El lenguaje de la música

Adelaida Aizpuru González

aaizpurug@yahoo.com.mx

El lenguaje de la música

Desde nuestro ser superior, la música se considera como uno de los lenguajes del alma; nada es comparable a la sensación de una música que invade el aire y nos abraza con su vibración que penetra en las fibras más profundas de nuestro cuerpo y nos hace vibrar y  sentir el palpitar de nuestro corazón.

Confianza, placer, euforia, tranquilidad, recuerdos de momentos y lugares…,estas son sólo algunas de las variadas e intensas emociones y sensaciones que provoca en los seres humanos la música, esa singular combinación de melodía, ritmo y armonía.

La música produce un amplio abanico de respuestas que pueden ser inmediatas, diferidas, voluntarias o involuntarias. Dependiendo de las circunstancias personales (edad, etapa de desarrollo, estado anímico, salud psicológica, gusto) cada estímulo sonoro o musical puede inducir una variedad de respuestas en las que se integran, tanto los aspectos biofisiológicos como los aspectos afectivos y mentales de la persona. A nivel mental, la música puede despertar, evocar y fortalecer cualquier emoción o sentimiento.

Escuchamos antes de que podamos ver u oler; desde el estado embrionario es cuando se captan los primeros sonidos procedentes de los latidos del corazón o la respiración de la madre; de esta forma es como nos adentramos a un océano de sonidos y vibraciones que nos acompañará el resto de nuestra vida.

La música nos impregna interiormente dejando huella a su paso y acción, pasando a integrar un fondo o archivo personal, lo que puede denominarse como mundo sonoro interno.

Los efectos de la música sobre el comportamiento han sido evidentes desde los comienzos de la humanidad. A lo largo de la historia, la vida del hombre ha estado complementada e influenciada por ella. Asimismo los sentimientos expresados musicalmente se entienden igual en todo el mundo y la música logra superar sin mayores dificultades las barreras entre las culturas.

Cada individuo suele consumir la música adecuada para sus necesidades, ya sea absorbiéndole de forma pasiva o creándola de forma activa.

La música ha sido y es un medio de expresión y comunicación no verbal, despierta emociones y, por consiguiente, activa el funcionamiento del hemisferio cerebral no dominante. Como las notas en un pentagrama, las emociones suben y bajan al ritmo de las melodías. La música nos hace entre otros: llorar, reir y enamorarnos… A diferencia de la palabra hablada, la música conecta directamente con nuestro subconsciente, con el lado más primitivo de nuestro cerebro, y es capaz de hacer que genere endorfinas, adrenalina o se modifiquen nuestros niveles de serotonina. La música ha tenido un papel preponderante, a nivel evolutivo, en el sentido de que es un lenguaje universal, que nos sirve para comunicar lo que sentimos, y desde siempre ha sido un elemento socializador y presente en todo tipo de actos, rituales, ceremonias o celebraciones.

Nuestra conducta musical así constituye una proyección de la personalidad. Escuchando o produciendo música nos manifestamos tal cual somos o como nos encontramos en un momento determinado, reaccionando ante ella de mil y un formas.

Los chamanes, brujos y curanderos fueron las primeras figuras en usar terapia con música, quienes utilizando los primeros ritmos, tonadas y sonidos, llegaban a estados alterados de conciencia con fines mágicos o religiosos. Existen datos concretos de que esta práctica fue utilizada en la mayoría de las tribus y culturas de la antigüedad.

A partir de tales tradiciones, en la actualidad se ha sistematizado el estudio de los efectos psicológicos y orgánicos de la música y se ha reconocido a la musicoterapia como vertiente terapéutica de valor concreto. Sus aplicaciones son cada día más variadas y numerosas en donde su  objetivo es mejorar la calidad de vida, salud física, social, comunicativa, emocional e intelectual de las personas.

REFERENCIAS

www.medicinamusical.com/-que-es-la-musicoterapia

dhost.info/tsunamijapon/musicacomolen

http://jesusgonzalezfonseca.blogspot.mx201/1/06

Comentarios

comentarios

Deja un comentario