La persona desnuda

admin   diciembre 12, 2011   No hay comentarios en La persona desnuda

Por: Diego Salama

Hoy pasó algo muy interesante para mí. Iba en el carro bien tranquilo, oyendo música, pensando en la inmortalidad del cangrejo, cuando de pronto volteo al pasto que se encontraba del lado derecho de la calle y veo a una persona completamente desnuda sentada en él. Inmediatamente me sorprendí puesto que ello había cambiado absolutamente mi paradigma acerca de las “normas culturales” de nuestro país, pero a la vez admiré esa posición de “me vale lo que digan de mí”.

Si nos atrevemos a llamar a esta persona “Esquizofrénica” aunque posiblemente estaba así por otras razones (un asalto, gusto propio, borracho, golpeado, etc.), entonces podemos comprender perfectamente porqué estaba desnuda:

La esquizofrenia es una enfermedad en la que la persona es incapaz de salir de su mundo interno y contactar con la otredad. Existen varios tipos según la Organización Mundial de la Salud:

+ Paranoide
+ Esquizo-afectivo
+ hebefrénico

Una persona esquizofrénica es alguien que está pasando por una crisis de la cual, si es tratada efectivamente (para lo cual no existe ningún tratamiento que se considere el “adecuado” y muchas veces no es efectivo) entonces la persona podrá regresar a su estado de funcionamiento natural. Se desconoce todavía los factores que inician este cambio bioquímico sin embargo se sabe que existen factores que lo agravan o disminuyen.(1)

Pero, ¿cuántas veces queremos estar “desnudos” ante lo que se nos presenta en la vida? Decir “no me importa lo que pienses” o incluso tener ganas de dejar todo atrás y olvidarnos de todas las responsabilidades.

Gran parte del estrés que cargamos es por tener en mente todas las responsabilidades o porque estamos fijados con alguna idea en particular. Salama en su Curso Nuevo Horizonte enseña como trabajar con este problema. Pero si por alguna razón no nos es posible asistir a este curso (que no trabaja únicamente este tópico), entonces necesitamos aprender a relajar nuestra mente y nuestro cuerpo.

Pero, ¿cómo podemos olvidarnos de todo lo que tenemos que hacer?
No es fácil desligarnos de nuestros pensamientos, de hecho en la filosofía oriental, durante millares han practicado el poner la mente en “blanco”, no pensar en nada, estar en silencio y simplemente existir.

Osho en uno de sus discursos(2) toma el tema del silencio y comenta lo siguiente:

“La energía del todo te ha poseído, Estás poseído, ya no existes más: existe el todo. En este momento, mientras el silencio penetra en ti, puedes entender su significado, porque es el mismo silencio que experimentó Gautama el Buda, es el mismo silencio de Chuang Tze, de Bodhidharma, de Nansen… El sabor del silencio es el mismo.”

“Los tiempos cambian, el mundo continúa cambiando, pero la experiencia del silencio, el gozo que produce, sigue siendo el mismo. Esto es lo único en lo que puedes confiar, lo único que nunca muere. Es lo único a lo que puedes llamar tu verdadero ser.”

A veces es bueno poner nuestra mente en blanco, cuando nos enojamos, cuando nos empezamos a estresar, si ponemos nuestra mente en blanco durante un momento podremos relajarnos y llegar a la tranquilidad. Atrévete a ser esa “persona desnuda” y date el permiso de relajar tu mente y cuerpo. De vivir el silencio. Todo tu mundo interno cambiará (sin volverte esquizofrénico) y te prometo que serás una persona diferente.

Referencias Bibliográficas

1. http://www.binasss.sa.cr/poblacion/esquizofrenia.htm

2. OSHO, Zen: “The Diamond Thunderbolt”, cap. 1

Comentarios

comentarios

Deja un comentario