Perspectiva Gestalt de los alcohólicos y sus familias

Por: Psic. Adamaris Hernández

Familias de alcohólicos y los alcohólicos

Me interesó por hablar de este tema, ya que al estar en un grupo de alcohólicos, me percate que la mayor influencia en el consumo del alcohol en el alcohólico es la familia. Y por otra parte es las consecuencias que sufren tanto el alcohólico como la familia al convivir en un espacio de consumidores activos.

La familia es un grupo natural que en el curso del tiempo ha elaborado pautas de interacción, estas constituyen la estructura, que a su vez rige el funcionamiento de los miembros de la familia, define su gama de conductas y facilita su interacción reciproca.

La familia necesita de una estructura viable para desempeñar sus tareas esenciales y apoyar la individuación al tiempo que proporciona un sentimiento de pertenencia

Considero que los miembros de la familia no se suelen vivenciar a si mismos como parte de una estructura familiar, sino que cada ser humano se consideran una unidad, un todo en interacción con otras unidades. Ellos saben que influyen sobre la conducta de otros individuos, y que estos influyen sobre la suya.

Al escuchar el discurso de la mayoría de los integrantes del grupo, comentan que se ve alterado en sus vidas la organización, sus costumbres, sus actividades cotidianas y sus relaciones afectivas, dando lugar a una serie de síntomas que principalmente ubique dentro de esté:

  • Desconcierto y confusión ante el problema. Nadie sabe cómo actuar y, en ocasiones, se justifica o se disculpa.
  • Gran tensión y estrés en todos los miembros de la familia. Temor. Conflictos
  • importantes, discusiones y agresividad.
  • Alteración de las normas, las costumbres y los valores familiares.
  • Incumplimiento de las promesas.
  • Reacciones de enfado y resentimiento.
  • Desconfianza y frustración
  • Sentimientos de culpabilidad y reproches mutuos.
  • Poco apoyo emocional y problemas de comunicación dentro de la familia.
  • No se puede hablar del “secreto de la familia” ni pedir ayuda, ni dentro ni fuera de casa, por miedo y vergüenza.

Todo este sentir es normal en cualquier ser humano, la diferencia es que el alcohólico no es visto como ser humano, sino como un enfermo, como un adicto con carencias físicas y emocionales, es etiquetado, la diferencia de la psicoterapia gestalt en el cual quier adicto, es que son de inicio partimos por considerarlos seres humanos, y sobre ello se inicia el trabajo terapéutico, la única diferencia desde mi punto de vista, es que deben ser un trabajo integral con su familia y circulo mas cercano, de esta manera se puede avanzar en sintonía terapéutica, a pasos cortos y confortables con el paciente y quienes lo acompañan día a día.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario