Resumen de Neuroanatomía y Neurofisiología

Por: Roy Campos
Publicado el 03/07/02 a 22:33:38 GMT-06:00

I ANATOMIA Y FUNCIONES DEL MESENCÉFALO

Las secciones a través de toda la cabeza demuestra claramente que el cerebro medio forma un lugar de transición (y conducción de fibras) entre el tallo encefálico y el cerebro.

Entre las muchas funciones concentradas en las partes del cerebro medio destacan los movimientos de cabeza; y las lesiones en distintas partes de él pueden causar hemiplejias del motor ocular, facial o del trigémico.

El mesencéfalo o cerebro medio contiene cinco estructuras básicas:  base, tegmento, techo,  sustancia gris periacueductal y pedúnculo cerebeloso superior.

La base del cerebro medio contiene los pedúnculos cerebrales.  En la porción ventral también se encuentra la sustancia negra con sus células de neuromelanina.

El tegmento del mesencéfalo contiene todos los haces de la médula espinal.  En su centro se encuentra el núcleo rojo y en el tegmento superior el núcleo patético y los núcleos del motor ocular común.

El techo del cerebro medio está formado por dos pares de tubérculos cuadrigénicos, (los tubérculos superiores y los interiores), los cuales contribuyen  a la formación de los haces tectospinales cruzados, que se encargan de los reflejos del parpadeo y movimientos de la cabeza al seguir fuentes repentinas de sonido de imágenes visuales.

La sustancia gris periacueductal contiene haces autónomas descendentes, así como células productoras de endorfinas que suprimen el dolor.

El pedúnculo cerebeloso superior contiene fibras eferentes del núcleo dentro del cerebelo.

II DIENCÉFALO

El diencéfalo es parte del cerebro; incluye al tálamo con sus cuerpos geniculados, el hipotálamo, el subtálamo y el epitálamo. El tercer ventrículo se encuentra entre las mitades del diencéfalo.

Cada hemisferio cerebral contiene un tálamo, el cual es una masa grande y ovoide de núcleos grises.  El ancho extremo posterior, pulvinar, se extiende sobre los cuerpos geniculados interno y externo.  El delgado extremo anterior contiene el tubérculo talámico anterior.  En muchos individuos hay una adhesión intertalámica o masa intermedia entre los dos tálamos.

Dependiendo de las conexiones anatómicas, el tálamo se puede dividir en cinco grupos nucleares funcionales: sensitivo, motor, límbico, multimodal e intralaminar.  El tálamo, mas que la corteza sensitiva, puede ser la estructura crucial para la percepción de algunos tipos de sensaciones (dolor)y la corteza sensitiva puede funcionar para dar detalles mas finos a las sensaciones.

El hipotálamo se encuentra debajo y ventral al tálamo y forma el piso y las paredes inferiores del tercer ventrículo.  Los puntos externos sobresalientes del hipotálamo son el quiasma óptico, el tuber cinereum con su infundíbulo, que se extiende hacia el lóbulo posterior de la hipófisis, y los cuerpos mamilares, que se encuentran entre los pedúnculos cerebrales.

Cada lado del hipotálamo se puede dividir en un área hipotalámica medial que contiene muchos núcleos y un área hipotalámica lateral que contiene sistemas de fibras.

Las funciones principales del hipotálamo son:

1)    Regulación del comer
2)    Regulación de una función autónoma
3)    Regulación de la temperatura corporal
4)    Regulación del equilibrio hídrico
5)    Regulación de la función de la hipófisis anterior
6)    Control del ritmo cardiaco
7)    Expresión de la emoción

El hipotálamo queda en posición medial y rostral al subtálamo; lateralmente está la cápsula interna.

El hipotálamo está formado por el trígono habenular, el cuerpo pineal (o epífisis del cerebro) y la comisura posterior.

III SISTEMA ACTIVADOR RETICULAR ASCENDENTE.

Extendiéndose hacia arriba en dirección al cerebro desde la formación reticular mesencéfalica se encuentran varias vías difusas que terminan en casi todas las zonas, tanto del diencéfalo como del cerebro.  Este sistema se llama de manera global, sistema reticular activador.

Grupos dispersos de células de diferente tamaño y forma, dentro de un retículo denso de prolongaciones celulares, incluyendo dendritas y axones.  La formación reticular está formada por regiones del tegmento del tallo encefálico, el área hipotalámica lateral y los núcleos medial, intralaminar y reticular del tálamo.

La regulación del estado de despierto y  el grado de conciencia en una función generalizada de la formación reticular, y los trastornos del sueño tienen regularmente su origen en ella.

Son dos los tipos básicos de estímulos que tenderán especialmente a incrementar la actividad del sistema activador.  Estos son:

1)    Estímulos sensoriales provenientes casi de cualquier parte del organismo.

2)    Estímulos retrógrados provenientes del cerebro que llegan principalmente a la porción mesencefálica de la formación reticular.

Cuando un animal duerme y entran súbitamente señales sensoriales apropiadas en el sistema reticular activador, harán que el animal despierte de inmediato, esto se llama “Reacción de excitación”.

IV LÓBULO TEMPORAL

El lóbulo temporal es inferior a la cisura lateral y se extiende hacía atrás hasta el nivel de la cisura parietooccipital en la superficie medial del hemisferio cerebral.  La superficie lateral del lóbulo temporal está dividida en tres circonvoluciones paralelas:

Las circonvoluciones temporales superior, media e interior.   Estas están separadas por los surcos temporales superior y medio.

En el lóbulo temporal se encuentra el área 41 (Corteza auditiva principal) y el área 42 (Corteza auditiva de asociación), además de áreas de asociación multimodales.

Lesiones en áreas 41 y 42 pueden ocasionar sordera verbal, en la cual los pacientes no pueden comprender o repetir el lenguaje hablado, pero responden de manera apropiada a los sonidos ambientales (No están sordos) y comprenden el lenguaje escrito (No hay afasia).

V LÓBULO PARIETAL

El lóbulo parietal se extiende desde la cisura central hasta la cisura parietooccipital y lateralmente hasta el nivel de la cisura lateral, el surco póscentral se encuentra por detrás de la circunvolución parietal ascendente.  El lóbulo parietal superior se encuentra arriba de la porción horizontal del surco intraparietal, debajo de este queda el lóbulo parietal inferior.

Las áreas de Brodmann 1,2, y 3 están en el lóbulo parietal y son las principales áreas sensitivas poscentrales, (Además de otras áreas de asociación sensitivas o multimodales)

Una lesión en las áreas 3–1-2 del lóbulo parietal causan incapacidad para medir o localizar la intensidad de objetos dolorosos, perdiendo sensibilidad cutánea.

VI LÓBULO OCCIPITAL

El lóbulo occipital es el lóbulo posterior en forma piramidal, situado por detrás de la cisura parietooccipital.  El surco occipital lateral se extiende transversalmente a lo largo de la superficie lateral, dividiendo al lóbulo occipital en las circonvoluciones superior e inferior.

La circonvolución lingual (temporoccipital posterior) está entre la cisura calcarina y la parte posterior de la cisura colateral.  La parte posterior de la circonvolución fusiforme (temporoccipital medial) está sobre la superficie basal del lóbulo occipital.

En el lóbulo occipital se encuentran: el área 17 (Corteza estriada o corteza visual principal) y las áreas 18 y 19 que son áreas de asociación visuales.

Una lesión en las áreas 17, 18, 19 del lóbulo occipital causan el síndrome de Antón, el cual causa alucinaciones, reflejos pupilares o ceguera cortical.

VII LÓBULO FRONTAL

El lóbulo frontal se extiende desde el polo frontal hasta el surco central y la cisura lateral.  El surco precentral es anterior a la circonvolución prerrolándica y paralelo a la cisura central.  Los surcos frontales superior e inferior se extienden hacia el frente y abajo desde el surco precentral, dividiendo la superficie lateral del lóbulo frontal en tres circonvoluciones frontales superior, medial e interior.

En el lóbulo frontal se encuentran las áreas 4,6, y 8.  El área 4 es el área motora principal en la circonvolución prerrolándica.   El área 6 es parte del circuito motor de asociación, el área 8 está relacionada con los cambios en la pupila.  Además existen otras áreas frontales de asociación.

Una lesión en las áreas de Brodmann 4-6-8 en el lóbulo frontal puede causar crisis convulsivas como la epilepsia jacksoniana.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario