Motivación y Emoción

Published by administrador on febrero 13th, 2012

Publicado el 2 de abril del 2003
Por: Norma Ayala

La motivación y la emoción contribuyen a dar dirección a la conducta.  Los motivos son necesidades o deseos internos específicos que activan a un organismo y dirigen su comportamiento a una meta. las emociones son experiencias de sentimientos como miedo, alegría o sorpresa que también subyacen a la conducta.

PERSPECTIVAS SOBRE LA MOTIVACIÓN

A principios del siglo XX, los psicólogos creían que la conducta motivada se debía a los instintos, patrones de conducta específicos e innatos que caracterizan a una especie. La teoría de la reducción de la pulsión consideraba la conducta motivada como una estrategia cuyo fin es atenuar el estado desagradable de tensión o activación (una pulsión) y devolver el cuerpo a su estado de homeostasis (equilibrio). En la actualidad los científicos sostienen que un organismo busca conservar un estado óptimo de activación. Los estímulos externos denominados incentivos también favorecen la conducta dirigida a metas. Finalmente, la motivación puede ser intrínseca (cuando proviene del interior del individuo) y extrínseca (cuando busca obtener una recompensa o evitar el castigo).

PULSIONES PRIMARIAS

En algunos casos, una necesidad biológica desencadena el estado correspondiente de activación o tensión psicológica. A esta pulsión no aprendida se le llama pulsión primaria. Algunas de las principales son el hambre, la sed y el sexo.

Hambre

El hambre está regulada fundamentalmente por dos centros del cerebro: el centro del hambre, que estimula la ingestión de alimentos, y el centro de saciedad, que atenúa la sensación del hambre. Siempre que la concentración sanguínea del azúcar simple ?glucosa- cae a cierto nivel, son estimuladas las neuronas del centro del hambre. Los receptores del estómago y una hormona segregada por el intestino delgado envían señales al cerebro. Otro regulador del hambre vigila el peso corporal a largo plazo. En la motivación para comer normalmente y para comer en exceso influyen factores biológicos, psicológicos, culturales y ambientales.

La sed se parece al hambre en que señales internas y externas pueden activar la pulsión correspondiente. La deshidratación en el interior y en el exterior de las células activa esta pulsión, lo mismo que las condiciones climatológicas, las influencias sociales, psicológicas, culturales y otros estímulos externos.

Para muchas personas obesas resulta difícil perder peso y luego mantener el peso ideal, ya que al parecer el cuerpo posee un mecanismo homeostático, llamado punto de referencia, que regula el metabolismo, el almacenamiento de grasa y la alimentación para mantener un peso preprogramado. También los factores genéticos contribuyen a determinar quién es delgado y quién es obeso.

La anorexia nerviosa es un serio trastorno de la alimentación que se acompaña de un intenso temor a ganar peso y de una imagen corporal deformada. Otro trastorno de la alimentación, llamado bulimia, se caracteriza por la ingestión excesiva de comida seguida por vómitos autoprovocados. Es muy difícil tratar los trastornos de la alimentación, especialmente en una cultura obsesionada por la dieta.

Sexo

El sexo es una pulsión primaria que origina la conducta reproductiva esencial para la supervivencia de la especie. En el ser humano, el ciclo de respuesta sexual pasa por cuatro fases: excitación, meseta, orgasmo (clímax) y resolución.

Los factores biológicos tienen un efecto complejo en la respuesta sexual. La testosterona, hormona sexual masculina, influye en el desarrollo temprano, en la diferenciación varón / mujer y, en cierta medida, en los patrones característicos de la conducta sexual del adulto. También es posible que los olores, denominados feromonas, segregados por los miembros de un sexo, estimulen la excitación sexual de los del sexo opuesto.

Las influencias psicológicas tienen, por lo menos, la misma importancia que las biológicas en la excitación sexual. Las personas tienen preferencias individuales por ciertas fantasías, imágenes, palabras, música, etc. Los varones tienden a excitarse con estímulos visuales; las mujeres responden más al contacto físico. La cultura suele influir en lo que consideramos atractivo.

La orientación sexual se refiere a la dirección del interés sexual del individuo: los heterosexuales se sienten atraídos por gente del sexo opuesto, los homosexuales por gente de su mismo sexo y los bisexuales por personas de ambos sexos. Como en el caso de las conductas más complejas, los orígenes de la orientación sexual parecen incluir factores biológicos y ambientales.

MOTIVOS DE ESTIMULACIÓN

A semejanza de las pulsiones primarias, los motivos de estimulación son principalmente innatos. Buscan ante todo obtener información sobre el ambiente y dependen más de los estímulos externos que de los estados internos.

Exploración y curiosidad

La exploración y la curiosidad son motivos activados por lo desconocido y tratan de descubrir cómo funciona el mundo. Los psicólogos no coinciden en la naturaleza ni en las causas de la curiosidad, pero la han relacionado con la creatividad.

Manipulación y contacto físico

El ser humano y los primates necesitan manipular los objetos para conseguir información táctil y la sensación de confortación. El contacto, o sea, la necesidad de afecto y proximidad, es otro motivo de estimulación importante. El contacto puede ser pasivo a diferencia de la manipulación que requiere exploración directa.

OTROS MOTIVOS IMPORTANTES

A medida que nos desarrollamos, nuestra conducta se rige por diversos motivos nuevos en los que influye profundamente el aprendizaje, entre ellos la agresión y los motivos sociales ?logro, poder y afiliación- que se centran en la relación con los demás.

Agresión

Toda conducta que intente inflingir a otros daño físico o psicológico constituye un acto de agresión. Para algunos psicólogos la agresión forma parte de un instinto que es desencadenado por el dolor o la frustración, otros la ven como una pulsión innata que es preciso canalizar hacia fines constructivos. Muchos psicólogos contemporáneos piensan que la agresión es una respuesta aprendida, moldeada por la conducta agresiva de otros.

Las diferencias culturales de la agresividad se reflejan en las estadísticas de crímenes violentos. Las culturas individualistas, que aprecian mucho la independencia personal, tienden a generar altos índices delictivos; en cambio, los índices suelen ser menores en las culturas colectivistas, quedan prioridad a la interdependencia y a la cohesión del grupo. La investigación ha relacionado también la dimensión de individualismo / colectivismo con la forma en que diversas culturas interpretan la conducta agresiva.

Entre las culturas y en cualquier edad, la probabilidad de agredir física o verbalmente es mayor en los varones que en las mujeres. Al parecer, tanto los factores biológicos como
los sociales contribuyen a estas diferencias sexuales.

Logro

El motivo de logro, motivo social adquirido, es la base del deseo por destacar, por superar obstáculos y por esforzarse por realizar algo difícil pero posible. Esta necesidad, que varía entre los individuos, se mide con el Test de apercepción temática (interpretación de dibujos)  y la Escala de orientación al trabajo y a la familia, cuestionario que mide la orientación laboral, el dominio y la competitividad. Se ha comprobado que un alto grado de competitividad puede interferir con el logro.

Poder

El motivo de poder es la necesidad de obtener reconocimiento, de influir o de controlar a otras personas o grupos. Los estudiantes universitarios que consiguen altas puntuaciones en este motivo suelen ocupar cargos importantes en el campus y escoger carreras en la docencia, en la psicología y en la administración de negocios.

Afiliación

El motivo de afiliación ?necesidad de estar con otros- se intensifica cuando nos sentimos amenazados. Pero también optamos por acercarnos a otros para obtener una retroalimentación positiva o para lograr el contacto físico que anhelamos. La necesidad de afiliación quizá tenga su origen en la evolución, porque mantener relaciones sociales formales favorece la supervivencia.

UNA JERARQUÍA DE MOTIVOS

Abraham Maslow propuso que varios motivos ?tanto los aprendidos como los no aprendidos, los sociales como los primarios- pueden ordenarse en una jerarquía. Los motivos inferiores nacen de las necesidades orgánicas que es preciso satisfacer para asegurar la supervivencia; los superiores, entre ellos luchar por la pertenencia o por alcanzar la autoestima, no aparecen mientras los motivos más básicos no hayan quedado relativamente satisfechos. La investigación reciente pone en tela de juicio esta teoría, pues en algunas sociedades la dificultad para atender las necesidades inferiores puede propiciar la satisfacción de las necesidades de orden superior.

LAS EMOCIONES

Igual que los motivos, las emociones activan y dirigen la conducta. Nos instigan a acercarnos a un objeto o alejarnos de él. Sin embargo, también como los motivos, pueden activar una compleja cadena de conductas capaces de favorecer o dificultar el cumplimiento de nuestras metas.  Según la ley de Yermes-Dodson, cuanto más compleja sea una tarea, más bajo será el nivel de activación emocional que pueda tolerarse sin que interfiera con el desempeño.

Experiencias emocionales básicas

El sistema taxonómico que Robert Plutchik aplicó a las emociones se vale de un ?círculo? para identificarse seis categorías básicas de emociones que motivan diversas clases de conducta adaptativa. Pero no todas las culturas las ven o las categorizan así; algunos ni siquiera tienen una palabra para designar la emoción. Otras describen los sentimientos por medio de sus sensaciones físicas.

Paul Ekman y sus colegas han encabezado un análisis trascultural de la expresión emocional para proponer la universalidad por lo menos de seis emociones: alegría, sorpresa, tristeza, miedo, repugnancia y enojo. Muchos psicólogos incorporan el amor a esta lista de emociones primarias.

Teorías de la emoción

Según la teoría de James-Lange, los estímulos ambientales causan cambios fisiológicos en el cuerpo que a su vez dan lugar a las emociones. La teoría de Cannon-Bard establece que el procesamiento de las emociones y de las reacciones orgánicas se realiza simultáneamente y no una tras otra. La teoría cognoscitiva afirma que la situación donde nos encontramos en el momento de ser activados ?el entorno global- nos da señales que nos ayudan a interpretar este estado general. De acuerdo con las investigaciones recientes, además de la cognición también las expresiones faciales pueden influir en las emociones.

LA EXPRESIÓN DE LAS EMOCIONES

Comunicación verbal

Con frecuencia, lo que las personas dicen sentir no refleja exactamente sus emociones. Algunas veces, tal vez no sepan o no se den cuenta de lo que sienten; otras veces, optan por reducir al mínimo u ocultar sus sentimientos.

Comunicación no verbal

Las expresiones faciales son los indicadores no verbales más evidentes de la emoción. Al parecer, hay algunas expresiones faciales de carácter innato o universal que cumplen una función adaptativa. También se expresan las emociones mediante el lenguaje corporal, como por ejemplo la postura, la forma en que nos movemos, la distancia personal preferida cuando hablamos con otros. Las acciones explícitas ?un portazo, por ejemplo- constituyen otra señal del estado emocional. Varía mucho la sensibilidad que muestra la gente ante las señales no verbales.

GÉNERO Y EMOCIÓN

Cuando se hallan frente a una persona que sufre, las mujeres tienden más que los varones a expresar su emoción, a pesar de que los niveles de activación fisiológica sean los mismos en ambos sexos. En algunas situaciones estresantes, hombres y mujeres etiquetan de manera diferente lo que están sintiendo. Las mujeres descodifican mejor la expresión facial y tienden a regular sus expresiones más que los hombres.

CULTURA Y EMOCIÓN

La dimensión de individualismos / colectivismo contribuye a explicar la diversidad intercultural en la experiencia de las emociones. Por ejemplo, los miembros de las culturas colectivistas cuentan con muchos términos para designar las emociones centradas en otros, tienen emociones de más breve duración y alientan la manifestación de las emociones cuyo fin es mantener la cohesión del grupo.

La cultura y la expresión facial de las emociones

Las expresiones faciales de las emociones primarias parecen ser universales: el rostro refleja una expresión similar de una emoción particular sin importar la procedencia cultural del sujeto. Estos hallazgos trasculturales contradicen la hipótesis del aprendizaje cultural, la cual afirma que las expresiones faciales de las emociones se aprenden dentro de una cultura en particular.

La expresión universal de las emociones se funda en las reglas de revelación, que rigen cuándo conviene manifestarlas: ante quién, por parte de quién y en qué circunstancias. Las reglas tienden a diferir entre las culturas. Entre las más comunes se encuentran las siguientes: intensificación, aminoración, enmascaramiento y neutralización.

Entre las culturas, otras formas de comunicación no verbal varían más que las expresiones faciales. Para entender cómo se comunican las emociones dentro de un contexto cultural, es necesario conocer los aspectos universales de esa comunicación y las reglas culturales que rigen el ambiente específico.

GLOSARIO

Motivo: Necesidad o deseo específicos como el hambre, la sed o el logro que favorecen la conducta orientada a metas.

Emoción: Sentimiento como el temor, la alegría o la sorpresa que subyace a la conducta.

Cómo funciona la motivación: Un motivo es activado por alguna clase de estímulo, necesidad orgánica o señal del ambiente. A su vez el motivo activa y dirige la conducta.

Instinto: Conducta innata, inflexible y dirigida a metas y que caracteriza a una especie entera.

Pulsión: Estado de tensión o activación causado por necesidades biológicas.

Teoría de la reducción de la pulsión: Teoría según la cual la conducta motivada tiene por objeto reducir un estado de tensión o activación corporal y de devolver el organismo a su estado de homeostasis.

Homeostasis: Estado de equilibrio y de estabilidad en el cual un organismo fuciona eficazmente.

Incentivo: Estímulo externo que activa una conducta dirigida a una meta.

Motivación intrínseca: Deseo por realizar una conducta que se origina en el interior del individuo.

Motivación extrínseca: Deseo por realizar una conducta para obtener una recompensa o para evitar el castigo.

Pulsión primaria: Motivo innato de origen fisiológico, como el hambre.

Glucosa: Azúcar simple que es la fuente principal de la energía corporal.

Punto de referencia: Mecanismo homeostático del cuerpo que regula el metabolismo, el depósito de grasa y la ingestión de alimentos, a fin de mantener un peso preprogramado.

Anorexia nerviosa: Serio trastorno de la alimentación que se acompaña de intenso temor a ganar peso y de una imagen corporal distorsionada.

Bulimia: Trastorno de la alimentación que se caracteriza por ingestión excesiva de comida seguida de vómito autoprovocado.

Testosterona: Hormona sexual primaria del varón.

Feromonas: Sustancia que segregan algunos animales; su percepción aumenta la excitación sexual del sexo opuesto.

Motivo de estimulación: Motivo no aprendido, como la curiosidad o el contacto físico, que nos impulsa a explorar o cambiar el mundo circundante.

Motivo social: Motivo aprendido que se asocia a las relaciones entre individuos, como la necesidad de afiliación, de logro y de poder.

Agresión: Conducta dirigida a causar daño a otros; también, motivo para comportarse agresivamente.

Motivo de logro: Necesidad de destacar y de superar obstáculos, motivo social.

Motivo de poder: Necesidad de ser reconocido, de influir o de controlar a otras personas o grupos; motivo social.

Motivo de afiliación: Necesidad de estar con otros; motivo social.

Ley de Yerkes-Dodson: Establece que existe un nivel óptimo de activación para la realización óptima de una tarea; cuando más compleja sea la tarea, menor será el nivel de activación que puede tolerarse sin que se deteriore el desempeño.

Teoría de James-Lange: Afirma que los estímulos causan cambios fisiológicos en el cuerpo que dan lugar a las emociones.

Teoría de Cannon-Bard: Afirma que la experiencia de la emoción ocurre al mismo tiempo que los cambios biológicos.

Teoría cognoscitiva: Afirma que la experiencia emocional se basa en la percepción o en la evaluación de la situación en que uno se encuentra.

Reglas de revelación: Reglas específicas de la cultura que gobiernan cómo, cuándo y por qué se revelan las expresiones emocionales.

BIBLIOGRAFÍA

Antología de Motivación y Emoción, Universidad Gestalt


Comentarios en Facebook


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam protection by WP Captcha-Free

Spam protection by WP Captcha-Free

Google Plus