Recuperando mi mitad de naranja.

UNIVERSIDAD GESTALT DE AMERICA

SUPERVISION

PROF: ADRIAN SALAMA

ARTICULO

MAESTRIA EN PSICOTERAPIA GESTALT

MARIANA ORTIZ CERVANTES

GRUPO 0619

mol656@yahoo.com

Al leer el titulo les pudieron haber venido a la mente diferentes ideas, una de ellas es recuperando a mi pareja, porque o de donde nos viene esta idea, de la famosa y tan conocida frase “Mi mitad de naranja”.

Desde muy pequeños hemos oído conversaciones en las que se refieren a su mitad de naranja para decir que es su pareja perfecta, que están hechos el uno para el otro, que el uno es la felicidad del otro.

Esta frase de principio nos parece bastante inocente, pero todo lo que esta frase implica es lo que a mi parecer es realmente preocupante.

Mi mitad de naranja, automáticamente se esta hablando de la unión de dos personas incompletas, y que juntas formaran una. Muchos matrimonios comienzan su vida de pareja con esta ideología, de que juntos somos uno, y al transcurrir de los años y con la continua convivencia, esta frase se va haciendo cada vez mas real, y esas dos personas empiezan a fundirse la una con la otra y a perder sus limites.

Una pregunta muy difícil de contestar cuando se esta en esta situación es quien soy?, claro se ha vivido demasiado tiempo en una relación donde los limites de los individuos de la pareja se han vuelto invisibles, han quedado borrados.

Algunas parejas pueden vivir durante toda su vida así, hay otras que no, que de repente se dan cuenta que están insatisfechas que les hace falta algo, y por supuesto que les hace falta algo, su otra mitad, su mitad de naranja de la decidieron privarse cuando se casaron.

Esta insatisfacción es una gran oportunidad de crecimiento para ambas partes, el poder recuperar su otra mitad, el darse cuenta que no tiene porque ser completado por nadie.

Uno nace completo con todas sus partes, y cuando la pareja se enamoro no eran dos mitades eran dos seres completos, con gustos opiniones ideas, y que se habían valido a si mismos hasta ese momento, esas son las personas que se enamoraron.

Las personas que ahora se sienten insatisfechas son personas, que no saben lo que les gusta que no saben que es lo que piensa uno y piensa el otro, que ya no saben ver el limite de donde uno termina y comienza el otro.

Esta pareja que se siente insatisfecha y esta en la búsqueda de porque se siente así, ya va a la mitad del camino, porque por principio ya hubo un malestar, digase vacío, soledad o cualquier indicio de insatisfacción, muchas parejas se sienten así por las mismas razones y deciden ignorar el aquí y el ahora, por la ilusión de que es un altibajo, y en un futuro no muy lejano todo va a volver a ser como antes.

Esta pareja ha decidido sacrificar el aquí y el ahora, ósea lo único que tienen seguro, por un futuro del cual no tienen la certeza que vaya a llegar.

Las personas que conforman a la pareja que decidió hacer algo con su insatisfacción, empieza cada una misión muy importante recuperar la mitad de naranja, esa misma mitad que mutilo cuando decidió que otro mas cumpliera la función de esa mitad.

Cuando comenzó a pensar a sentir y a gustarle exactamente las mismas cosas que a la pareja, el reto aquí es desempolvar a esa mitad y empezar paso a paso a diferenciarse del otro, a ver que es lo que le gusta a la persona, al principio es una tarea un poco difícil, primero porque la persona esta tan fusionada con la otra que no se acuerda de lo que le gusta a ella, pero poco a poco la memoria comienza a regresar y el polvo comienza a dejar ver partes de esa mitad. Después de reconocer sus gustos viene otra misión quizá mas difícil y a veces dolorosa,  ver sus limites que has sido transgredidos es decir que no le gusta hacer a esa persona y aun así lo hace por buscar ser la persona que esa persona cree que su pareja quiere o ama.

Los dos individuos en esta pareja se fundieron y perdieron los limites con el fin de complacer al otro, sin darse cuenta que en un principio cuando recién se conocieron y se enamoraron, se enamoraron de la persona como era, así, diferente, con limites con gustos y formas de pensar diferentes. Y que eran una naranja completa, no la mitad de una, y en esta nueva búsqueda se van a transformar en dos naranjas, que deciden caminar juntas, pero como dice el dicho junta pero no revueltas!!!.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario