La comunicación humana

Por: Lic. Piera Rosillón Brusa quien es alumna de la Maestría en Psicoterapia Gestalt de la Universidad Gestalt

INTRODUCCION

La comunicación humana es un tema profundo que a través del tiempo ha sido abordado por Comunicólogos, Sociólogos, Psicólogos y otras carreras afines. Son múltiples las vertientes que se pudiesen abordar si se toma en cuenta que los seres humanos somos sociales y para poder relacionarnos necesitamos indiscutiblemente el poder comunicarnos, bien sea de forma oral, escrita o no verbal, el lenguaje es muy amplio y diverso. Es importante darle la relevancia necesaria si lo que se busca es interactuar asertivamente con el entorno.

La comunicación es un método por el cual las personas buscan darle un sentido a procesos cognitivos como el pensamiento y transmite lo que el emisor considera relevante de transmitir y también elementos inconscientes que pueden pasar desapercibidos por el mismo. Este proceso amerita un amplio bagaje de habilidades como la escucha activa, la observación, el análisis, la percepción, entre otras.

Existen múltiples obstáculos que pueden entorpecer la fluidez comunicacional, esto puede deberse a elementos internos y externos. Dado que es un proceso continuo y universal, la información que se desarrollará en este ensayo será de gran utilidad para todos. Uno de los personajes más importantes dentro de esta teoría es Paul Watzlawick, quién fue un teórico y psicólogo austríaco nacionalizado estadounidense.

Como tema central se desarrollarán conceptualmente los 5 Axiomas de la comunicación humana, con la finalidad de que el lector pueda nutrirse de información que le permitirá tener mayor control de lo que desea transmitir. El campo en donde esto se puede aplicar es ilimitado, ya que abarca todo tipo de inter relación y esta creado no solo para profesionistas en el área sino para todo tipo de público. Los axiomas son verdades, leyes, principios universalmente válidos y evidentes, que se utilizan para desarrollar una teoría o argumento sobre algún tema en específico.

¡Auxilio no se me comunicar! ¿Mito o realidad?

Los seres humanos con frecuencia afirman que gran parte de los conflictos interpersonales que tienen se deben a problemas o dificultades en la comunicación, bien sea porque el emisor no supo darse a entender o el receptor comprendió inadecuadamente; eso por poner un ejemplo de las tantas afirmaciones que pueden escucharse al respecto de este tema que a todos nos compete. Elegir un contexto en donde esta situación no tiende a surgir es absolutamente utópico, he ahí lo interesante de poder echar un vistazo a la información que se va a desarrollar más adelante. A quién no le ha sucedido que con su pareja, esposo(a) amante, novio (a) o cualquier nombre que se le quiera atribuir a dos personas que están juntas voluntariamente por algún interés sexual, amoroso o espiritual, han pasado por alguna situación crítica la cual tiene como desenlace o conclusión que la raíz del problema fue la falta de entendimiento de una o ambas partes, y no solo con la pareja, con los amigos, colegas, pacientes, vecinos, familiares o con cualquier persona que se haya cruzado en el camino y se haya tenido algún tipo de discusión, pelea o conflicto.

Si el lector pertenece a ese porcentaje de personas que han pasado en algún momento por algo similar esta lectura le será de mucha utilidad; al final del texto podrán surgir interrogantes, flash backs de situaciones donde pudo haber existido otro desenlace si tan solo se hubiese tenido alguna pista o tips para que la comunicación hubiese sido efectiva o tal vez solo ratificar ideas ya pre concebidas, leídas o tal vez escuchadas. La intención es aportar conocimiento y la intención es que pueda serles de utilidad, por lo tanto, vamos a iniciar con el tema.

Existen dentro de la comunicación infinidad de conceptos que probablemente el nombrarlos y describirlos todos detalladamente al finalizar esta lectura será muy poco lo que recordaran, si es que con suerte llegan al final de este pequeño ensayo. Por consiguiente, se irán nombrando y explicando términos de la forma más sencilla posible ya que lo atractivo y verdaderamente importante es que se entienda la utilidad de los mismos.

Existe una teoría llamada axiomas de la comunicación, la cual pueden sonar como un tema complejo, pero es más sencillo de lo que suena, son apenas cinco y son mágicos si se ponen en práctica, la lectura de ellos solo es el inicio de un cambio colosal en la forma que se tiene de relacionarse.

El primero tiene como nombre nivel de contenido y relación, este axioma destaca el hecho de que la comunicación no solo se utiliza para transmitir información, sino también impone conductas, es decir que en función del contenido que se transmita se obtendrá una respuesta conductual. Paul Watzlawick, quien fue uno de los teóricos que crearon estas teorías, decía que toda comunicación posee, además del significado de las palabras, más información sobre cómo el que habla quiere ser entendido y que le entiendan, así como la persona receptora va a entender el mensaje. Un ejemplo puede ser una conversación en la que una persona pregunta: ¿Vamos a cenar juntos? En un nivel de contenido, parece claro que el emisor está preguntando al receptor si quiere ir a comer, pero en un nivel de comunicación esa persona puede estar transmitiendo más información como: ‘Llegas tarde’ o “nunca comemos juntos” o simplemente: ‘Quiero ir a comer y me gustaría saber si irás conmigo’. En estos casos es recomendable aclarar si el contenido es comprendido como realmente se quiere transmitir, y se logra a través de preguntas que aclaren si hubo sintonía entre ambos, el tono y la corporalidad son buenos indicadores para determinar congruencia.

El segundo axioma postula que es imposible no comunicarse, todo comportamiento sin importar como este se manifieste, es una forma de comunicación. No existe ningún elemento que pueda verse en forma contraria a la conducta es decir no existe el no comportamiento por consiguiente tampoco existe la no comunicación. Este axioma es importante tenerlo presente siempre, ya que el silencio o la total indiferencia de alguien tiene mucha más interpretación de la que se pensaría y el no querer comunicar es un modo de comunicar en gran cantidad.

El tercer axioma tiene que ver con que la naturaleza de una relación depende de la gradación que los participantes hagan de las secuencias comunicacionales entre ellos, es decir, consiste en la interpretación de los mensajes intercambiados y cómo influyen en la relación comunicativa que se establece. Regularmente se considera que una respuesta es consecuencia o efecto de una información anterior cuando el proceso comunicativo forma parte de un sistema de retroalimentación. Esto quiere decir que se debe estar muy atentos al modo en que se está comprendiendo el mensaje, recordemos que las relaciones interpersonales tienen un componente de subjetividad muy alto, por lo tanto gran parte de lo que se interpreta está condicionado a las necesidades y opiniones personales que pueden alienar el canal de comunicación. Es importante buscar el punto medio, es decir el buscar objetividad la cual se logra construir con un diálogo limpio y con voluntad de entendimiento.

El cuarto axioma refiere a que existen dos modalidades de comunicación: digital y analógica. En este caso, la comunicación digital se corresponde con lo que se dice y la comunicación analógica hace referencia a cómo se dice. Una vez comprendido el hecho de que al momento de comunicarnos es importante no solo utilizar el canal auditivo, sino también el visual, el lenguaje corporal se dice que tiene un 70%, y el verbal un 30%, es decir que lo más importante no es atender con detenimiento lo que la persona está hablando, sino lo que está queriendo decir con el cuerpo.

El quinto axioma se refiere a que la comunicación puede ser simétrica y complementaria. En la comunicación simétrica existe cierta igualdad en el comportamiento. La comunicación complementaria corresponde a un proceso comunicativo en el que los participantes intercambian distintos tipos de comportamientos y su conducta es, en esta relación, complementaria. Puede ser de superioridad o de inferioridad. Es importante estar atentos a esto, ya que el determinar la postura que tenga el emisor y el receptor podrá ser útil para inferir que tanto realmente se están comunicando asertivamente, o para evitar conflictos, ya que solo estando en sintonía podrán comprenderse y llegar a soluciones conjuntas.

Para concluir, la importancia de este tema es el poder verlo no como axiomas individuales sino poder observarlos en conjunto, ya que se presentan constantemente y no lo hacen de forma aislada, por el contrario pueden aparecer todos en un mismo momento y la única herramienta necesaria para notarlos a parte de manejar la información de cada uno de ellos, es el estar presentes, el atender realmente al modo en cómo está surgiendo la comunicación, el prestarle la atención necesaria y cuidar el modo en que se quieren expresar las ideas. Sólo se necesita voluntad para hacerlo. Por ende los problemas de comunicación no son más que un mito el cuál dejara de ser pretexto para no propiciar cambios personales que contribuirán a mejora en las relaciones humanas.

CONCLUSIÓN

Una vez desarrollado el tema queda absuelto el mito de que pueden existir un problema de comunicación siempre y cuando el emisor y el receptor tengan presentes esta información. Es vital que esté presente el interés necesario para poner en práctica los Axiomas de la comunicación. Los 5 tienen todos los mismos niveles de importancia y juntos forman un conjunto de herramientas útiles para mantener un tipo de comunicación efectiva, congruente y positiva.

El primer Axioma refería a que es imposible no comunicar, lo cual es totalmente cierto, consciente o inconscientemente las personas están constantemente comunicándose, y para muchos profesionistas es valioso el saber que todos los fenómenos conductuales tienen un fin de ser vistos o escuchados.

El segundo Axioma es el de niveles de contenido y relaciones en la comunicación y dentro del mismo se encuentra el aspecto referencial y connotativo, esto tiene que ver con que no necesariamente el contenido del mensaje es lo que realmente se desea comunicar, es importante evaluar la sintonía entre ambos.

El tercer Axioma es el de la puntuación de secuencia de hechos, esto tiene que ver con el orden en cómo sucedieron los eventos, quienes son parte de esta comunicación señalan os hechos según su perspectiva y subjetividad, es la versión personal de cómo sucedieron las cosas.

El cuarto Axioma tiene que ver con la comunicación digital y analógica, esto tiene que ver con la comunicación verbal y no verbal, la relación directa que hay entre ambas y el que deben ser vistas siempre en conjuntos ya que son complementarias para comprender la comunicación.

El quinto Axioma sobre la interacción simétrica y complementaria, esto tiene que ver con la igualdad o la diferencia conductual que puede presentarse en la comunicación.

Todos estos elementos son los que conforman la teoría y su utilidad puede verse empíricamente, el ponerlos en práctica determinara la calidad y utilidad de los mismos, así que esta es una buena oportunidad para iniciar un proceso de cambio.

BIBLIOGRAFÍA

López, A, Parada, A y Simonetti, F Introducción a la psicología de la comunicación. 3° edición. Ediciones Universidad Católica de Chile. Santiago, 1991.

Watzlawick, P, Bavelas, J & Jackson, D Teoría de la comunicación humana Herder Editorial, S.L. Barcelona, 2002.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario