La vergüenza y la culpa en la Gestalt

La vergüenza y la culpa en la Gestalt

Por: Adelaida Aizpuru González, alumna  de la Universidad Gestalt cursando la Maestría en Psicoterapia

aaizpurug@yahoo.com.mx

Vergüenza, culpa…..culpa, vergüenza ¿qué es qué? ¿en dónde estoy?¿qué siento?¿qué hago?¿ es razonable o no sentirlas?¿ de dónde y cómo vienen a mi vida tan sorpresivamente?….¡ hay momentos en los que no entiendo nada…!

Mi sensación si pudiera describirla lo más cercano a la realidad de lo que siento en ese momento se parecería a estar dentro de un remolino en donde existe en mí tal  confusión que me impide detectar que es lo que a ciencia cierta me está sucediendo, de dónde viene y que, sin embargo, me causa un gran malestar y ganas de desaparecer en ciertos momentos de mi existencia.

Indagando me encuentro con que la vergüenza implica la idea de defecto o inferioridad y una sensación de amor no correspondido y no digno de respeto, en donde se asume que” debe haber algo malo en mí, pero no sé lo que es”.

Esta sensación se acompaña de signos físicos tales como: cierta tensión corporal, sensación de hielo en el pecho, inclinación de la cabeza, tirantez alrededor de los ojos, mirada lejana, evitación del contacto ocular, aspecto acalorado, sonrojado y turbado entre otros, así como el sentirse alienado de uno mismo.

Las personas que tienden a sentir vergüenza a menudo acumulan innumerables insultos personales e injurias contra sí mismas en donde la máscara utilizada para cubrir la vergüenza es el ataque, racionalización, rabia y prepotencia, en donde la declaración es “yo debo de tener la razón y ser adecuado y tú debes estar equivocado y ser inadecuado para que yo no me sienta inadecuado”.

Así, las reacciones de vergüenza son respuestas emocionales y de valoración negativa a uno mismo que funcionan a menudo como un proceso de fondo que parece tan natural que no pasa a primer plano sin un trabajo terapéutico específico, ya que el impacto de la vergüenza en la vida de la persona se registra durante una edad previa a la memoria clara, es decir, antes del darse cuenta verbal infantil; por lo que el trabajo terapéutico concreto con el sí mismo desde la perspectiva gestáltica consiste en:

  • Explorar la inducción de la vergüenza en la familia de origen con el objeto de que el paciente comprenda el proceso de vergüenza en el presente.
  • Terminar con asuntos inconclusos y liberar al paciente de la energía emocional no descargada que incluye el deshacer retroflexiones, especialmente por medio de la expresión de las emociones suprimidas, reprimidas y desviadas.
  • Revivenciar, asimilar o, en su caso, rechazar figuras parentales introyectadas y creencias de la infancia.

A diferencia de la vergüenza, la culpa es el sentimiento con reacción negativa al sí mismo que acompaña a la experiencia con el hacer algo malo, herir a alguien, violar algún código moral o legal, con el consecuente temor al castigo o resentimiento frente a los “debería” y a las expectativas introyectadas, auto-impuestas o impuestas por otros, especialmente por lo que se refiere a impulsos agresivos o sexuales.

Cuando la culpa es auténtica y no está basada en la vergüenza, la conducta que induce la culpa  generalmente desaparece al aliviarse con la confesión, el arrepentimiento, la reparación y el perdón.

Para el caso de la culpa neurótica se puede resolver terapéuticamente  al explorar la base introyectada del código infringido llevando al darse cuenta del resentimiento y la rabia; se deshacen las proyecciones y se moviliza un canal para que la agresión se exprese hacia el ambiente y permita la aparición de un código basado en la autorregulación organísmica.

No obstante lo anterior, existen la culpa y vergüenza sanas como experiencias de vida que no se niegan y que pasan por el ciclo figura/fondo comenzando en el contacto de primer plano para terminar liberando el contacto posterior; en estos estados sanos, los sentimientos de vergüenza y culpa surgen de y están determinados por condiciones actuales en el campo organismo/ambiente.

Así, desde mi particular punto de vista la tarea enfocada hacia la consciencia personal consiste en preguntarnos honestamente ¿de dónde viene ésto que estoy sintiendo? y ¿qué decido hacer con ello?

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia

Bibliografía:

Naranjo,C. (2004). Gestalt de Vanguardia: Saga Ediciones

Comentarios

comentarios

Deja un comentario