Facebook, celos y acoso

Facestalkeando

(Término inventado, en donde una persona comienza a investigar todo de otra por medio de su facebook)

Algo que puede destruir a cualquier pareja, por más fuerte que estén los cimientos, son los celos y la inseguridad. Esta es una realidad, no hay vuelta atrás cuando una duda entra en la mente de algún miembro de la pareja.

Una manera de mantener nuestra neurosis y alimentar los celos, es a través del acoso por medio del Facebook o cualquier red social en donde aparezca cualquier persona que no conozcamos de nuestra pareja. A este evento se le ha apodado facestalkeando (del anglosajón stalking que significa acosar)

Esta conducta se ha convertido en los últimos años en una de las mayores causas de problemas de pareja y personales que he atendido en sesión. No me dejarán mentir, pero incluso en Inglaterra ya se dio un caso de divorcio justificado por chat del Facebook.

Para ejemplificar aún más mi artículo, quiero explicar cómo se va desarrollando esta conducta. Para que la fórmula funcione, existen dos premisas. La primera es que un miembro de la pareja tenga una disminución de su auto imagen, auto concepto o auto estima. O la segunda opción es que uno de los miembros de la pareja sea tan descarado que por respeto buscarás las evidencias para justificar la ruptura.

En este artículo me basaré en la primera, la disminución de uno de los 3 conceptos mencionados anteriormente.

Digamos que la pareja va caminando y de pronto uno de los miembros comenta que salió con x o z. La parte de la pareja que tiene disminución de su auto estima (para englobar las 3) inmediatamente se aprenderá el nombre y lo guardará en su cajón de celos. Pasaran el tiempo en pareja de una manera casual (si es que no es de esas parejas que te arman problema por cualquier cosa) y en cuanto esté solo(a) su parte neurótica comenzará el trabajo de acoso.

Lo más común es que primero se metan al perfil de su pareja y busquen si dicha persona está o no como amigo o amiga.  Si esto falla buscarán a amigos que ellos consideren pudieron conocer a dicha persona y buscarán en sus perfiles. Si esto aún no basta, entonces lo o la buscarán por el nombre (claro que antes ya averiguaron mucha información). Si de plano tampoco aparecen en Facebook, irán a las herramientas de búsqueda como yahoo, goolge, bing, entre otras y alcanzarán su meta.

La persona que está acosando a la supuesta o supuesto, no se da cuenta que lo único que está haciendo es lastimando aún más su autoestima (para englobar las 3) al estar comparándose y buscando razones por las cuales el o la otra(o) es mejor o peor que el o ella.

Mi recomendación en este tipo de situaciones, es primero fomentar un verdadero auto apoyo, un trabajo interno de las razones por las que yo soy un buen partido y no necesito estar comparándome. Después un trabajo de realización si la pareja con la que estoy me permite un verdadero desarrollo personal y el por qué. Por último, y como en las adicciones, un verdadero auto control sobre el uso y abuso de las redes sociales. En donde la persona que se está auto flagelando lo detenga por completo

Este artículo fue escrito por:

Adrián Salama. Director general de la Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx). Licenciado en psicología humanista, maestro en psicoterapia gestalt, coach de negocios y doctor en psicoterapia gestalt.

Su correo es: adriansalama@gestalt.mx

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #comunicacion #facebook

Comentarios

comentarios

Deja un comentario