La comunicación No verbal

Thelma Lilia Cervantes Ibarra mail: thelmaliliacervantes@live.com

Título: La comunicación No verbal

La real academia española, define Comunicación como “la acción y efecto de comunicar y comunicarse”, “Trato o correspondencia entre dos o más personas” (Real Academia Española, 2013)

En el libro de Persona a persona del Dr. Hector Salama, se define comunicación como “Toda conducta como un conjunto de cualquiera de sus modos (verbal, tonal, postural, contextual, etc.,), que limitan el significado de los otros.  Todos estos elementos pueden permutarse de manera muy variada y compleja congruente, incongruente e incluso paradójica. ” (Salama, 2008, pág. 60)

La comunicación es el acto de intercambiar palabras con sentido, es decir frases que pueden ser o no, significativos para quien los recibe, lo cual implica que existe un receptor y que hay un intercambio de información.

Paul Watzlawick, propone que la comunicación es circular, esto es, que afecta tanto a quien habla como a quien escucha, además sugiere que la comunicación verbal y no verbal son paralelas.

“Cuando dejamos de utilizar la comunicación para comunicarnos, y la usamos para comunicar algo acerca de la comunicación, cosa que es inevitable cuando investigamos sobre la comunicación, utilizamos conceptualizaciones que no son parte de la comunicación sino que se refieren a ella. Siguiendo la analogía con las metamatemáticas, hablamos aquí de metacomunicación”  todos usamos la metacomunicación, porque todas las personas tenemos un modelo propio de comunicación. (Watzlawick, 2002)

Otro aspecto a destacar de Paul Watzlawick es su trabajo sobre los Axiomas de la comunicación. El primero de ellos se refiere a la “imposibilidad de no comunicarse” , el cual refiere que toda conducta en una situación de mensaje es comunicación, actividad o inactividad, reposo o movimiento, silencio o palabras, siempre son mensajes que comunican e influyen sobre los demás, quienes a su vez responden y comunican.  De acuerdo a lo expresado anteriormente, aunque una persona se encuentre sentada, callada, con los brazos cruzados o incluso con las manos sobre sus orejas, o expresando claramente que no quiere hablar,  (rechazar la comunicación de acuerdo con Watzlawick) con su lenguaje no verbal, estará comunicándose.

De aquí deriva la importancia de la comunicación no verbal. Mark l. Knapp utiliza el término no verbal para “describir todos los acontecimientos de la comunicación humana que trascienden las palabras dichas o escritas” (Mark, 1982, pág. 41)

La comunicación no verbal incluye los gestos, movimientos, distancia entre personas, tono de voz, incluso el ambiente (temperatura, disposición de los muebles, colores) todos estos factores, influyen en la comunicación no verbal.

“Aprender a interpretar las señales del lenguaje del cuerpo no solo le hace más consciente de como otros intentan dominar y manipular, sino que, además, nos lleva a darnos cuenta de que lo hacen también con nosotros y, lo más importante, nos enseña a ser más sensibles a los sentimientos y a las emociones de los demás” (Pease, 2006, pág. 45)

Pero ser un experto en comunicación no verbal no es una tarea sencilla, requiere grandes cualidades de observación, estudio y entrenamiento, cualquier persona que desee convertirse en un experto en la decodificación del lenguaje no verbal, deberá contar además con un amplio conocimiento en sí mismo, tanto en sus virtudes como en sus áreas de oportunidad con la finalidad de reducir las interpretaciones y proyecciones.

Bibliografía:

Real Academia Española. (22.ª edición de 2013). Obtenido de http://rae.es: http://lema.rae.es/drae/?val=comunicaci%C3%B3n

Mark, K. (1982). La comunicación no verbal el cuerpo y el entorno. México: Paidós.

Pease, A. y. (2006). El lenguaje del cuerpo. Barcelona: Editorial Amat.

Salama, H. (2008). Gestalt de persona a persona. México D.F.: Editorial Alfa Omega.

Watzlawick, P. (2002). Teoría de la comunicación humana. Barcelona: Editorial Herder.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario