LA COMUNICACIÓN NO VERBAL Y EL PROCESO TERAPÉUTICO GESTALT

LA COMUNICACIÓN NO VERBAL Y EL PROCESO TERAPÉUTICO

Amparo Inestrillas es alumna de la Universidad Gestalt y está actualmente estudiando la maestría en psicoterapia gestalt.

Inteligenciaholística@gmail.com

La realidad se da en momentos de “buen contacto” y es una unidad de consciencia inmediata, de la respuesta motora y del sentimiento. La realidad y el valor surgen como resultado de la autorregulación, ya sea sana o neurótica. Esto se observa en el lenguaje verbal tanto como en el no verbal.

De acuerdo a Lowen, lo primero que debe hacer un terapeuta es observar la situación vital específica del paciente, es decir:

  • Sus molestias
  • Cómo se ve a sí mismo y al mundo (la relación de él con sus dificultades)
  • La relación de él y su cuerpo (qué consciencia tiene de sus tensiones corporales y sus dificultades)
  • Qué espera del tratamiento terapéutico

Este estudio inicial se concentra en la persona y su realidad y siempre acompaña al terapeuta y al paciente en el proceso de la terapia. Cada vez es más profunda pues van saliendo más aspectos de la vida del paciente que profundizan las sesiones.

Observando a la persona podemos ver qué tan vivo es el contacto o cómo apoya la acción; se observa la facilidad con la que se pone en movimiento, y qué tanto cuenta con el autoapoyo, de esta manera se observa la disrupción de la movilización.

Durante el proceso y el experimento en Gestalt, se debe prestar atención a la interferencia de la movilización a través del control de la respiración.

En cuanto a proceso corporal, que se busca hacer más flexible y permeable al contacto, debe poner atención a:

  • Rigidez postural y falta de flexibilidad en la capa corporal límite, para lo que se debe concientizar al paciente: de su rigidez y que ésta es una apariencia, algo que uno hace y no algo que sucede.  El “no entres” corporal, deberá convertirse en un “no te dejaré” verbal.
  • Hipersensibilidad al espacio límite. Conciencia de su necesidad de espacio y las consecuencias de relaciones interpersonales y el darse cuenta de las amenazas que perciben donde realmente no las hay.
  • Estilo de contacto del terapeuta.  La técnica terapéutica debe ser suave y respetuosa sobre todo al explorar la realidad en el límite.

Escuchar, es poner atención en una cosa a la vez. Sin embargo en cada intercambio de palabras hay una multitud de interpretaciones posibles e inevitables! Nos remite a recuerdos.

Escuchar es poner atención a lo dicho y a lo no dicho, a nivel no verbal.

Cada persona tiene su propio universo de asociación de palabras. Escuchar es también escucharnos, hacer caso a lo que el mensaje transmitido provoca en nosotros mismos, asociaciones recuerdos, sentimientos…

Debemos seguir atentos a lo que se nos dice y no perdernos en nuestras propias reacciones. Epochê. Escuchar es estar dispuestos a experimentar de nuevo lo que ya conocemos. Observar realmente con todos los sentidos.

Significa demostrar que hemos recibido el mensaje enviado por el otro, que hemos escuchado y observado su comunicación, que nos interesa! …a través de lenguaje verbal y no verbal.

Para alcanzar una escucha auténtica hay que saber oír a la persona no sólo en lo que nos interesa, sino también en lo que no. En lo que nos dice, y en lo que no. Llegar a una escucha desinteresada. Poner a un lado mis convicciones personales para mantener el vínculo.

Es importante poder tener la habilidad de “escuchar” al paciente. Con esto me refiero al lenguaje verbal y al no verbal. Qué nos comunica no verbalmente es más enriquecedor por el porcentaje que tiene de comunicación sobre el verbal, que además a veces se contrapone. Sin embargo, el contraponer la comunicación verbal con la no verbal y evaluar su congruencia, nos dará un mundo enorme de información sobre nuestro paciente.

Para lograr un buen Proceso Terapéutico, la comunicación con el paciente debe ser de cordialidad y honestidad. Es importante que el terapeuta maneje su lenguaje o comunicación no verbal en congruencia con su comunicación verbal.

Su postura, tono de voz, velocidad de habla y suavidad en la mirada, serán responsables de iniciar “con el pie derecho” la relación terapeuta-paciente.

TAGS: #gestalt #psicoterapia #psicologia #terapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #maestria #maestriagestalt

Comentarios

comentarios

Deja un comentario