EL TEMAZCAL COMO UN EJERCICIO VIVENCIAL EN LA TERAPIA GESTALT

Karina Suárez Fernández alumna de la Universidad Gestalt  5º semestre de  la Maestría en Psicoterapia Gestalt

Karina_sufer@hotmail.com

EL TEMAZCAL COMO UN EJERCICIO  VIVENCIAL EN LA TERAPIA GESTALT

La palabra Temazcal proviene de Temazkalli, que se traduce mediante la división etimológica de dos palabras: Tematztli/vapor de agua y Kalli/ casa o construcción. Con el uso del náhuatl mezclado con el lenguaje español se ha mantenido el nombre de Temazcal o Temazkal, entendido como un baño de vapor por calor de piedras volcánicas (Campos, 2010); y fue tan común en el México antiguo, que el antropólogo Paul Kirchoff lo asumió como una de las características para definir el área cultural de Mesoamérica.

De acuerdo a las especificaciones del Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana se emplea con fines curativos, preventivos, higiénicos y religiosos (Nader, 1969). Es una experiencia conducida por un guía que va aplicando una serie de prácticas de índole terapéutica o ritual: masajes, hidroterapia, aromaterapia, cantos, visualizaciones, ejercicios de meditación y catarsis que sirven para orientar las emociones y dinámicas del grupo.

En el Baño de temazcal, el flujo de vapor es una forma de terapia física que permite la simulación de la fiebre como mecanismo de defensa, propio del organismo humano.El usuario comenzará a respirar por la boca, de manera rápida y poco controlada, lo que probablemente lo llevara a sentir taquicardia y fatiga profusa. Dicha sensación, poco placentera, es el primer reflejo en la mayoría de los principiantes. Sin embargo  después de un espacio breve de tiempo, el  Temazcal y el usuario se sincronizan en circulación y una vez autorregulado puede mantener un nivel cardiaco y circulatorio directamente vinculado a la circulación de calor en el interior del baño de Temazcal.

En el temazcal retornas (simbólicamente) al vientre materno, al aspecto redondo, cálido, oscuro, húmedo  y silencioso. Así pues,  la calidez del baño de Temazcal otorga el cobijo, la certidumbre maternal y el resguardo de la madre tierra. Por eso al entrar a una sesión de Temazcal, nos sentimos arropados y nos estremecemos por el retorno al vientre de nuestra madre. El escenario se recrea en algo ya experimentado en la historia de vida, aquella posibilidad de desestructuración para una reestructuración, a la regeneración y al renacimiento con el objetivo de lograr el autosoporte a través de la experiencia del calor, la comodidad y la sensación de ser bien recibido. Renacer con todo lo  necesario para construir la base de  la autonomía, fortaleciendo  la raíz, el fundamento, el cuerpo y la supervivencia.

Como técnica vivencial se trata de propiciar a una elevada excitabilidad en el hemisferio derecho el cual es considerado el cerebro emocional, simbólico, afectivo bloqueando transitoriamente el hemisferio izquierdo troquelando el DNA, mielinizando las prolongaciones nerviosas y logrando una nueva conducta funcional  que modifique las no funcionales en el aquí y ahora (Salama, 2008)

Así pues, en relación al aquí y el ahora, frase de uso recurrente en la medicina tradicional mexicana,(Topilzin 1996)se sitúa al sujeto en su realidad, en razón de su circunstancia y capacidades propias que en el Temazcal se activan a través de la limitante visual, misma que provoca un estado de alerta por la oscuridad. La memoria del recuerdo no afecta en lo profundo pues al estar en el aquí y él ahora se activa la memoria semántica y autobiográfica; el sentido de uno mismo, de su propia vida, también denominada memoria declarativa, la memoria explícita está desprovista de una dependencia de memorias traumáticas (Campos 2010)

Entrar al vientre de la madre tierra  en un nivel  metafórico pero también vivencial, permite al paciente  reconstruir  y reestructurar el fundamento, la confianza en el mundo, recreando vínculos que debieron ocurrir en su momento, afirmando el derecho a estar aquí, tomando de la madre tierra como  la madre ideal que desde el aquí y él ahora es capaz de suministrar la calidez idónea ya que la confianza en la tierra que nos sustenta antecede a la confianza en nosotros mismos desde la postura de ser capaces de manifestar lo que hace falta para sobrevivir, algo que desde la Gestalt implica cerrar adecuadamente  el ciclo de la experiencia aprendiendo a identificar la propia necesidad para echar a andar los recursos manifestados en la autonomía del Ser . El temazcal se convierte entonces en una dinámica vivencial en donde el paciente localiza sus bloqueos y resistencias para después pasar a la fase de liberación de energía logrando el flujo de energía. Todo lo anterior, se convierte en  la oportunidad de desestructurar y reestructurar con la intención de dar solidez necesaria para el auto apoyo.

Fuentes de consulta

  • Biblioteca digital de la medicina tradicional mexicana, h L., 1969b. tomado de:http://www.medicinatradicionalmexicana.unam.mx/termino.php?l=1&t=ba%C3%B1o%20de%20temazcalNader
  • Campos López Noé,2010,  Temazcal El vientre de la Madre, Chapingo,Futura
  • Joseph Zinker, 1997 “El proceso creativo en la terapia Gestáltica”, México, Paidos
  • Martínez Ruiz Cenobio, 2000 ,Biomnemica, Salud y Sanación , Mexico, de bolsillo
  • Salama Phenos Hector,2008, Gestalt Persona a Persona, México,   Alfa omega
  • Tehuacatl Cuaquehua Humberto,2004 “ Fundamentos del Temazcalli”, Universidad Autónoma de Chapingo, Edición Conmemorativa 1854-2004; México, Edit Futura

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia

Comentarios

comentarios

Deja un comentario