Polaridades y Gestalt

Karla Lucero Lauria Fernández

kalula3695@hotmail.com

Polaridades

Las polaridades son extremos de identificación. En la medida en que uno se identifica con un polo, aliena el otro polo como extraño a sí mismo. La integración requiere admitir a ambos como propios, y el medio de conseguirlo, una vez más, es la identificación con lo alienado. El resultado esperable es la instalación en ese punto cero de indiferencia, que permite identificarse hacia uno u otro lado según las exigencias de la situación. (P. de Casso)

En cualquier aspecto de la naturaleza, y en nuestro organismo TODO tiene su opuesto, como: noche-día, ying-yang, bueno-malo, claro-oscuro, fuerte-débil. Cada parte de nosotros mismos tiene su opuesta, denominadas polaridades, es mas todo individuo está lleno de polaridades.

Todas las formas polares, son parte de nuestra naturaleza, y en sí mismas no son incompatibles, somos nosotros quienes a través del juicio previo limitamos nuestra conciencia considerando adecuada una de las partes.

Perls dice que los opuestos existen por diferenciación de “algo no diferenciado” y que el punto 0 es el punto donde comienza la diferenciación. En psicoterapia  esta diferenciación es muy importante y se le llama polarización, es decir, que los opuestos se definan con claridad, que extremen sus posiciones para poder reconocer estos contendientes, para así poder establecer un diálogo entre ambos, donde se reconozcan, se escuchen, se entiendan y puedan llegar a algún tipo de acuerdo, es decir,  es incorporar a cada uno de nuestros rasgos su opuesto con el fin de llegar a la integración entre ellos.

¿Y por qué la importancia de integrar nuestras polaridades? El trabajo de polaridades permite el contacto con  diferentes partes de uno mismo , y ayuda  a la persona a ampliar la visión y el concepto que se tiene de sí e integrar las diferencias del conflicto y así con una toma de conciencia de los opuestos hace que la persona maneje sus propios recursos.

Esta integración es súper importante para lograr ser una persona sana.

Bibliografía

TRABAJO CON EL PACIENTE

Caldeamiento inespecífico

Le pediré a mi paciente que sienta la angustia que está sintiendo al tener la polaridad y que ubique las 2 emociones encontradas

Caldeamiento específico

Le pediré a mi paciente que observe las sillas que hay en el consultorio y que elija donde ubicará a cada una de sus partes, (la débil y la fuerte).

Acción

Cuando ya las eligió, le pido que tome asiento y en la primera que escogió le solicito que se ubique desde su respiración en el papel que ha elegido representar primero y se presente con la parte que se encuentra ubicada en la otra silla.

Al finalizar le solicito que cambie y haga lo mismo con el otro papel, así comienza un diálogo entre ambas partes.

Al momento de agotarse la energía del diálogo, le solicito que se siente en una tercera silla, que es la de la metacomunicación, osea en la que descubriremos que proceso de comunicación se dio en el ejercicio.

Cierre

Le pediré que retome con quien se está identificando en los roles y quien en realidad es él, y que observe que quiere para ella.

Le preguntaré si hay algo de lo que se dio cuenta, qué quiere hacer con eso que se dio cuenta, si quiere modificar algo, etc.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario