La introyección de la mente patriarcal, la educación, y el papel revolucionario de la Gestalt

“La introyección de la mente patriarcal, la educación, y el papel revolucionario de la Gestalt.”

3ª parte a propósito de la visita del Dr. Claudio Naranjo a la Universidad Gestalt.

Por: Psic. Giuseppe Olav Ortiz García.

(http://www.gestalt.mx)

La biología de la Gestalt se corresponde con la biología de las carencias, que nos hacen sufrir de esas atrofias internas causadas porque no tenemos una vida instintiva libre, porque no tenemos una capacidad amorosa sana, porque tenemos partes tan eclipsadas o tan atrofiadas, y porque hemos introyectado, hemos hecho nuestra (interiorizado), un patrón cultural.

A ese patrón, el Dr. Naranjo lo llama: la mente patriarcal, porque es un patrón masculino, asociado a la mente instrumental, asociado al mundo del intelecto, y en este sentido teniendo su asiento en los patrones de comportamiento, y percepción del mundo, desde el cerebro izquierdo, aquel que ve las cosas en partes, y no en conjunto.

Para concluir, el Dr. Naranjo reflexiona en torno a que ésta mente patriarcal es lo que debe ser trasformado, ¿Cómo? ¿Cómo la mente ordinaria, la mente convencional que hemos introyectado del sistema (no de una persona determinada), cómo esa mente puede llegar a ser una mente completa, una mente total, como podemos volver, salir de ese único cuarto de nuestro mundo interior, o de nuestra casa interior en que vivimos, y volvernos plenos?

En este sentido la Gestalt, diría Fritz Perls, es una actividad revolucionaria, pues a través de su práctica y enfoque, se involucra en el redescubrimiento e integración de la totalidad que caracteriza al ser humano, al individuo que la experimente en su vivencia.

Por otro lado, el Dr. Naranjo reflexiona sobre la educación que recibimos, se nos enseña hasta la perversidad, dice: “…porque se le roba a la gente la vida, años de vida en los colegios para meterle cosas en la cabeza, haciéndolos comer arena en grandes cucharadas… El colegio consigue inhibir el deseo de aprender… entonces habría que, para trascender la mente patriarcal, recurrir no a una psicoterapia individual, sino a una “socioterapia”, la educación sería la manera de poder llegar a todas las personas, y esa educación tendría que, no enseñar tanto sino que enfocarse en los aspectos espirituales, los aspectos emocionales, de la liberación de la vida instintiva.”

Y habiendo dicho esto, concluye con la concepción de que todo lo expuesto sigue la siguiente línea: “la cuestión es ir de la condición insular de la consciencia, de vivir la persona en una parte, estar arrinconados en una pequeña parte de nuestra propia mente, por razones culturales, presiones sociales, y tener que llegar a ser mentes totales, sentir nuestra vida hasta habitar todo nuestro ser.”

Psicoterapias como la Gestalt acompañan al ser humano que las vivencie en este proceso de transformación hacia la plenitud consciente, la cuestión de la “socioterapia” que se apoyaría en gran medida de la educación, es una reflexión interesante que vale la pena tomar en cuenta al punto en el que ha llegado en la actualidad, las diversas crisis que estamos experimentando como especie, y como habitantes todos de este organismo vivo en el que viajamos por el cosmos.

La cuestión en psicoterapia Gestalt se involucra en el conflicto que se teje “detrás” del síntoma, ahí hallamos al introyecto, el cual, al digerirlo (y con esto quiero decir al integrar lo nutricio y desechar lo “corrosivo”) da lugar al vacío fértil, en el que la persona que ara este espacio, encuentra la posibilidad de crecimiento.

Desde este punto, la conferencia del Dr. Naranjo, aborda la cuestión del introyecto que viene transmitiéndose como parasito, de generación en generación, infectando la cultura, infectando a la sociedad e infectando al individuo, marchitándolo en todas sus relaciones.

Hay modelos teóricos que trabajan con el introyecto como aquel desarrollado por el Dr. Hector Salama, integrado a la psicoterapia Gestalt para trabajar el conflicto; también está ésta propuesta del Dr. Naranjo, para transformar la mente patriarcal a través de la educación, la Gestalt, y la integración del aspecto espiritual, entre otras características.

En conclusión, desde mi perspectiva, la línea que hilo toda la conferencia, como ya veíamos, va en el sentido de expandir los lindes en los cuales se atrinchera la persona, por razones culturales, presiones sociales (que también encuentran eco en un aspecto neurológico como el del cerebro analítico), para redescubrir e integrar la totalidad de nuestro ser.

En este sentido tanto la Gestalt, como la educación desde una perspectiva holística sin estructurarse desde la mente patriarcal, aportan su sabiduría como actividades revolucionarias, que acompañan al ser humano, a cada uno de nosotros, en este proceso de transformación, construcción, integración, crecimiento, etc, etc, etc… que contempla, con ansias de hacer realidad presente, el sueño del amor y la libertad.

Ilustración: “Wonder”, por Alex Grey. Tomada de: http://alexgrey.com/art/paintings/soul/wonder/

Comentarios

comentarios

Deja un comentario