“La comunicación no verbal y marcar el territorio”

Vanessa Vargas García

Email: vanessavargasgarcia@yahoo.com.mx

Los seres humanos hemos tenido la habilidad de manipular el ambiente para facilitarnos las actividades cotidianas en nuestras vidas, hemos desarrollado y aprendido a usar a nuestro favor la tecnología y nuevos conocimientos. Sin embargo, seguimos siendo instintivos cuando para comunicarnos usamos nuestras características animales.

Para ejemplificar tales instintos animales escribiré sobre lo que se conoce como “marcar el territorio”. Dicho término se utiliza en comunicación no verbal para distintos aspectos de territorio, el primero se refiere a la distancia que nos da comodidad al relacionarnos con otras personas (dependiendo del tipo de relación que se tenga con la persona la distancia que toleramos cambia); el segundo aspecto al que se refiere es al territorio como propiedad, que en la actualidad se dirige a los bienes y se marca por medio de bardas, puertas, documentos, letreros, etc.; y el último aspecto se refiere a un marcaje de otra persona como propiedad.

Legalmente hablando ya no existe la propiedad de otro ser humano, sin embargo queremos seguir demostrando que una persona es “mía (o)” para conservar nuestra seguridad. En niños pequeños podemos observar que marcan el territorio al sentarse en las piernas de sus padres al mismo tiempo que voltean a ver a otros niños, en ocasiones los abrazan o simplemente dicen “mi papá, mi mamá”.

Los adultos marcamos territorio al colocarle a nuestra pareja una argolla que trae grabado nuestro nombre, otros nos tatuamos o usamos el término “mi novio (a), mi esposo (a)”, otras personas aplican la técnica “chupetón” para que sea notorio que tiene dueño (a). Cuando se ve amenazada nuestra “propiedad” y estamos con más personas utilizamos otras técnicas que pueden ser sutiles o no, desde tomar a la persona de la mano o del brazo frente a la “amenaza”, acomodarle la ropa, mencionar de alguna forma el título de propiedad, se puede abrazar a la propiedad, besarla frente a la amenaza y hay quienes se sientan en las piernas de “su” persona.

Las formas de “marcar territorio” dependen en gran parte de lo silvestre o domesticadas que se encuentren las expresiones en cada uno de nosotros.

Los animales marcan territorio con su aroma, para nosotros sería inaceptable socialmente hablando andar orinando la puerta de nuestra casa o las piernas de nuestra pareja, tampoco podemos defender nuestra propiedad gruñéndole a la gente ni mostrando los dientes. Se puede decir que hemos desarrollado técnicas socialmente aceptables (unas más que otras) sin embrago en la comunicación no verbal, como dijo el maestro Javier Facio, “se están hablando nuestros mamíferos internos”.

Referencias

Página de Internet http://html.rincondelvago.com/comunicacion-no-verbal-humana-y-comunicacion-animal.html recuperada el 28 de febrero de 2014.

TAGS: Psicoterapia gestalt, terapia gestalt, gestalt, maestría en psicoterapia gestalt, maestría en gestalt, maestría en terapia gestalt, universidad gestalt, comunicación no verbal, comunicación de gestos, gestos,

Comentarios

comentarios

Deja un comentario