Mediación de Conflictos y Terapia Gestalt (Puntos de Coincidencia)

Por: Ing. Sergio Guillén Grillo
Publicado el 07/02/02 a 10:34:08 GMT-06:00

La mediación es la resolución de un conflicto entre dos o más partes asistidas por un tercero, quien cumple el rol de facilitar la fluidez y simetría del proceso.  A diferencia del arbitraje, la mediacion o conciliación busca alcanzar soluciones efectivas y duraderas que emanen de la libre voluntad de todas las partes, de tal manera que todas las partes consideren que dicha solución es la mejor opción a su alcance en el aquí y ahora para  satisfacer sus intereses. Por lo tanto, las partes, y no el facilitador, son plenamente responsables de la solución alcanzada en el proceso de mediación.

De igual manera que sucede con el terapeuta Gestáltico, la “autoridad de experto” del mediador no estriba de la pretención de tomar decisiones por sus clientes (las partes), sino de facilitar un espacio para la comunicación y negociación constructiva.  Al igual que en la terapia, existen elementos que deben estar presentes tanto por parte de las partes como del conciliador, sin los cuales el conflicto no es candidato de mediación.  Estos incluyen, la confidencialidad por parte de todos los involucrados, la neutralidad y ética del conciliador que proteja la integridad del proceso, y la participación y buena fe de las partes. Dado que los procesos inconclusos de las personas siempre tiene una dimensión de polarización, puede decirse que el terapeuta Gestalt siempre cumple de alguna forma el rol de mediador, al trabajar con dichas polaridades.

Una labor esencial del mediador es ayudar a las partes a “darse cuenta” de cuáles son sus verdaderas necesidades e intereses (la verdadera figura), los cuales generalmente se encuentran ocultos debajo de las posiciones formales (parte del fondo) con las que cada una de las partes llega al proceso de mediación.  Otra función vital del mediador es la de ayudar a las partes a contactar con sus sentimientos, y a tomar responsabilidad de los mismos, expresándolos en primera persona.  El mediador reconoce que apropiarse de sus propios sentimientos es una precondición fundamental para el desarrollo de la empatía, tanto del conciliador hacia las partes, como entre las partes mismas.  Por lo tanto, el mediador está consciente de que debe ejemplificar esta conducta, y que debe estar consciente de sus propias sensaciones, proyecciones y experiencias para no confluir con alguna de las partes.  .

Ayudando a las partes a reencuadrar el problema, y a separar el problema de las personas, el mediador asiste a las partes a percatarse de lo obvio, es decir, del campo dentro del cual se encuentran contenidos tanto el presente conflicto como las posibles soluciones.  Algunos elementos que delimitan este campo son:

la “mejor alternativa a un acuerdo negociado” y la “peor alternativa a un acuerdo negociado” (conocidas como MAAN y PAAN) de cada una de las partes), las cuales delimitan el campo dentro del cual debe estar contenida la solución óptima para todas las partes;
las limitaciones reales de tiempo, liquidez, salud, y elementos externos que contextualizan el conflicto, estos generan otros límites concretos dentro de los que se debe enmarcar la solución del conflicto;
los criterios objetivos externos a  las partes que pueden ser utilizados para establecer soluciones justas y razonables de común acuerdo.
Una vez delimitado el campo, gran parte del exito de la mediación dependerá del lograr fomentar el que las partes puedan generar nuevas soluciones “ganar-ganar” (negociación integrativa) que satisfagan los intereses de ambos.  Esto es similar al proceso que facilita el terapeuta al ayudar al paciente a encontrar nuevas salidas del atolladero.  Una elemento escencial de esta generación de nuevas soluciones incluye el confrontar (frustrar hábilmente) la resistencia de alguna o ambas de las partes a las nuevas soluciones, en parte por su renuencia a aceptar soluciones que surjan de la otra parte o del mediador, y en parte por su apego a las ganancias secundarias implicadas en la continuación del conflicto.

Éstos son tan sólo algunos de los elementos comunes que caracterizan al proceso de mediación y a la terapia Gestalt.  Es importante aclarar que si bien la vivencia de resolver un conflicto mediante un proceso no adversarial, como es la mediación, puede ser muy revelador e incluso terapéutico para las partes, no constituye en sí un proceso de terapia.  Tampoco le corresponde al mediador cumplir el papel de terapeuta ni es esto lo que las partes esperan de él.  (Aunque como hemos planteado, lo inverso sí parece ser cierto: todo terapeuta debe fungir frecuentemente como mediador entre las partes polarizadas de la personalidad).

En todo caso, tanto la terapia como la mediación son arte y ciencia a la vez, y no existen recetas absolutas para el proceso.  De hecho, existen tantos estilos de mediación como hay mediadores.  Sin embargo, al igual que la terapia Gestalt, la práctica de la mediación está sustentada en principios sólidos, bases conceptuales y experiencia, los cuales cada mediador va moldeando con el tiempo para crear su estilo propio.  En todo caso, un mediador nunca termina de formarse ni de trabajar en sí mismo como ser humano, pues si no toma posesión de sus propias experiencias, no podrá facilitar a otros el que resuelvan las suyas.

Para ilustrar con mayor claridad la diversidad de elementos y enfoques del proceso de mediación, incluyo a continuación un cuadro sinóptico de 5 diferentes modelos de resolución alternativa de conflictos.  Aunque algunos han sido desarrollados como modelos de negociación directa (entre las partes) y otros como esquemas de mediación (sirviéndose de un tercero), todos cuentan con elementos básicos que pueden aplicarse en cualquiera de estas dos circunstancias.  Aunque todos los modelos asumen la buena fe de ambas partes, no requieren que ambos partan de un mismo nivel de sensibilización y de contacto consigo mismos, sino que plantean una manera en que ya sea el mediador, o una de las partes que esté sensibilizada, inicie el proceso de reencuadrar el conflicto y crear empatía.

*Sergio Guillén Grillo es miembro del Equipo de Conciliadores del Centro de Resolución de Conflictos del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos de Costa Rica, y recibió la acreditación de este Centro como Conciliador ante el Ministerio de Justicia y Gracia de Costa Rica en mayo de 2000.  Es estudiante de segundo año de la Maestría en Psicoterapia Gestalt del Centro Gestalt de México, y miembro fundador de Control Positivo de la Violencia, A.C. en México.  Actualmente es consultor internacional en los campos de energía y medio ambiente e imparte talleres sobre Control Positivo de la Violencia y Resolución Alternativa de Conflictos.

MODELOS DE RESOLUCIÓN ALTERNATIVA DE CONFLICTOS

Modelo y Fuentes Objetivos y Conceptos Principales Descripción del Proceso Negociación Basada en Principios

Roger Fisher y William Ury.
Programa de Negociación de la Universidad de Harvard.  USA. Fuente: Fisher, R y Ury, W.  Sí, de acuerdo: cómo negociar sin ceder.  Ed. Norma, Bogotá, 1985.

Desarrollar un estilo de negociación
con base en los méritos, para producir
resultados prudentes en forma eficiente
y amistosa.  Este estilo es “suave” para
con las personas y “duro” para con los
problemas.

Fue desarrollado principalmente para el
contexto de los negocios y de las disputas legales. Ha sido utilizado en temas tan diversos como el desarmamento nuclear y las transacciones comerciales.1. Separe a las personas del problema.

2. Concéntrese en los intereses, no en las posiciones.

3. Invente opciones de mutuo beneficio.

4. Insista en que los criterios sean objetivos. Tornar el Conflicto en Cooperación.

William Ury. Programa de Negociación
de la Universidad de Harvard. USA.
Fuente: Ury, W. Getting past no:
negotiationg your way from conflict
to cooperation Bantam, Nueva York, 1993.Romper las barreras para la negociación.

Es una ampliación al enfoque de nego-
ciación basado en principios aplicable
a situaciones en las que hay barreras
que previenen la “negociación según
méritos”.  Expone estrategias específicas para superar cada una de las barreras.

Ha sido utilizado desde negociaciones comerciales hasta en situaciones de toma de rehenes.

1. Prepárese previamente.

2. No reaccione: TOME DISTANCIA.

3. No discuta: PÁSESE AL OTRO LADO.

4. No rechace: REENCUADRE.

5. No presione: CONSTRUYA PUENTES.

6. No escale: USE EL PODER PARA EDUCAR.

Modelo y Fuentes Objetivos y Conceptos Principales Descripción del Proceso Mediación de Conflictos

Mara Fuentes.  Centro Félix Varela
La Habana, Cuba.
Fuente: Fuentes, M. Mediación en la
Solución deConflictos. Centro Félix
Varela, La Habana, 2000.Es un enfoque general para la mediación como “negociación asistida” que emplea
conceptos de psicología social y del derecho.

Es utilizado para la mediación de conflictos de diversa índole por el Centro Félix Varela de La Habana.

1. Contactos iniciales entre mediador y partes.

2. Recopilación de información y definición de

puntos principales a resolver.

3. Establecimiento de las reglas del juego.

4. Diseño detallado del proceso e inicio de sesiones.

5. Identficicación de puntos de acuerdo e incompatibilidades básicas.

6. Visibilizar los intereses ocultos y creación de empatía.

7. Redefinición de las incompatibilidades (reformulación)

8. Elaboración de un primer bloque de propuestas y acuerdos (generación de opciones).

9. Acuerdos y compromisos.

10. Verificación de los acuerdos.Apoyarse en la Acusación

Joseph Zinker.  Gestal Insitute of Cleveland.USA.
Fuente: Zinker, J. El Proceso Creativo
en la Terapia Gestáltica.Paidós,
Mexico, 2000.Es el modelo terapéutico desarrollado por el Dr. Joseph Zinker, para trabajar con el conflicto interpersonal.

Es un enfoque netamente Gestáltico para
ser aplicado tanto en la terapia, como en la exploración directa entre las personas en conflicto (como un diálogo abierto).

A. Ventilación (retroalimentar tomando posesión “como experto” en la conducta conflictiva).

B. Exploracion

1. Elaborar lista de cualidades conflictivas del otro.

2. Enfrentar al otro en primera persona sobre un item

3. Acusado declara su respuesta corporal

4. Aceptación de la acusación y ejemplificación

5. Acusador expresa lo que ha escuchado en paso 4.

6. Acusado expone las maneras en que expresa la

polaridad de esta conducta.

7. El Acusador declara lo que ha escuchado en paso 6.

8. El Acusador toma propiedad de la proyección.

9. El Acusado informa sobre lo que ha oído en paso 8.

10. Cada persona revela sus sentimientos sobre el proceso.

Facilitación según el Processwork

Arny y Amy Mindell.  Centro
Processwork de Portland, Oregon, USA.
Fuentes: Mindell, A.  Sitting in the Fire: Large group transformation using conflict and diversity.   Lao Tse Press.  Portland. 1995. y Mindell, A.  The Leader as a Martial Artist:

Techniques and strategies for resolving conflict and creating
community. Lao Tse Press, Portland, 1992.

Surge de la física cuántica, el taoísmo y los elementos transpersonales de la psicología analítica Jungiana.  Utiliza tanto el trabajo intrapersonal, como la facilitación de los conflictos en grupos pequeños y extensos.

Se desarrolla como una “teoría de campo”
del conflicto y reconoce que los conflictos manifiestan además de las dimensiones intra e interpersonales, una dimensión transpersonal del campo actual del planeta y la humanidad.

Ha sido utilizado tanto en contextos
terapéuticos (incluso con enfermos en coma) como con grandes grupos diversos en zonas de enfrentamiento armado.

1. Evitación vs. comprensión.

2. Percibir el conflicto.

3. Determinar la “malignidad” del conflicto.

4. Hacer la elección consciente de involucrarse en el conflicto.

5. Dirigirse a la contraparte en el conflicto.

6. Procesar el darse cuenta.

7. Tomar mi propio partido.

8. Des-escalar hacia la neutralidad. o/ Ser neutral por naturaleza.

9. Tomar la posición de la otra persona.

10. Permitir que el ciclo continúe.

11. Abandonar el campo (retirada).

12. Trabajar con la colectividad.

13. Trabajar intrapersonalmente.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario