El momento más importante es aquí y ahora

Rocío Angélica Espinosa Hernández es alumna de la Universidad Gestalt cursando la Maestría en Psicoterapia Gestalt.

rangieeh@hotmail.com

“El momento más importante es aquí y ahora”

Suena fácil pero no es simple. No es sencillo ya que nuestro ego está tratando de huir del ahora en todo momento. El ego quiere vivir en el pasado o en el futuro, pero nunca en el presente, nunca quiere vivir en el presente, ya que en el presente el ego no existe, el ego muere.

El estrés está íntimamente relacionado con nuestro instinto de conservación. Ante una situación  que pone en peligro tu vida, todo tu organismo reacciona; segregas una sustancia llamada adrenalina que hace que tu presión arterial y tu circulación sanguínea aumenten, tus pupilas se dilatan y aumentan los latidos de tu corazón y hasta la sensibilidad de tu piel.

Todo esto te prepara para las dos opciones que tienes para salvar tu vida: atacar o huir. Es muy probable que, en los principios de la humanidad, este mecanismo de defensa haya sido determinante para nuestra supervivencia.

¿Cuáles crees que son los síntomas del estrés que hoy aqueja a la mayor parte de la población? Adivinaste, exactamente los mismos, la gran diferencia es que, en la actualidad, muy pocas son las situaciones que ponen en peligro real nuestra vida.

Otra diferencia importante es que nuestro organismo puede soportar el estrés de vez en cuando, si nuestra vida se ve realmente amenazada, pero no todos los días como sucede ahora, es por eso que es la causa de úlceras, problemas de presión arterial y fatiga.

Puedes ver que el estrés en exceso, es un problema que se da al perder la perspectiva del aquí y ahora.

Fritz Perls que es uno de los creadores de la terapia Gestalt, decía que el ser humano tiene la costumbre de evadir el momento presente (y así, de echarlo a perder) trayendo a su mente sucesos del pasado o imaginando posibles sucesos del futuro.

El pasado y el futuro no existen más que en la mente del ser humano. Cuando recuerdas algo, no vuelves al pasado, sino que usas tu memoria para volverlo a vivir en el presente y cuando piensas en el futuro lo único que haces es imaginar posibles resultados pero lo haces también, en el presente.

Nuestra experiencia transcurre siempre en el presente, y te puedo asegurar, que pocos sucesos en el aquí y ahora son perturbadores.

La cita que te preocupa está en el futuro, al igual que el pago que tienes que hacer o la llamada telefónica que no has hecho. Lo que hiciste y por lo que te sientes culpable, fue en el pasado, ya no existe más que en tu mente.

Esa ofensa por la que sigues tan molesto, ocurrió también, en el pasado y ahora tú te encargas de traerla a tu presente.

Cada vez que piensas y reaccionas a sucesos negativos del pasado y posibles sucesos negativos del futuro; estás arruinando tu presente, estás sufriendo.

La mayoría de la gente basa su felicidad en eventos del futuro, es por eso que se convierte en una meta inalcanzable. “Cuando tenga mi pareja ideal, seré feliz” “Cuando consiga ese empleo” “Cuando logre lo que me propongo” “Mañana seré feliz, mañana, mañana, mañana…”

Solo tienes el presente y sólo podrás ser feliz hoy, con lo que eres, con lo que tienes, como es tu vida, aquí y ahora.

Los medios de comunicación nos presentan a diario modelos de vida y personas que supuestamente son el ideal a alcanzar. Te bombardean todos los días con mensajes sobre “lo que deberías hacer” o “con lo que deberías estar haciendo” y, como es tan diferente a lo que realmente eres y a lo que realmente haces, empiezas a creer que que hay algo mal contigo.

Por otra parte, la razón principal para evadir el presente es no aceptar tu vida tal y como es en este momento, creer que hay un lugar y un tiempo mejor para ti en el futuro, comparar lo que estás viviendo ahora con lo que viviste anteriormente. Precisamente porque el presente no te satisface.

En tu vida hay cosas que puedes cambiar aquí y ahora y que tu imaginación puede ayudarte a hacerlo.

Y hay también un montón de sucesos sobre los que no tienes control y que puedes aceptar tal y como se te presentan. Imaginar que pueden ser de otra manera es llenar tu vida de frustración.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia

Bibliografía:

Fontaine, James. ¿Enojarse? Grupo Editorial Dharma. México.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario