Perder la individualidad en la pareja

Perder la individualidad en la pareja

Los riesgos de no pensar en nosotros dentro de una relación de pareja

A menudo escucho en terapia a los pacientes, que vienen por problemas de pareja, quejarse sobre el tiempo dedicado y los sacrificios que han hecho con sus medias naranjas.  Es muy interesante poder estar desde afuera, observando cómo se proyecta toda la responsabilidad de los problemas en el otro y aún así no hacer nada al respecto.

Es por ese tema que he subtitulado el artículo como: los riesgos de no pensar en nosotros… Cuando por fin logramos tener una pareja que nos acompañe en el camino al que llamamos vida, ocurre que a veces, y por historia personal, olvidamos que sólo nos está acompañando.

Pocas son las personas que reflexionan la razón por la que quieren una pareja. Más que un tema de reproducción sexual, elegir a la persona que nos acompañe en el sendero de la vida, es un tema de reproducción de la pareja interna que todos tenemos. (Pareja interna es la relación que construimos en nuestra mente sobre lo que es la relación entre nuestros padres o tutores)

Toda relación de pareja debe de nutrirnos para seguir desarrollándonos en todas las áreas de nuestra vida. Claro que existen momentos en donde pasemos por baches emocionales (en los que no haya un desarrollo visible), sin embargo no son tan frecuentes dentro de una relación sana y sirven para cargar energía.

Perder la individualidad dentro de una relación de pareja es uno de los mayores riesgos que existen. Es tan sutil, que cuando nos percatamos, es porque ya tenemos problemas o hemos terminado la relación y nos sentimos totalmente vacíos.

En toda relación de pareja existen momentos de intimidad (cuando estamos con nuestra pareja) y momentos de privacidad (cuando estamos solos o con otras personas). Si mantenemos un respeto (propio y hacia nuestra pareja) por estos dos espacios, es muy probable que la relación sea nutricia y llena de amor. En el momento que irrumpamos en cualquiera de estos dos momentos (y lo permitamos), es seguro que habrá problemas y probablemente no sea una relación que nos lleve a ser mejores personas.

Mi recomendación dentro de una asesoría psicoterapéutica y sólo si así lo desea el solicitante, es primero recuperar la relación con nosotros mismos (respetando nuestra intimidad y espacio privado) y después crear puentes de comunicación afectiva y efectiva con nuestra pareja

Este artículo fue escrito por:

Adrián Salama. Director general de Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx). Licenciado en psicología humanista, maestro en psicoterapia gestalt, coach de negocios y doctor en psicoterapia gestalt.

Su correo es: adriansalama@gestalt.mx

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #terapiadepareja #pareja #relaciondepareja

Foto: https://yy1.staticflickr.com/8290/7665913300_5645f1d024_z.jpg

Comentarios

comentarios

Deja un comentario