La comunicación no verbal y los niños de preescolar

Pola Saadia es alumna de la Universidad Gestalt y está actualmente estudiando la maestría en psicoterapia gestalt.

polasaadiab@hotmail.com

La mayoría de las personas que no ha trabajado con niños o que nunca ha tenido hijos cree que los niños solamente absorben lo que uno les enseña y que no tienen mucho que aportar. A diferencia de esto, todos los que hemos convivido o trabajado con ellos podríamos quedarnos horas explicando todo lo que un niño nos ha enseñado. En mi experiencia, cuando di clases en un grupo de preprimaria los niños me enseñaron a leer el lenguaje no verbal, y a lo mucho que sus caras y movimientos podían decirme sin que ellos tuvieran que hablar.

Todos hemos oído el clásico dicho de ¨Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad¨, en este caso es totalmente cierto, los niños no controlan aquello que demuestran. Son las personas más reales y sinceras que pueden existir. Simplemente son como son, y no están intentando aparentar ser alguien más.

El lenguaje no verbal en los niños se puede detectar con mucha facilidad, simplemente observando con detenimiento los gestos que hacen, los abrazos que te dan, sus ojos llenos de emoción, su sonrisa, el cómo se mueven dentro del salón, su cara de asco cuando algo del lunch no les gusto, su risa cuando les estás contando algo divertido, sus ojos llorosos cuando se pelean con algún amigo o sus brazos cruzados y la boca apretada cuando por haberse portado mal tenían menos tiempo para jugar en el patio.

Con tan solo observarlos unos momentos puedes darte cuenta perfectamente quién esta contento, quién se paró tarde y viene con el pelo despeinado y los ojos de dormido, quién viene con muchas energías y quién definitivamente se peleó con alguien en el camión o amaneció un poco enojado

Cualquiera podría decir que esto no sirve de nada y que simplemente detenerte a observar a cada uno cuando llega al salón sería una completa perdida de tiempo

Pero si yo les dijera que eso hizo que yo como maestra de preprimaria pudiera tener mucho más control sobre el salón de clases. Que podía enseñar con la tranquilidad de que se iban a portar bien y que cada niño estaba obteniendo lo que necesitaba de mi como maestra me lo creerían

Pues puedo asegurarles que dedicarle algunos segundos o incluso minutos a saludar a cada niño cuando entraba al salón de clases en la mañana, observando su lenguaje corporal y viendo que está intentando decir con su manera de saludarme o los gestos que hacia podía darme las herramientas para trabajar con ellos de manera más efectiva durante el resto del día.

Obviamente utilizando eso a mi favor, ya sea poniendo al niño con más energía de ayudante en lugar de que este interrumpiendo la clase, y a aquel que venía triste a que enseñe a los demás algo que sabe hacer muy bien, para así poder tener al grupo con más ganas de trabajar.

Por lo que considero de suma importancia que las maestras de preescolar dediquen algunos minutos a observar el lenguaje corporal de sus alumnos cuando llegan al colegio en lugar de comenzar directamente con la clase, eso y obviamente saber leer ese lenguaje corporal podrá hacer que saquen mucho más provecho de sus clases y que los alumnos las disfruten más.

TAGS: #gestalt #psicoterapia #psicologia #terapia#psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #maestria#maestriagestalt

Comentarios

comentarios

Deja un comentario