La habilidad de pensar como un arma de doble filo para los seres humanos

Mariana García (mariana_gq@yahoo.com)

Los seres humanos tenemos  a diferencia de otros seres vivos la habilidad de pensar, planear,  discernir. Esto se debe a que nuestro cerebro ha desarrollado la  corteza cerebral, zona en la que se dan los procesos de pensamiento superior exclusivos de los humanos.

Gozar de esta capacidad es un privilegio y un peligro. La capacidad de pensar nos ha permitido crear alternativas más satisfactorias de vida, comprender los procesos de la naturaleza, crear sociedad organizadas, etc.… Sin embargo esta misma capacidad es la que ha dado lugar a las guerras,  la esclavitud, las matanzas de animales, el descuido del planeta, etc.…

Cuando hacemos uso de esta capacidad corremos el riesgo de considerarla como la única herramienta que tenemos para sobrevivir. Al hacer esto creemos que  nuestros pensamientos son verdades absolutas, las únicas guías de nuestra vida diaria y nos volvemos ciegos ante las verdades que nos muestran el mundo, la naturaleza y el contacto con los demás continuamente.

La psicología desde tiempos remotos y con mayor insistencia actualmente, ha recalcado la importancia de saber darle el lugar que tiene a nuestros pensamientos. Nuestros pensamientos no son la verdad absoluta ni la forma exclusiva que tenemos de relacionarnos y vivir. Somos seres humanos compuestos de cuerpo, emociones y pensamientos y necesitamos utilizar todo lo que somos para conocer el mundo.

Es por esta sobrevaloración hacia el pensamiento que comúnmente descuidamos nuestro cuerpo y aquello que lo  nutre, es por esta sobrevaloración que ante las distintas situaciones de la vida no tomamos en cuenta lo que sentimos para tomar decisiones. Nuestras emociones también son guías que si sabemos reconocerlas y utilizarlas nos pueden ser de mucha utilidad para conocernos a nosotros mismos y el mundo que nos rodea.

Cuando aprendemos a darle al pensamiento la dimensión que tiene, reconocemos nuestra capacidad de tomar a nuestro favor los pensamientos que nos benefician, desertar los que nos hacen daño y crear los que nos permiten sentirnos bien y orientarnos hacia nuestros objetivos. Cuando logramos este manejo, sabemos que un pensamiento es positivo para nosotros porque es congruente con nuestras emociones y nuestro cuerpo reacciona saludablemente.

La habilidad de pensar es un arma de doble filo ya que nos puede llevar a tomarla como única guía y perdernos de todas las otras formas de estar en el mundo o nos puede llevar a utilizarla para comprender el mundo y decidir como actuar para vivir satisfactoriamente en el.

La Psicoterapia Gestalt nos permite conocernos física, mental y emocionalmente. Este autoconocimiento es el que nos permite vivir en contacto con nosotros y con el mundo concientes de la realidad externa y capaces de crear nuestra realidad interna para usar el arma del pensamiento desde el filo que nos beneficie para vivir en plenitud.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario