demos en llamar introyeccio?n, es decir reglar del deber actuar y ser bajo ciertas condiciones, o bien de haberse manifestado la Descensibilizacio?n en no abordar como propia una meta que les es impuesta, o bien como una proyeccio?n en el hecho de rechazarla de primera mano y achacarla a elementos o seres ajenos a ellos totalmente y que lo trata de sacar de la respo sabilidad de su organismo (es decir de su equipo de trabajo), o bien identificar una retroflexio?n de los comentarios dada la situacio?n de frustraciones en los avances del proyecto encomendado o un aletargamiento en las citas de presentacio?n de resultados finales como lo que asemejari?a una Deflexio?n en evitar el contacto con el medio evaluador de su largo trayecto de esfuerzo para poder dictaminar o no que la Meta ha sido cumplida en cabalidad o fracasada en su intento.

Como podemos observar en muchos procesos de la delegacio?n de un grupo al cumplimiento de una meta se hace observar si ya tenemos un conocimiento de la o?ptica Gestalt, un devenimiento que parece advertir este similitud entre lo humano y colectivo aun con las malversiones que el ser humano conlleva y sobre todo, que son las que nutren su existencia, con los comportamientos de un ser en lo

colectivo, como si uno fuera el todo y el todo integrado con sus complicaciones y adversidades tambie?n lo fuera uno so?lo. Es decir que el organismo pueda manifestarse en un u?nico ser como un ser pueda manifestarse de su consciente colectivo, (Jaspers, Karl).

3. Conclusio?n la asemejacio?n de una organizacio?n a un organismo

Es por eso bajo esta observacio?n del proceso de obtencio?n de una meta entre varios individuos u?nicos, irrepetibles y auto?nomos concluimos en observar que ese logro de metas que pueden ser alcanzadas gracias al esfuerzo individual de aquel integrante 1, 2, 3 y 4 del equipo y que se logra asi? una superacio?n personal tambie?n individualizada pero que proviene de una construccio?n global de la meta. Ninguna persona es una isla, el todo esta? en el todo y como ha de ser arriba es abajo, las metas de logro comu?n han de relacionarse con las victorias personales, de hecho nutrirse de las victorias personales. Bajo esta observacio?n en o?ptica de la Filosofi?a Gestalt, los logros son individuales pero la meta comu?n y la Autorrealizacio?n personal y total.

Y es asi? entonces como desde un principio conocemos al proceso Gestalt como una interrelacio?n del organismo/energi?a con su entorno, siempre propiciando malos aires o buenos vientos pero interactuando indefinidamente con las elecciones y el albedrio del Ser en cuestio?n, es por ello que en este trabajo decido abordar y retomar con mayor e?nfasis las relaciones que se encuentran presentes de manera consciente atencional o no atencional en el campo del individuo y en su visio?n para poder movilizar su energi?a y concretar sus asuntos pendientes, ya no por no decir cerrar sus gestalten ya que comparto la definicio?n que el u?nico momento en el cual se podra? cerrar una Gestalt es cuando se nos presenta la imposibilidad de todas nuestras posibilidades como lo dijera Jean Paul Sartre (Marti?nez, 1995), es decir la muerte y el fin del camino de lo que no podemos experienciar. Sin embargo, eso es meramente un punto de vista personal, trataremos de colocar en la carretera de la Gestalt la relaciones del individuo y su medio para poder interactuar y tan solo imaginar el experimentar con ellas en el individuo ya que en cada Ser habra? sin duda una infinidad de elementos presentes en su campo y como lo deci?a el Dr. Salama (Salama, 2004) ya cada individuo podra? elegir los conexos nutritivos o to?xicos para su fin.

Asi? mismo pudimos abordar el hecho de que estamos abriendo una infinidad de posibilidades tan solo con el hecho de concebir la conexio?n de las figuras y gestalten del individuo que surgen esponta?neamente para e?l pero que adema?s le agregaremos en ese mismo juego dina?mico y complejo como lo es el Ser mismo las conexiones que tenga con los dema?s sujetos de su entorno, sin el a?nimo de

cosificar al entorno sino respetando la libre y espontanea voluntad de sus conge?neres que interactu?an, frustran, apoyan, destruyen, edifican, malhumoran, nutren, desaniman, realientan, pero que indiscriminadamente juzgan las gestalten que surgen y se animan en el Ser que se encuentra inmerso en este mundo. Y por mucho aunque fuera un Ser que se encuentre alejado de todo contacto social con los hombres aun asi? estoy seguro de que su medio de interaccio?n seguira? soplando con el mismo recio que les he dicho al inicio, moviendo como lo hace un viento tormentoso a un globo sin hilo ni ancla en donde va el individuo defendiendo y concibiendo infinidad numerosa de gestalten que surgen espontaneo, hi?per dina?mico y a capricho de la mente, alma, cuerpo, corazo?n e imaginacio?n del Ser, dicho de forma poe?tica, que como ya lo deci?a y proponi?a Goodman (Perls, 1974), que concebi?a a la poesi?a como te?cnica gesta?ltica, considera?ndola desde su etimologi?a, dado que poiesis que significa creacio?n, hacemos referencia a la creacio?n libre y esponta?nea de sus gestalten que surgen y bajan en el infinito mundo del Ser.

Bibliografi?a:

Castanedo, C. y Salama, H. (1991) Manual de diagno?stico intervencio?n y supervisio?n para psicoterapeutas. Me?xico DF. Manual Moderno

Heidegger, M. (1927) Ser y Tiempo. Barcelona. Editorial Planeta.

Jaspers, K. (1981). La Filosofi?a desde el punto de vista de la Existencia. Basilea.

Lewin, K. (1935). A Dynamic Theory of Personality. (Una teori?a dina?mica de la personalidad). McGrawHill Book Co., Nueva York.

Maslow, A. (2005). La personalidad creadora, Barcelona, Kairos.
Perls, F. (2003). Terapia Gestalt. Excitacio?n y Crecimiento de la personalidad Humana.

Madrid, Los Libros del CTP.
Salama, H. (2004). Gestalt de Persona a Persona. Me?xico, D. F.: Alfaomega. Sartre, J. (1943) El Ser y la Nada, Paris. Losada.


Aportaciones de la filosofía Gestalt para facilitar el desarrollo de un programa de autorrealización a través del turismo y la animación

Published by adriansalama on marzo 27th, 2014

Seminario de enfoque Filosófico Gestalt

ENSAYO

Aportaciones de la filosofía Gestalt para facilitar el desarrollo de un programa de autorrealización a través del turismo y la animación

Presentado por

Jocelyn Vázquez Vázquez

Profesor:

Fernando Ortiz Anguiano

Marzo de 2014


Introducción

Todos los seres humanos requieren cubrir un grupo de necesidades y satisfactores, en la Pirámide de Maslow se establecen  dichas necesidades en un orden jerárquico; desde las necesidades fisiológicas hasta las de autorrealización.

Todos los seres humanos estamos durante toda nuestra vida, o cuando menos  la mayor parte de ella, moviéndonos entre varios niveles según sea nuestra realidad exterior, es por ello que es muy recomendable evaluar que necesidades aún no tenemos cubiertas de los niveles inferiores para poder dedicar más tiempo a nuestro desarrollo personal. Hay que poner prioridades y saber reconocer que es lo que nos falta, para asentar nuestra vida sobre bases sólidas en las que los niveles inferiores estén bien fijos y asegurados.

Uno de estos niveles es la necesidad de Afiliación la cual comprende a la participación, asociación y aceptación, esto quiere decir que el hombre necesita relacionarse; ya sea como parte de una comunidad o agruparse con familiares, amistades u organizaciones sociales con la finalidad de fortalecer lazos de amistad, el compañerismo, el afecto y el amor.

Estas necesidades se satisfacen mediante la interacción con otros seres humanos, utilizando normalmente su tiempo libre para socializar. Algunos juegos, por ejemplo, ayudan a aprender a relacionarse con otros en su existir, a la comunicación, a aquellos que necesitan una actividad que fije su atención, además de promover la confianza y la credibilidad. Una actividad satisfactoria es aquella donde la persona se siente interesada, interesante, segura y aceptada.

El turismo es un fenómeno social producto de otro fenómeno social; el tiempo libre, que se consolida y desarrolla gracias a los avances de la civilización moderna. La recreación, en cambio, acompaña al hombre desde sus mismos orígenes, porque es una manifestación natural del ser de la cual no puede prescindir sin que se afecte el equilibrio de la persona.

Desde esa perspectiva es que se busca establecer una relación del enfoque de la Filosofía Gestalt como filosofía de vida, de tal forma que este enfoque Filosófico coadyuve a facilitar e incrementar la calidad de los servicios que prestan las empresas turísticas a personas que requieren esparcimiento, diversión y descanso con responsabilidad, a través de especialistas en animación y recreación.

Desarrollo

Al definir la animación se encuentran dos autores cuyas definiciones son las siguientes; “Se entiende por animación la serie de acciones realizadas por uno o varios individuos sobre un grupo de personas con dos objetivos, el primero desarrollar la comunicación, fomentar la vida social y la cultura en el seno de un establecimiento, creando un ambiente idóneo y duradero, y el segundo dinamizar y promover la economía de la empresa”. (Puertas, s.f., p.30)

Por otro lado el Centro de Estudios Superiores en Turismo (CESTUR) dice; “La animación se constituye como una función dinamizadora de la transformación individual y social. (CESTUR, 1987, p.15)

Por lo tanto, la animación es un conjunto de técnicas derivadas de la recreación que permiten, planificar, organizar y desarrollar diferentes actividades o juegos, con el objetivo de crear un ambiente favorable en un grupo, contribuyendo al incremento de las relaciones sociales en el mismo y a la satisfacción de los intereses y necesidades de las personas en su tiempo libre.

La animación en la hotelería tiene entre sus mayores objetivos que el cliente se sienta satisfecho dentro del hotel y regrese al año siguiente a pasar sus vacaciones nuevamente a aquel lugar que le ofreció un buen servicio de recreación haciéndolo vivir una experiencia única. Además de que la animación permite una atención diferenciada a niños y personas de la tercera edad.

Entonces ¿por qué no buscar a especialistas en animación y recreación para hacer la estancia de los clientes más agradable dentro del hotel? Con el proceso y el tipo adecuado de experiencias, el organismo se abre camino hacia una vida y un crecimiento sano.

Se necesitan animadores con el propósito de guiar el proceso de planeación e implementación de las actividades elegidas previamente por el cliente para su evento, con un esquema de principios, procesos y herramientas prácticas que los conduzcan a planificar, organizar, ejecutar y controlar más técnicamente el evento. Éstos deben tener una función de agente social, que intervengan de forma profesional sobre los clientes intentando establecer, mejorar o modificar actitudes sociales, también transmiten conductas, actitudes y valores.

También deben contar con una función relacional, ya que intentan potenciar los vínculos sociales, emocionales y afectivos que surgen en el grupo así como la integración de las personas en su contexto sociocultural.

Con ayuda de ellos se hallará el espacio donde se encuentren las personas a sí mismas; su espacio. Es necesario hacer actividades que faciliten la atención y el compromiso, evitando que éstas sean de intensa concentración y tiempo.

Cuando la persona se sienta más libre para revelar de sí misma sus emociones, pensamientos y opiniones, y cuando sepa que va a encontrar apoyo y conexión con el animador y en los demás del grupo, ésta se fortalecerá interiormente.

Hay actividades y enfoques que se adecúan mejor que otros a ciertas edades: algunos son más apropiados para escenarios de grupo en tanto que otros funcionan mejor individuales.

La mayoría se pueden adaptar a casi cualquier persona y cualquier tipo de situación. “Hay cinco modos de interacción grupal, los que incluyen los modelos de terapia vivencial, analítico y gestáltico. El observar te lleva a participar, te envuelve” (Fagan, 1971, p.10)

Esto quiere decir que lo que le haces a un individuo también tiene impacto y sentido para los observadores, lo que puede ser de utilidad para un animador. Se debe recurrir a utilizar las técnicas para mejorar el “darse cuenta”, la responsabilidad y las capacidades para escuchar.

La Psicología Gestáltica (Perls, 1987, p.19) dirigida sobre todo al desarrollo personal, cree y confía en la sabiduría intrínseca del organismo, en la persona total que somos para autorregularse de forma adecuada en un medio que no es estático sino cambiante. Afirma que las propiedades del todo emergen de los elementos que lo componen, sin que estas propiedades se encuentren en los elementos aislados. El fenómeno es un todo (Gestalt) que cuando se analiza puede correr el riesgo de perder su identidad porque las propiedades de las partes no definen la del todo resultante.

Conclusión

En conclusión un buen servicio de animación satisface al cliente y contribuye a mejorar los resultados económicos de la empresa.

Motivos suficientes para considerar que es necesario conjuntar y optimizar a través de recursos humanos, materiales y mediante técnicas específicas el desarrollo de actividades individuales y grupales para el uso del tiempo libre con el objeto de descanso, diversión, integración familiar y social así como el desarrollo personal.

Después de haber analizado los conceptos del material didáctico,  se pudo apreciar como la Filosofía Gestalt constituye una importante herramienta que facilita la  resolución de  problemas en las organizaciones a partir del análisis, ayudando a comprender realidades complejas y propiciando cambios en los sistemas organizacionales. El problema abordado muestra  una serie de aspectos que deben tenerse en cuenta para la resolución de problemas empresariales, en este caso hoteleros, donde se realizan aportes particulares que los distinguen a unos de otros, para ser utilizados en un proceso que permita  la resolución de problemas desde una perspectiva integral, general y sistémica.

La Gestalt se fundamenta bajo las premisas de; darse cuenta ya que solo cuando el individuo se da cuenta de qué hace y cómo lo hace estará en la posibilidad de cambiar su conducta; así como, el proceso donde el organismo interactúa con el ambiente para mantener el equilibrio; y el contacto  que es imprescindible para el crecimiento y el desarrollo del ser humano.

Para mí es una filosofía de vida la que puedo utilizar para un turismo de experiencias que ofrezca la posibilidad de vivir algo totalmente nuevo, valioso y que eventualmente podría dejar una huella imborrable en la vida de las personas.

En el turismo, la inmediatez y lo indeterminado de las situaciones reales, habilitan a la Gestalt, los grupos individuales y colectivos, y son estos los que gobiernan sus modos de interpretar y sus modos de actuar. Por ello es la práctica el contexto donde se genera el conocimiento relevante.

Se propone así que los departamentos de animación, cuenten con un programa perfectamente integrado y orientado a satisfacer las necesidades y expectativas del cliente. Con respecto al diseño  de actividades, estas pueden variar entre una empresa y otra, sin embargo un factor determinante radica en el segmento de mercado al que va dirigido. Por lo tanto, estos departamentos deben contar con los objetivos de señalar el segmento al que va dirigida la empresa, así como identificar sus motivos y necesidades para realizar sus actividades, lo que les permitirá ofrecer un servicio de mayor calidad y variedad, en un adecuado balance que permita satisfacer los gustos personales y de grupo que contribuyan a un permanente enriquecimiento de la vida del hombre.

Así se dará un servicio de animación muy completo que facilitará a los clientes potenciales valorizar mucho más su tiempo libre, permitiéndoles emplearlo de forma creadora, mediante la práctica de diversos juegos y actividades recreativas que aporten socialización y mejoren su calidad de vida tanto psíquica y física.

Para finalizar, pretendo desarrollar un programa basado en la filosofía Gestalt, enfocándome en el turismo de experiencias, que abarca “el aquí y el ahora” al proponer; motivos (para qué hacer determinada actividad en determinado lugar), interacción del cliente con el lugar, con las actividades y con la gente que lo acompaña, procurando crear un proceso transformacional donde ambas partes se enriquezcan por el encuentro, haciendo que una misma experiencia sea vivida siempre de manera diferente.


Referencias

CESTUR. (1987). La animación en el contexto de desarrollo turístico. México: CESTUR.

Perls, F. (1987). El Enfoque Gestáltico y Testimonios de Terapia. Cuatro Vientos, Santiago,Chile.

Puertas, X. (s.f.). Animación en el ámbito turístico. España: Síntesis.


Enfoque Gestalt en la calidad de vida

Published by adriansalama on marzo 27th, 2014

Seminario del enfoque Filosófico Gestalt

ENSAYO

Enfoque Gestalt en la calidad de vida

Presentado por

Claudia Icela Pulido Gómez

Profesor:

Fernando Ortiz Anguiano

Marzo de 2014

Introducción

La calidad de vida ha sido definida desde diferentes disciplinas y, en todas ellas, el factor común es que tiene gran relevancia para el ser humano el cual siempre está en busca de alcanzarla.

En el presente ensayo hablaremos de la calidad de vida durante la etapa en la que el ser humano dedica parte de su tiempo a desarrollar actividades laborales y se encuentra dentro de un entorno económico, visualizaremos como la Filosofía Gestalt puede ayudar al ser humano a verse a sí mismo como un elemento integrante de su entorno, su interacción con éste y como es la relación directa que tienen entre sí, así como su impacto en la definición y búsqueda de su calidad de vida, finalmente brevemente esbozaremos algunos efectos del cambio que ha sufrido la familia en las últimas décadas desde el punto de vista de los roles de sus integrantes y como dichos cambios han venido a replantear su concepto de calidad de vida.

Desarrollo

1.- La importancia de la Filosofía Gestalt en la calidad de vida durante la edad laboral

En un mundo globalizado se habla de la calidad de vida como un estado ideal del ser humano; durante la edad laboral, muchas veces la calidad de vida es percibida como el tener una vida plena en lo económico, lo social y hasta en lo político en los cuales se buscan satisfacciones hasta cierto punto inmediatas algunas veces aislándose del medio ambiente del que se es parte.

De acuerdo a la Enciclopedia Libre Universal la calidad de vida es: “El bienestar, felicidad, satisfacción de la persona que le permite una capacidad de actuación o de funcionar en un momento dado de la vida”, durante la edad laboral los beneficios económicos y las recompensas sociales de aceptación y pertenencia es lo que se percibe como calidad de vida, éstos beneficios pudieran esconder situaciones no cerradas que se ocultan pero que en los momentos de estrés o crisis pueden llevar a situaciones que atenten con dicha calidad de vida.

El enfoque filosófico Gestalt facilita al ser humano en edad laboral percibir su entorno y ampliar su percepción del momento que vive y descubrir cómo la calidad de vida puede ser diferente si logra darse cuenta de cómo vive las etapas de su vida, incluso en sus diversos círculos sociales de los cuales forma parte como lo es su misma familia con la cual observa la importancia de la calidad de vida desde otro punto de vista. Así el ser humano puede expandir su consciencia para responsabilizarse de sus acciones y lograr vivir en armonía con su medio ambiente, con respeto al entorno y a sí mismo.

La rutina de las actividades diarias envuelve al ser humano en su día a día de tal forma que el objetivo que busca lograr al estar en un rol de trabajo se vuelve su prioridad dentro de su mente e inconscientemente sus acciones tienden a acomodar los demás aspectos de su vida alrededor de su trabajo.

Para entender mejor las razones de éste comportamiento (refiriéndonos como éste ser humano a las personas en vida económicamente activa y que requieren laborar para sustentar sus necesidades y privilegios diarios) es importante visualizarlo dentro de la prioridad de sus necesidades a cubrir.

La necesidad de sustento se vuelve prioridad cuando no se cuenta con otros recursos para cubrir las necesidades básicas, sin embargo, una vez que éstas necesidades básicas son cubiertas, la necesidad sube en la escala, según la teoría de la motivación humana de Maslow (1943), y la búsqueda de la satisfacción de otro tipo de necesidades, como son las de seguridad, pertenencia, autorealización e incluso la necesidad de trascendencia se vuelven la motivación principal del individuo a costa, a veces, de momentos y acciones que a los que están a su alrededor pudieran apreciar más importantes de acuerdo a la relación de dependencia que los une.

En éste círculo de necesidades cubiertas y descubiertas, el individuo diseña su vida en función de éstas prioridades y cuando su conciencia está abierta hacia aquello que no fue tomado en cuenta usualmente es hasta que se presenta una situación de emergencia o caos y no queda más que verlo en su verdadera dimensión y dedicarle tal vez mayor tiempo y energía de lo que pudo haber requerido si hubiera sido tomado en cuenta en su momento, todo esto pudiendo repercutir en la vida laboral que al principio ocupaba el primer lugar y finalmente afectando una gran cantidad de planos en los que el ser humano se mueve y terminando esto a completar un círculo vicioso del cuál podría ser muy difícil salir.

De acuerdo a la Filosofía Gestalt, como filosofía de vida, es posible percibir la conducta del individuo descrito al darse cuenta cómo organiza su vida, cómo toma sus decisiones al momento de haber cubierto sus necesidades básicas y cómo decide seguir en la misma dirección, cómo prioriza y cómo visualiza las necesidades de los que lo rodean, de su entorno.

Como señala Perls (1966), en una de sus conferencias: un estado de neurosis es el pretender ser otra persona jugando los diferentes roles que interpretamos que las situaciones nos exigen, la persona transforma su rol básico de ser humano, padre, madre, hermano, amigo y se concentra  en el rol de trabajador ya que interpreta que la sociedad, la empresa en que labora o su misma familia, le atribuirá mayor valor si se dedica solamente a trabajar y entra en un estado de insatisfacción permanente por lo que busca algo más cada vez que alcanza a satisfacer lo que persigue cada momento.

En esta forma de actuar el ser humano recarga la total responsabilidad de las acciones que realiza al medio ambiente ya que se la pasa adaptándose a lo que, desde su interpretación, se espera de él. En la filosofía Gestalt el ser humano logra ser consciente de ésta situación, al desarrollar las habilidades que requiere para responsabilizarse de su actuar y de las decisiones que tome de acuerdo a su medio ambiente y de los que lo rodean, en el entendido que son sus acciones y sentimientos del presente, cómo las asume, lo que le permite desarrollar una mejor relación con su entorno y a cumplir con el propósito permanente de estar en el mundo conscientemente.

De esta forma, la filosofía Gestalt, integra la escala de necesidades de Maslow que se refieren a los motivadores que de forma muy profunda mueven al ser humano y se concentra en los efectos y sentimientos que las acciones realizadas para cumplir dichas necesidades conscientemente en el aquí y ahora, tanto para la persona como para su entorno.

Si su percepción del presente cambia de acuerdo al cambio de conciencia desde el pasado y para el futuro, el ser humano ésta en transformación permanente, en el aquí y ahora, que puede manifestar al observar su entorno actual y el impacto que causa en él, entonces sus acciones e intenciones cambiarán y su interacción con el mismo será diferente, más dirigida de acuerdo a su nuevo estado de conciencia.

Cuando el ser humano mueve las fronteras del alcance en los que tiene establecido el mapa mental sobre su entorno, la posición que él ocupa en el mismo cambiará y por lo tanto las posibilidades de impacto de lo que actualmente realiza, abriéndose toda una nueva realidad que dará un sinfín de posibilidades de actuación sobre las cuales organizar su vida y sobre las cuales su entendimiento de calidad de vida cambiará su significado para replantearse nuevos componentes de lo que es para él (darse cuenta lo importante que es él para el mundo) y ser responsable de sí mismo.

1.1 La calidad de vida en la familia

Una parte importante del entorno del ser humano lo constituye la familia. Tomando en cuenta que la familia es la base de una sociedad, es en ella donde el ser humano tiene importante impacto y una relación directa dentro de la construcción de su calidad de vida.

Durante la mayor parte del siglo XX la lógica sobre la cual se organizó la vida laboral y familiar fue la siguiente: el hombre, jefe del hogar, era el proveedor encargado de la manutención de toda la familia, la mujer, tenía a cargo las tareas de su casa y el cuidado de todos los que formaban la familia, esto sin recibir remuneración.  Dentro de éste arreglo de roles, la visión desde el punto de vista fenomenológico era de un plano en el que los papeles estaban establecidos de forma estable, eran observados desde ese ángulo y rara vez se salían de tal esquema. Fue hasta las últimas tres décadas del siglo XX cuando los papeles comenzaron a variar poco a poco hasta que el papel de proveedor en la familia, en ciertas familias, cambió generando arreglos familiares en los que las actividades, tanto laborales como de la casa, se compartieron y en algunos casos se invirtieron, dando paso a una nueva situación y por lo tanto una visión diferente del mismo núcleo familiar.  Esta nueva perspectiva cambió el concepto de calidad de vida en la familia, representando nuevas ventajas, como las de tener mayor posibilidad de provisión de recursos y por lo tanto, si las decisiones son las adecuadas, mejor alimentación, educación, vestido, etc., sin embargo, se incorporaron también los problemas de la cantidad de tiempo e influencia en la formación de la familia por parte de los, en estos casos, dos jefes de familia que se reparten el papel de proveedor.  Esta nueva visión cambió la perspectiva de éste fenómeno conocido como familia al cual se le observa distinto al anteriormente comentado y, por ende, sus intereses y valores han cambiado radicalmente haciendo necesario el establecimiento de nuevos paradigmas en la dinámica de sus miembros y de su entorno.

La nueva perspectiva o fenómeno familiar constituye la nueva forma materia de estudio de la filosofía Gestalt; al observar la realidad que se presenta es posible replantear un nuevo enfoque de lo que su calidad de vida representaría para todos los miembros de la familia, éste nuevo enfoque dependería de lo que los miembros de cada familia determinen en el contexto de sus actividades, personalidades, necesidades, etc., es decir, en la observación y conciencia que tengan de ellos mismos.

Conclusión

En conclusión, observamos que la calidad de vida es definida por cada ser humano de acuerdo a la visión que tiene de sí mismo y de su impacto en el entorno, si conscientemente incorpora a su vida el enfoque filosófico Gestalt, su conciencia en cuanto a todo lo que él es y lo que significa para su entorno se transformará y de esta forma será capaz de interpretar su realidad para modificar su presente y alinearse a la nueva realidad observada; ésta toma de consciencia lo lleva a un nuevo orden en su vida que lo hará comprender su calidad de vida de una forma muy diferente y de mayor beneficio para todos los que lo rodean y para él mismo, con acciones que impacten a su familia como unidad social inmediata y a través de ella a la sociedad de la cual forma parte.

Referencias

Fagan e Lee Shepherd (compiladoras) (1970/2003). Teoría y Técnica de la psicoterapia gestáltica, Argentina: Amorrortu editores

Heidegger M. (1927) Ser y Tiempo. Traducción, Prologo y Notas Eduardo Rivera. Chile: Edición electrónica www.philosophia.cl Escuela de filosofía Universidad ARCIS.

Organización Internacional del Trabajo y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. (2009), Trabajo y Familia: Hacia nuevas formas de conciliación con corresponsabilidad social. Suiza: Publicaciones de la OIT

Ortiz A. Fernando. (2014). Seminario del Enfoque Filosófico Gestalt, México: Universidad Gestalt. (Presentación)

Filotecnologa.files (2014), Introducción, la fenomenología, su contexto y dificultad. Recuperado el 15 de marzo de 2014.

http://filotecnologa.files.wordpress.com/2011/06/introduccion-a-la-fenomenologia-primera-parte.pdf

La Enciclopedia Libre Universal en Español. (2014), Calidad de Vida. Recuperado el 13 de marzo de 2014. http://enciclopedia.us.es/index.php/Calidad_de_vida.


La comunicación no verbal y los niños de preescolar

Published by adriansalama on marzo 13th, 2014

Pola Saadia es alumna de la Universidad Gestalt y está actualmente estudiando la maestría en psicoterapia gestalt.

polasaadiab@hotmail.com

La mayoría de las personas que no ha trabajado con niños o que nunca ha tenido hijos cree que los niños solamente absorben lo que uno les enseña y que no tienen mucho que aportar. A diferencia de esto, todos los que hemos convivido o trabajado con ellos podríamos quedarnos horas explicando todo lo que un niño nos ha enseñado. En mi experiencia, cuando di clases en un grupo de preprimaria los niños me enseñaron a leer el lenguaje no verbal, y a lo mucho que sus caras y movimientos podían decirme sin que ellos tuvieran que hablar.

Todos hemos oído el clásico dicho de ¨Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad¨, en este caso es totalmente cierto, los niños no controlan aquello que demuestran. Son las personas más reales y sinceras que pueden existir. Simplemente son como son, y no están intentando aparentar ser alguien más.

El lenguaje no verbal en los niños se puede detectar con mucha facilidad, simplemente observando con detenimiento los gestos que hacen, los abrazos que te dan, sus ojos llenos de emoción, su sonrisa, el cómo se mueven dentro del salón, su cara de asco cuando algo del lunch no les gusto, su risa cuando les estás contando algo divertido, sus ojos llorosos cuando se pelean con algún amigo o sus brazos cruzados y la boca apretada cuando por haberse portado mal tenían menos tiempo para jugar en el patio.

Con tan solo observarlos unos momentos puedes darte cuenta perfectamente quién esta contento, quién se paró tarde y viene con el pelo despeinado y los ojos de dormido, quién viene con muchas energías y quién definitivamente se peleó con alguien en el camión o amaneció un poco enojado

Cualquiera podría decir que esto no sirve de nada y que simplemente detenerte a observar a cada uno cuando llega al salón sería una completa perdida de tiempo

Pero si yo les dijera que eso hizo que yo como maestra de preprimaria pudiera tener mucho más control sobre el salón de clases. Que podía enseñar con la tranquilidad de que se iban a portar bien y que cada niño estaba obteniendo lo que necesitaba de mi como maestra me lo creerían

Pues puedo asegurarles que dedicarle algunos segundos o incluso minutos a saludar a cada niño cuando entraba al salón de clases en la mañana, observando su lenguaje corporal y viendo que está intentando decir con su manera de saludarme o los gestos que hacia podía darme las herramientas para trabajar con ellos de manera más efectiva durante el resto del día.

Obviamente utilizando eso a mi favor, ya sea poniendo al niño con más energía de ayudante en lugar de que este interrumpiendo la clase, y a aquel que venía triste a que enseñe a los demás algo que sabe hacer muy bien, para así poder tener al grupo con más ganas de trabajar.

Por lo que considero de suma importancia que las maestras de preescolar dediquen algunos minutos a observar el lenguaje corporal de sus alumnos cuando llegan al colegio en lugar de comenzar directamente con la clase, eso y obviamente saber leer ese lenguaje corporal podrá hacer que saquen mucho más provecho de sus clases y que los alumnos las disfruten más.

TAGS: #gestalt #psicoterapia #psicologia #terapia#psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #maestria#maestriagestalt


“ S I G N O Y S I M B O L O ”

Published by adriansalama on marzo 12th, 2014

Ernesto Nuño Gutiérrez es alumno de la Universidad Gestalt y está estudiando la maestría en psicoterapia gestalt su correo es:

enuno@nab.mx

El signo es lo que hace presente al conocimiento algo distinto de lo que él es en sí. El signo manifiesta o hace conocer; y manifiesta o hace conocer algo distinto de sí, cuyo lugar ocupa, y con relación a lo cual desempeña una función ministerial y de lo cual depende como de su medida[1].

Antiguamente se distinguían el signo natural y el signo convencional, a los cuales corresponden respectivamente las nociones de signo propiamente dicho y símbolo. Todo signo está constituido como tal, por la relación típica de manifestación de otra cosa, en calidad de substituto o de vicario de ésta. Así, que el humo haga conocer al fuego antes que al agua, y la huella del buey al buey más bien que al hombre (signos), y el concepto del caballo al caballo antes que a la piedra (símbolo), está fundamentado sobre una proporción real e intrínseca de esos signos con sus significados. Podemos definir al símbolo como un signo-imagen: algo sensible que significa un objeto en razón de una relación presupuesta de analogía. La palabra es un símbolo por excelencia.

¿Qué es la palabra? ¿Qué ocurre cuando decimos que un vocablo o una proposición significan o intentan decir algo? Mediante el lenguaje pretendemos dar sentido y expresar aquello que sentimos y pensamos y hacerlo inteligible para nosotros mismos y para los demás. ¿Cómo se realza esta transmutación de unos sonidos articulados o de unos signos gráficos mediante la cual adquiere claridad el pensamiento y se hace posible dialogar consigo mismo y con los demás? ¿Qué es significar? ¿Qué es entender?

Mediante una asociación natural o arbitraria se establece un enlace entre dos cosas, de tal manera que en presencia de la primera nos sentimos proyectados hacia la segunda. De la misma manera el lenguaje establece un vínculo entre cada palabra o grupo de palabras y la cosa o cosas significadas por ellas.

Entre el signo y la significación hay una diferencia fundamental. El signo es, en verdad, un caso particular del fenómeno de la asociación de ideas. La significación no tiene esencialmente nada que ver con los fenómenos de la vida asociativa. La función del signo supone que la atención se dirige, en primer lugar, a él y sólo a partir de él a la cosa signada. El signo es anterior a la cosa y se mantiene claramente separado de ella. La mente, al topar con el signo, no lo penetra. Rebota y salta más allá. En el lenguaje ocurre todo lo contrario. Lo prmero que percibimos no es el cuerpo material de la palabra. Cuando hablamos, escribimos, leemos o seguimos el curso de una conversación no atendemos a las palabras por si mismas. La intención mental penetra en ellas, las impregna, las trasciende y a través de ellas se dirige directamente a la cosa significada.

Esto que da sentido a la palabra en todos sus usos, que aparece cuando el vocablo desaparece y desaparece cuando el vocablo se pone en primer término, ¿Qué es? Es el concepto.

Entre las múltiples características de la palabra con sentido –voluntad de expresión, voluntad de modificar el estado de espíritu del prójimo, etc.- hay una fundamental: la palabra siempre hace alusión a una realidad que se halla más allá de sí misma y a la cual aludimos a través de ella mediante lo que Husserl llama la “intención significativa”.

El vocablo no tiene sentido por sí mismo. Para que lo adquiera es preciso dárselo. La intensión significativa se infiltra en el cuerpo muerto de la palabra, lo orienta, le da vida y lo pone en vibración. Mediante ella, el mismo vocablo adquiere una significación precisa y univoca (por ejemplo, mediante la intensión significativa, la palabra manguera puede referirse a un ducto por el que circula el agua o a una mujer que vende mangos). La intensión significativa determina el sentido de la palabra y la convierte en una función dinámica de la vida espiritual. La significación es un acto de referencia, una aspiración, mediante la cual mencionamos y aludimos a realidades que no nos son presentes, dialogamos y discernimos acerca de ellas.

La ausencia de las realidades mentadas por la palabra separa y distingue la significación de los demás fenómenos de conciencia en los cuales nos referimos también a algo. En la percepción o en la representación, a través de aspectos sensoriales diversos, nos son dadas directamente “cosas”. Las cosas que nos son dadas en ellos nos son de alguna manera presentes. En el acto de pura mención, característico de la referencia verbal, los objetos a los cuales nos referimos no son presentes sino ausentes. Este es el fenómeno de la conciencia de ausencias a que se refiere la fenomenología[2].

En la práctica psicoterapéutica, tanto la intensión significativa como las simples relaciones simbólicas son de gran utilidad. Mediante la adecuada atención a la intensión significativa podemos establecer una adecuada comunicación empática y mediante las simples relaciones simbólicas, conocemos no solo lo que el otro expresa en semblantes y gestos, sino lo que oculta detrás. Acaso vemos que alguien pone un semblante triste, pero en verdad no está afligido. Mas aún, podemos oír que alguien hace una observación inoportuna y ver que se ruboriza por ello, entonces no solo entendemos la observación y vemos la vergüenza en el rubor, sino que conocemos que él reconoce su observación como inoportuna y que se avergüenza porque la ha hecho[3].

Como ya se deja ver en lo expuesto anteriormente, los símbolos son emisarios de realidades ausentes, en el humo no está el fuego, pero nos remite al fuego, en la huella del buey no está el buey pero nos remite al buey, sin embargo, existen signos naturales en la vivencia del hombre, que no nos remiten a realidades ausentes, sino a realidades presentes pero que no son visibles sino perceptibles en virtud de la aparición del signo, como puede ser el rubor como signo de la vergüenza o de la ira, la voz quebrada como signo de la aflicción, las lágrimas como signo del dolor. En estos casos, el rubor, la voz quebrada y las lágrimas tienen corporalidad y presencia para el observador, y lo hacen suponer la actualización o presencia simultánea de la vergüenza, la aflicción y el dolor que no tienen corporalidad pero que están presentes. Estos signos podríamos llamarlos signos vivenciales, ya que no corresponden a asociaciones de ideas sino a experiencias (vergüenza) que al tiempo de actualizarse producen paralelamente el signo (rubor). Tampoco se produce en estos signos una intensión significativa que los impregne, pues aparecen de manera involuntaria como reacción fisiológica aparejada necesariamente con la experiencia en determinado individuo. Estos signos nos permiten aproximarnos a la experiencia del otro que no es perceptible para el observador, pues no podemos conocer la actualización de su dolor si no es por la presencia de las lágrimas, no podemos conocer la actualización de la vergüenza sino por la presencia del rubor. Estos son signos que revelan lo que está experimentando un individuo, aún en contra de su voluntad de no revelar su experiencia. Son signos involuntarios.

En la psicoterapia, es de extraordinaria importancia práctica el hecho de que los símbolos sean correctamente comprendidos por el psicoterapeuta, ya que son el medio auxiliar con el que pueden eliminarse las disociaciones neuróticas al suministrar a la conciencia una actitud que se considera como sanadora[4].

Los signos tienen una función comunicativa intencional o no intencional tanto en la vida individual como en la vida social. El signo interesa a toda la extensión del conocimiento y de la vida humana; es un instrumento universal en el mundo humano, como el movimiento en el mundo físico.

BIBLIOGRAFIA:

  • Avila, Raul. La LENGUA y los hablantes. Ed. Trillas. Cuarta Edición. México, 2012.
  • Knapp Mark L. La Comunicación no verbal. Ed. Paidos. Primera Edición. México 1982.
  • González Navarro, Francisco. Lo Fáctico y lo Sígnico. Editorial Eunsa. Pamplona, España 1995.
  • Jung, Carl Gustav. Simbología del Espíritu. Fondo de Cultura Económica. México. 2011.
  • Maritain, Jacques. Cuatro Ensayos sobre el Espíritu en su Condición Carnal. Editorial Cclub de Lectores. Buenos Aires, Argentina. 1980.
  • Stein, Edith. Sobre el Problema de la Empatía. Editorial Trotta. Madrid, España. 2004.
  • Xirau, Joaquin. La Filosofía de Husserl. Ediciones Troquel. Buenos Aires, Argentina. 1966.

TAGS: #gestalt #psicoterapia #psicologia #terapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #maestria #maestriagestalt


[1] Maritain, Jacques. Cuatro Ensayos sobre el Espíritu en su Condición Carnal. Editorial Cclub de Lectores. Buenos Aires, Argentina. 1980.

[2] Xirau, Joaquin. La Filosofía de Husserl. Ediciones Troquel. Buenos Aires, Argentina. 1966.

[3] Stein, Edith. Sobre el Problema de la Empatía. Editorial Trotta. Madrid, España. 2004.

[4] Jung, Carl Gustav. Simbología del Espíritu. Fondo de Cultura Económica. México. 2011.


Google Plus