EL LENGUAJE NO VERBAL DE LAS EMOCIONES

José Luis Gómez Guemes, es alumno de la Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx) y está cursando la maestría en psicoterapia gestalt. Su correo es: Jlap_20@hotmail.com

EL LENGUAJE NO VERBAL DE LAS EMOCIONES

En  la historia de la humanidad, las emociones –siempre- han estado presentes en cada momento de cada ser humano. Estas han jugado un papel místico en el desarrollo de las potencialidades del ser humano, así como, es por medio de estas que nos vinculamos en sociedad, y traen consigo una de las bases que le da sentido a nuestra existencia. Las emociones siempre buscan una forma de expresión ya sea verbal (palabras, canciones, tono de la voz), o no verbal (los movimientos corporales voluntarios e involuntarios, vibraciones corporales, erizamiento de la piel, dilatación de las pupilas, posturas corporales), entre otros, hasta pueden buscar expresarse a través de enfermedades. También, podrían manifestarse  de forma verbal y no verbal a la vez, siendo congruentes entre sí, o incongruentes.

En este sentido, separando la palabra “emoción” tenemos: e – energía, moción – motor,  que significa “energía motriz”. Las emociones se encuentran en cada uno de los procesos en la vida del ser humano, desde que nace hasta que muere. Estas conectan al cuerpo con la mente, en forma total, hasta en el momento en que no somos conscientes de nuestros actos o movimientos. Las emociones se encuentran en cada célula de nuestro cuerpo. Que es a través de este último que se manifiestan en forma absoluta, tanto de forma consciente como inconsciente.

Las emociones entre el lenguaje verbal y no verbal podrían presentarse de forma  desfasada, mientras que una persona podría decir verbalmente: “ya no quiero estar más en X lugar”, el cuerpo podría no buscar la salida. Otro ejemplo, sería cuando a una persona le preguntas ¿cómo estás? y esta contesta – “feliz” – y su rostro parece una piedra. También, las emociones se encuentran en el cortejo de galantería entre personas, como es el caso de una mujer que se acaricia el cabello mostrando así el gusto por una persona; o. un hombre que al mirar de frente a una mujer que le parece atractiva y viene  en dirección hacia él, éste muestra una postura más erguida, y cuando ya no hay contacto visual, la derrumba.

Por otra parte, hay estudios realizados que demuestran que las enfermedades como el cáncer, la hepatitis, la colitis, la gastritis, la migraña, las tensiones corporales (nudos), las úlceras gastrointestinales, entre otras, se encuentran vinculadas con emociones reprimidas, que bajo esta circunstancia dichas emociones buscan la forma de alojarse en alguna parte del cuerpo utilizando los distintos organos del mismo. También, las emociones son participes en la definición de la postura corporal actual de las personas, si es recta o con el cuello salido, entre otras.

Por último, he escuchado decir a personas que “deben controlar sus emociones”, o que no deben mostrarlas a otra persona, ya que esto lo consideran como un punto de vulnerabilidad, que pudieran usar contra su persona. Mi intención no es mencionar que esto sea malo o bueno, sino reconocer que las emociones “son” y que en ellas podemos encontrarnos y conocernos, así como identificar nuestras necesidades en general. El reconocimiento y la expresión de nuestras emociones son el vehículo para el desarrollo de nuestras potencialidades y nuestra buena salud.

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #comunicacion #comunicacionnoverbal #lenguaje #lenguajedelcuerpo

Foto: http://bapsmag.com/wp-content/uploads/2012/09/7-emotions.png

Comentarios

comentarios

Deja un comentario