“LA PIJA DEL MEXICANO NO ES LA MISMA QUE LA DEL ARGENTINO”

Deni Angélica Rosales Rodríguez

deni_rr@hotmail.com

“LA PIJA DEL MEXICANO NO ES LA MISMA QUE LA DEL ARGENTINO”

Sin afán de ofender a nadie, eh querido llamar la atención del lector con este título tan peculiar para poder hablar de las diferentes formas de hablar que existen en el mundo, por ejemplo, que piensan cuando escuchan la palabra pija, aquí en México una pija es un tipo de tornillo con punta, pero en Argentina se refieren a el órgano sexual masculino de una manera muy coloquial, no quisiera imaginar llegar a una ferretería en Argentina y preguntar si tienen pijas de un cuarto. Incluso, en nuestro país, el significado de las palabras cambian mucho de estado a estado por ejemplo en el DF o Estado de México a los que se llaman Jesús se les dice también Chuchos pero en Guadalajara  la palabra chucho es usada para referirse a los perros, es decir toda una “metida de pata” si vamos a otros lados creyendo que nuestro lenguaje y contexto cultural es igual en todos lados.

Miquel Rodrigo, catedrático de Teorías de la Comunicación de la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona en su artículo “La comunicación intercultural”, nos habla que la cultura debe su existencia y su permanencia a la comunicación. Así podríamos considerar que es en la interacción comunicativa entre las personas donde, preferentemente, la cultura se manifiesta. Al mismo tiempo nos dice que una cultura no evoluciona si no es a través del contacto con otras culturasDe hecho si aceptamos la idea interaccionista de la cultura, toda cultura es básicamente pluricultural. Es decir, se ha ido formando, y se sigue formando, a partir de los contactos entre distintas comunidades de vidas que aportan sus modos de pensar, sentir y actuar. Evidentemente los intercambios culturales no tendrán todos las mismas características y efectos. Pero es a partir de estos contactos que se produce el mestizaje cultural, la hibridación cultural. el intercambio comunicacional que se ha dado alrededor del mundo nos ha formado hasta cierto punto parte de nuestra cultura y lenguaje, y pasa así en todas las culturas, somos “seres humanos mundiales” porque si bien tenemos una identidad determinada por el lugar en el que vivimos al mismo tiempo tenemos influencias de otros lados, sin embargo debemos recordar que esto no nos da el derecho de llegar a otros lados pensando egocéntricamente que el resto del mundo se comunica y convive de la misma forma que nosotros. Como ya había dicho yo considero que somos seres humanos mundiales y como tal tenemos la obligación de investigar simbolismos, lenguaje, significados costumbres y/o ademanes, antes de llegar a cualquier lugar del mundo, inclusive si es de tu mismo país, para poder tener una conexión enriquecedora o al menos no vergonzosa. Miquel Rodrigo lo resume así, para una eficaz comunicación intercultural es necesario, por un lado, una nueva competencia comunicativa y, por otro lado, un cierto conocimiento de la otra cultura.

Ahora pasemos con otra parte muy importante de la comunicación que se debe considerar al interactuar con personas de otros estados o países, la comunicación no verbal. Miquel también menciona que la comunicación intercultural no es simplemente una comunicación verbal, la comunicación no verbal (espacial, táctil, etc.) tiene una gran importancia. Es decir, que no es suficiente conocer un idioma, hay que saber también, por ejemplo, el significado de la comunicación gestual del interlocutor. Allan y Bárbara Peace en el libro el lenguaje del cuerpo mencionan las diferencias culturales con respecto a la comunicación no verbal (gestos, ademanes, movimientos etc.) si se sorprende a una mujer en desnuda en la bañera, reaccionaria de diferentes maneras según su nacionalidad, una norteamericana se taparía el pecho con una mano y los genitales con la otra, una mujer musulmana se taparía la cara, y una mujer de Samoa se taparía el ombligo. Las formas en cómo nos comunicamos verbalmente cambian demasiado de cultura a cultura, por ejemplo, levantar la mano con los dedos extendidos y mostrando la palma en México sería símbolo de “Alto” pero las personas de origen griego o turco pueden interpretarlo como un gesto grosero o de enojo, si vamos a su país haciendo este tipo de movimientos con la mano nos podríamos ganar un golpe en la nariz.

Allan Peace recomienda que si usted viaja constante mente, la regla más segura es pedir siempre de antemano a las personas del lugar que visita que les muestren sus señales de insulto, así nos evitaríamos muchos escenarios vergonzosos. Yo en lo personal creo que es un deber no solo por respeto a las culturas sino también por el enriquecimiento cultural que obtendremos.

Bibliografía

Peace, A., Peace, B. (2006). El lenguaje del cuerpo. S.L. Barcelona. Editorial Amat

Miquel Rodrigo. La comunicación intercultural. Portal de la Comunicación InCom-UAB: El portal de los estudios de comunicación, Cerdanyola del Vallès (Barcelona) 2001-2011.

[Consulta: 27 de Noviembre del 2013].

Disponible en web:

http://portalcomunicacion.com/uploads/pdf/1_esp.pdf

Comentarios

comentarios

Deja un comentario