Enfoque Gestalt en la calidad de vida

Seminario del enfoque Filosófico Gestalt

ENSAYO

Enfoque Gestalt en la calidad de vida

Presentado por

Claudia Icela Pulido Gómez

Profesor:

Fernando Ortiz Anguiano

Marzo de 2014

Introducción

La calidad de vida ha sido definida desde diferentes disciplinas y, en todas ellas, el factor común es que tiene gran relevancia para el ser humano el cual siempre está en busca de alcanzarla.

En el presente ensayo hablaremos de la calidad de vida durante la etapa en la que el ser humano dedica parte de su tiempo a desarrollar actividades laborales y se encuentra dentro de un entorno económico, visualizaremos como la Filosofía Gestalt puede ayudar al ser humano a verse a sí mismo como un elemento integrante de su entorno, su interacción con éste y como es la relación directa que tienen entre sí, así como su impacto en la definición y búsqueda de su calidad de vida, finalmente brevemente esbozaremos algunos efectos del cambio que ha sufrido la familia en las últimas décadas desde el punto de vista de los roles de sus integrantes y como dichos cambios han venido a replantear su concepto de calidad de vida.

Desarrollo

1.- La importancia de la Filosofía Gestalt en la calidad de vida durante la edad laboral

En un mundo globalizado se habla de la calidad de vida como un estado ideal del ser humano; durante la edad laboral, muchas veces la calidad de vida es percibida como el tener una vida plena en lo económico, lo social y hasta en lo político en los cuales se buscan satisfacciones hasta cierto punto inmediatas algunas veces aislándose del medio ambiente del que se es parte.

De acuerdo a la Enciclopedia Libre Universal la calidad de vida es: “El bienestar, felicidad, satisfacción de la persona que le permite una capacidad de actuación o de funcionar en un momento dado de la vida”, durante la edad laboral los beneficios económicos y las recompensas sociales de aceptación y pertenencia es lo que se percibe como calidad de vida, éstos beneficios pudieran esconder situaciones no cerradas que se ocultan pero que en los momentos de estrés o crisis pueden llevar a situaciones que atenten con dicha calidad de vida.

El enfoque filosófico Gestalt facilita al ser humano en edad laboral percibir su entorno y ampliar su percepción del momento que vive y descubrir cómo la calidad de vida puede ser diferente si logra darse cuenta de cómo vive las etapas de su vida, incluso en sus diversos círculos sociales de los cuales forma parte como lo es su misma familia con la cual observa la importancia de la calidad de vida desde otro punto de vista. Así el ser humano puede expandir su consciencia para responsabilizarse de sus acciones y lograr vivir en armonía con su medio ambiente, con respeto al entorno y a sí mismo.

La rutina de las actividades diarias envuelve al ser humano en su día a día de tal forma que el objetivo que busca lograr al estar en un rol de trabajo se vuelve su prioridad dentro de su mente e inconscientemente sus acciones tienden a acomodar los demás aspectos de su vida alrededor de su trabajo.

Para entender mejor las razones de éste comportamiento (refiriéndonos como éste ser humano a las personas en vida económicamente activa y que requieren laborar para sustentar sus necesidades y privilegios diarios) es importante visualizarlo dentro de la prioridad de sus necesidades a cubrir.

La necesidad de sustento se vuelve prioridad cuando no se cuenta con otros recursos para cubrir las necesidades básicas, sin embargo, una vez que éstas necesidades básicas son cubiertas, la necesidad sube en la escala, según la teoría de la motivación humana de Maslow (1943), y la búsqueda de la satisfacción de otro tipo de necesidades, como son las de seguridad, pertenencia, autorealización e incluso la necesidad de trascendencia se vuelven la motivación principal del individuo a costa, a veces, de momentos y acciones que a los que están a su alrededor pudieran apreciar más importantes de acuerdo a la relación de dependencia que los une.

En éste círculo de necesidades cubiertas y descubiertas, el individuo diseña su vida en función de éstas prioridades y cuando su conciencia está abierta hacia aquello que no fue tomado en cuenta usualmente es hasta que se presenta una situación de emergencia o caos y no queda más que verlo en su verdadera dimensión y dedicarle tal vez mayor tiempo y energía de lo que pudo haber requerido si hubiera sido tomado en cuenta en su momento, todo esto pudiendo repercutir en la vida laboral que al principio ocupaba el primer lugar y finalmente afectando una gran cantidad de planos en los que el ser humano se mueve y terminando esto a completar un círculo vicioso del cuál podría ser muy difícil salir.

De acuerdo a la Filosofía Gestalt, como filosofía de vida, es posible percibir la conducta del individuo descrito al darse cuenta cómo organiza su vida, cómo toma sus decisiones al momento de haber cubierto sus necesidades básicas y cómo decide seguir en la misma dirección, cómo prioriza y cómo visualiza las necesidades de los que lo rodean, de su entorno.

Como señala Perls (1966), en una de sus conferencias: un estado de neurosis es el pretender ser otra persona jugando los diferentes roles que interpretamos que las situaciones nos exigen, la persona transforma su rol básico de ser humano, padre, madre, hermano, amigo y se concentra  en el rol de trabajador ya que interpreta que la sociedad, la empresa en que labora o su misma familia, le atribuirá mayor valor si se dedica solamente a trabajar y entra en un estado de insatisfacción permanente por lo que busca algo más cada vez que alcanza a satisfacer lo que persigue cada momento.

En esta forma de actuar el ser humano recarga la total responsabilidad de las acciones que realiza al medio ambiente ya que se la pasa adaptándose a lo que, desde su interpretación, se espera de él. En la filosofía Gestalt el ser humano logra ser consciente de ésta situación, al desarrollar las habilidades que requiere para responsabilizarse de su actuar y de las decisiones que tome de acuerdo a su medio ambiente y de los que lo rodean, en el entendido que son sus acciones y sentimientos del presente, cómo las asume, lo que le permite desarrollar una mejor relación con su entorno y a cumplir con el propósito permanente de estar en el mundo conscientemente.

De esta forma, la filosofía Gestalt, integra la escala de necesidades de Maslow que se refieren a los motivadores que de forma muy profunda mueven al ser humano y se concentra en los efectos y sentimientos que las acciones realizadas para cumplir dichas necesidades conscientemente en el aquí y ahora, tanto para la persona como para su entorno.

Si su percepción del presente cambia de acuerdo al cambio de conciencia desde el pasado y para el futuro, el ser humano ésta en transformación permanente, en el aquí y ahora, que puede manifestar al observar su entorno actual y el impacto que causa en él, entonces sus acciones e intenciones cambiarán y su interacción con el mismo será diferente, más dirigida de acuerdo a su nuevo estado de conciencia.

Cuando el ser humano mueve las fronteras del alcance en los que tiene establecido el mapa mental sobre su entorno, la posición que él ocupa en el mismo cambiará y por lo tanto las posibilidades de impacto de lo que actualmente realiza, abriéndose toda una nueva realidad que dará un sinfín de posibilidades de actuación sobre las cuales organizar su vida y sobre las cuales su entendimiento de calidad de vida cambiará su significado para replantearse nuevos componentes de lo que es para él (darse cuenta lo importante que es él para el mundo) y ser responsable de sí mismo.

1.1 La calidad de vida en la familia

Una parte importante del entorno del ser humano lo constituye la familia. Tomando en cuenta que la familia es la base de una sociedad, es en ella donde el ser humano tiene importante impacto y una relación directa dentro de la construcción de su calidad de vida.

Durante la mayor parte del siglo XX la lógica sobre la cual se organizó la vida laboral y familiar fue la siguiente: el hombre, jefe del hogar, era el proveedor encargado de la manutención de toda la familia, la mujer, tenía a cargo las tareas de su casa y el cuidado de todos los que formaban la familia, esto sin recibir remuneración.  Dentro de éste arreglo de roles, la visión desde el punto de vista fenomenológico era de un plano en el que los papeles estaban establecidos de forma estable, eran observados desde ese ángulo y rara vez se salían de tal esquema. Fue hasta las últimas tres décadas del siglo XX cuando los papeles comenzaron a variar poco a poco hasta que el papel de proveedor en la familia, en ciertas familias, cambió generando arreglos familiares en los que las actividades, tanto laborales como de la casa, se compartieron y en algunos casos se invirtieron, dando paso a una nueva situación y por lo tanto una visión diferente del mismo núcleo familiar.  Esta nueva perspectiva cambió el concepto de calidad de vida en la familia, representando nuevas ventajas, como las de tener mayor posibilidad de provisión de recursos y por lo tanto, si las decisiones son las adecuadas, mejor alimentación, educación, vestido, etc., sin embargo, se incorporaron también los problemas de la cantidad de tiempo e influencia en la formación de la familia por parte de los, en estos casos, dos jefes de familia que se reparten el papel de proveedor.  Esta nueva visión cambió la perspectiva de éste fenómeno conocido como familia al cual se le observa distinto al anteriormente comentado y, por ende, sus intereses y valores han cambiado radicalmente haciendo necesario el establecimiento de nuevos paradigmas en la dinámica de sus miembros y de su entorno.

La nueva perspectiva o fenómeno familiar constituye la nueva forma materia de estudio de la filosofía Gestalt; al observar la realidad que se presenta es posible replantear un nuevo enfoque de lo que su calidad de vida representaría para todos los miembros de la familia, éste nuevo enfoque dependería de lo que los miembros de cada familia determinen en el contexto de sus actividades, personalidades, necesidades, etc., es decir, en la observación y conciencia que tengan de ellos mismos.

Conclusión

En conclusión, observamos que la calidad de vida es definida por cada ser humano de acuerdo a la visión que tiene de sí mismo y de su impacto en el entorno, si conscientemente incorpora a su vida el enfoque filosófico Gestalt, su conciencia en cuanto a todo lo que él es y lo que significa para su entorno se transformará y de esta forma será capaz de interpretar su realidad para modificar su presente y alinearse a la nueva realidad observada; ésta toma de consciencia lo lleva a un nuevo orden en su vida que lo hará comprender su calidad de vida de una forma muy diferente y de mayor beneficio para todos los que lo rodean y para él mismo, con acciones que impacten a su familia como unidad social inmediata y a través de ella a la sociedad de la cual forma parte.

Referencias

Fagan e Lee Shepherd (compiladoras) (1970/2003). Teoría y Técnica de la psicoterapia gestáltica, Argentina: Amorrortu editores

Heidegger M. (1927) Ser y Tiempo. Traducción, Prologo y Notas Eduardo Rivera. Chile: Edición electrónica www.philosophia.cl Escuela de filosofía Universidad ARCIS.

Organización Internacional del Trabajo y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. (2009), Trabajo y Familia: Hacia nuevas formas de conciliación con corresponsabilidad social. Suiza: Publicaciones de la OIT

Ortiz A. Fernando. (2014). Seminario del Enfoque Filosófico Gestalt, México: Universidad Gestalt. (Presentación)

Filotecnologa.files (2014), Introducción, la fenomenología, su contexto y dificultad. Recuperado el 15 de marzo de 2014.

http://filotecnologa.files.wordpress.com/2011/06/introduccion-a-la-fenomenologia-primera-parte.pdf

La Enciclopedia Libre Universal en Español. (2014), Calidad de Vida. Recuperado el 13 de marzo de 2014. http://enciclopedia.us.es/index.php/Calidad_de_vida.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario