La meditación

Por: Mtro. Diego Salama
(Artículo publicado el 5 de abril del 2003)


¿Sabían que la meditación puede curar enfermedades? Yo no.

Hace poco estaba leyendo un artículo que me pareció muy importante, hablaba sobre unos investigadores que descubrieron que las personas que meditaban envejecían más lento en contra de las que no lo hacían. De hecho se muestran cifras bastante interesantes que me gustaría compartir con ustedes el más adelante…

Estaba buscando por Internet, de esos días en los que no hay mucho que hacer, artículos sobre los beneficios de la meditación pues había escuchado de un caso en el que una persona se curó de cáncer sin utilizar medicinas. Entre todas las ciento y un páginas que encontré, me di cuenta que era de mi necesidad compartir con ustedes la información obtenida. Mi tesis a plantear será explicar algunos beneficios de la meditación.

La meditación puede reducir la arterioesclerosis y lentificar el proceso de envejecimiento. Se conoce que los niveles altos de peróxido lípido son un factor importante para la formación de arterioesclerosis y que están asociados con el proceso de envejecimiento; la meditación, en un estudio realizado por el doctor Robert Schneider en 1998, publicado en la revista Medicina Psicosomática, ayuda a reducir significativamente estos niveles de peróxido lípido. Se realizó el estudio con dos grupos (uno iba a realizar meditación trascendental durante un periodo a largo plazo, mientras que el otro grupo no iba a meditar) de personas mayores de 65 años  y se descubrió que el primer grupo tuvo 15% menos de peróxido lípido que el segundo grupo. Comentó el doctor Schneider “[…]El programa Meditación Trascendental parece liberar un mecanismo innato que aviva la inteligencia interior del cuerpo para repararse y prevenir la enfermedad y envejecimiento”(1) De hecho se afirma que existe una reducción del 53% en la tasa de mortalidad causada por enfermedades del corazón, 50% en mortalidad causada por el cáncer, 45% en mortalidad causada por cualquier otra razón.

La meditación también sirve contra la hipertensión. La doctora Castillo-Richmond es otra investigadora más que se une a esta idea de que la meditación ayuda a reducir la hipertensión y posibles problemas de arterioesclerosis. Según su estudio, tomó a 138 adultos afro-americanos con hipertensión arterial y se dividió también en dos grupos (el primero tratado con meditación trascendental, mientras que el segundo fue educado sobre los riesgos cardiovasculares, así como que se les aplicaron ejercicios físicos). En el primer grupo se determinó que tuvo una disminución del 11% en el riesgo de un Infarto agudo del miocardio y de un 7.7 a 15% de disminución para riesgo de accidente cerebro vascular sobre el segundo grupo.(2)

La meditación se ha vuelto una actividad común en los centros de tratamiento para personas con cáncer. Por ejemplo la organización Cancer Care abrió al público un proyecto titulado “Forticando el espíritu” en el cual tratan de ubicar a las personas a no perder su espiritualidad, convencen a las personas a que realicen meditación para estar centrados consigo mismos. También la clínica MD Anderson Cancer Center realiza varias actividades para el enfermo, en las cuales se incluyen clases de Yoga, Tai Chi y Meditación entre otras, pues creen que la conexión realizada en estas actividades entre el ser externo y el ser interno ayudan a que las personas logren curarse más rápidamente.(3)

Como conclusión me gustaría platicarles que la meditación ha existido desde antes que la cultura occidental fuera la ideología dominante. Es considerado como el “método más antiguo para tranquilizar la mente y relajar el cuerpo”(4) y si se sigue realizando en nuestros días, tiene que ser por algo. En este escrito pudimos ver como existen varios estudios que apoyan el método como una posible cura hacia algunas enfermedades, así como que contiene grandes beneficios, incluso para disminuir el estrés que vivimos día con día. Me gustaría invitarlos a que experimentaran el arte de meditar. Y me gustaría compartir algo que aprendí de Osho, “Meditar no significa sentarse con ‘flor de loto’ y repetir constantemente una frase como Ohm; meditar es estar en plena concentración al realizar alguna actividad”.

Referencias Bibliográficas

1. Investigación Científica sobre la Meditación Trascendental, http://www.maharishiveda.com/noticias/noticias_investcientifica.htm

2. ContraSalud.com, Noticias en Salud, http://www.contusalud.com/website/folder/sepa_noticias_meditacion.htm

3.  Cancer Care – Forticando el espíritu, http://www.cancercare.org/espanol/breve/breve_17097.asp.

4. Meditación, http://www.geocities.com/oscarcruz_99/meditacion.htm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario