RESISTENCIA AL CAMBIO

Alba Nidia Mora Contreras

Grupo: V-0625

Supervisión de Casos Clínicos 1

RESISTENCIA AL CAMBIO

alba.mora.25@gmail.com

A lo largo de nuestras vidas hemos enfrentado diferentes situaciones que producen placer y otras que, por el contrario, generan dolor y una insatisfacción generalizada; sin embargo, la mayoría de las veces se relacionan con la incapacidad de expresar tanto pensamientos como emociones por el temor de ser rechazados o criticados por el “otro”. Este miedo la mayoría de las veces impide soltar personas que lastiman a pesar de ser conscientes de eso; en cambio, se prefiere estar enganchado a ellos por miedo a lo desconocido. Estos temores llegan a ser tan grandes que logran paralizar y generar una serie de pensamientos que justifican la resistencia al cambio, la falta de responsabilidad y la evasión de las emociones, es decir:

“Vivir la vida de una forma satisfactoria supone el empezar y acabar una situación en cada aquí y ahora, expresando nuestros sentimientos y nuestras sensaciones” (Martín & Vázquez, 2005, pág. 203)

El concluir situaciones pendientes engloba la idea natural de pérdida o fracaso, acarreando una serie de intentos de evitación ante el dolor que éste genera; aunado a esto, se encuentra el miedo a lo desconocido, a lo nuevo; que a su vez motiva la resistencia a soltar, a dejar ir.

Dentro de la terapia Gestalt, el trabajo del terapeuta consiste en guiar al paciente al “darse cuenta” de los temores y de apoyar en el proceso de liberación. En base al trabajo terapéutico de Ángeles Martín (Martín & Vázquez, 2005, pág. 209) una herramienta que permite al paciente despedirse de la persona con la cual se encuentra enganchada es la elaboración de una carta de despedida, misma que requiere de un proceso que permita al paciente llegar a ese “darse cuenta” por sí mismo.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Escribir una despedida hacia la persona que se desea liberar
  2. Leer la despedida vivenciando la situación expresada y los personajes
  3. Tomar conciencia de los propios sentimientos
  4. A través de esos sentimientos personales, cuestionar: ¿cuál es tu sentimiento con respecto a la despedida en general? ¿Qué sientes con respecto a X? ¿Qué le dirías? (Generar técnica de silla vacía) ¿Qué sientes con respecto a ti mismo? ¿Hay algo de lo que te des cuenta?
  5. A partir de estas preguntas se le solicita al paciente que realice una nueva despedida.
  6. Se repiten los pasos 2 y 3
  7. Ahora se le cuestiona al paciente: ¿Cuál es tu sentimiento con respecto a la despedida en general? ¿Qué sientes con respecto a X? ¿Qué le dirías? (Técnica de la silla vacía)

¿Qué sientes con respecto a ti mismo? ¿A quién o a que deseas decir adiós? ¿Qué lo dificulta? ¿Cuál de las dos despedidas has vivido más auténtica? ¿En qué te basas para decirlo?

  1. Finalmente se le pregunta: ¿hay algo de lo que te das cuenta?

Bibliografía

Martín, Á., & Vázquez, C. (2005). Cuando me encuentro con el Capitán Garfio…(No) me engancho. España: Desclée de Brouwer.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario