El coaching aplicado a empresa.

Lic. Amparo Inestrillas Sánchez

inteligenciaholistica@gmail.com

@inteliHolistica

A través de las técnicas del coaching fue posible iniciar un programa de crecimiento aplicado a la empresa de exportaciones: Dividiendo, S.A. de C.V.

En dicho programa se restablecieron y fortalecieron líneas de comunicación y se construyeron nuevas. A través del coaching grupal se lograron identificar los problemas que impedían el flujo de avance y positivo funcionamiento en el trabajo en equipo, lo cual afectaba en forma directa la productividad y buen funcionamiento de la empresa. Con el Coaching personal y de grupo se sigue trabajando en aumentar la efectividad de los trabajadores trabajando como un equipo integral.

Con el uso de PNL y lenguaje corporal, después de varias sesiones se logró dar, lo que el CEO llamó: “Una perfecta radiografía de los integrantes del equipo administrativo y de producción, que nos permite entender por qué las cosas fluyen de una forma y no de otra; nos permite saber cómo dirigirnos mejor a los empleados optimizando la comunicación”

Se descubrió a través de varias sesiones, que las inquietudes y expectativas de uno de los integrantes estaban mal ubicadas, de manera que se reestructuraron algunos puestos para buscar un mayor desempeño y realización de los involucrados, logrando hasta el momento que los resultados hayan favorecido no solo a estas dos personas que se encontraban a disgusto en su puesto de trabajo sin darse cuenta de que lo que necesitaban era encontrar su verdadero nicho de desarrollo personal, sino que las cosas funcionan con más fluidez en general. Sus subalternos sienten que la persona que los dirige se siente completa con lo que hace, haciendo de su trabajo un lugar más agradable para estar y logrando ser mejor líder.

Han cesado los conflictos en el equipo en donde esta persona trabajaba anteriormente.

Al ver resultados positivos la los gerentes, CEO y Coach adquieren mayor credibilidad y con ello los resultados medibles y a corto plazo se van dando.

A través de las entrevistas en coaching, se detectó que los obreros e incluso staff administrativo, se sentían confusos a cerca de a quien rendir informes. Regularmente los directivos, en el día a día, a través del tiempo, dejan de ver cuestiones básicas pues caen en la rutina a la que están acostumbrados, se llenan de responsabilidades y trabajo que les impide ver a más detalle su organización. Simplemente, dejan de ver, dejan de ver pequeños grandes problemas en el día a día que les hace la vida más pesada y se torna más lento así el crecimiento de la empresa. Esto no es tan obvio para ninguno hasta que lo describí como aquí se habla de la confusión en el organigrama. El problema deja de verse y se sabe de algún o de varios problemas pero no porqué se están dando. Se vuelven parte de la empresa y se tornan transparentes al ojo de la dirección y gerencia. Es aquí, donde el Coach se integra con visión e ideas frescas; basado en sus conocimientos y experiencias, con las herramientas con las que cuenta, puede dar una nueva orientación a la empresa, inyectándola de la energía que necesita para sacar el polvo y regresar al movimiento que los lleva a la vanguardia y alcance de metas, al crecimiento económico y al fortalecimiento como organización. Un coach es como un detector de pequeñas fallas. Al detectar la confusión en el seguimiento del organigrama nos percatamos también que hay un problema grave de comunicación. ¿Porqué si no saben a quién informar de un problema o una duda, no se acercaron a alguien para investigarlo? Entramos aquí entonces con un nuevo programa que mejore la comunicación en la empresa. Sin comunicación no se puede tener trabajo en equipo.

Actualmente se estructuró un programa que está siendo aplicado en los distintos grupos a nivel administrativo y supervisores de producción. En esta serie de sesiones se busca que la persona alcance un mejor nivel de conocimiento propio para pasar de ahí a conocer mejor a los demás. Con esto se llega a una tolerancia y respeto que son fuente básica del trabajo en equipo.

Se busca con este programa:

  • Lograr mejorar la comunicación entre los equipos
  • Tolerancia y empatía
  • Respeto
  • Incrementar el apoyo entre ellos
  • Enfocar la energía en el desempeño del equipo en lugar de soluciones de conflictos
  • Mejorar rendimiento.

El programa se aplicará a los equipos en:

  • Gerencia
  • Administración
  • Producción

EL programa durará 4 semanas en sesiones de una vez por semana. Este taller ha empezado a lograr iniciativas tales como:

  • Se inició un “periodiquito” interno en donde se habla de lo relevante en la vida personal de los empleados (nacimientos, cumpleaños, fallecimientos, logros, etc.) Con ello el contacto humano se eleva y se une al programa global dándole más fuerza.
  • Se abrió un muro (pizarrón) con ideas de los empleados para mejorar la producción.

A través del coaching los logros vienen de dentro de la misma organización tan solo con el coach como guía. Exponenciando las fortalezas y creatividad de los integrante y haciéndoles sentir lo importante que ha sido su participación.

EL COACHING A NIVEL PERSONAL

En este caso, el cliente tenía como problema la decisión de reubicar o despedir a parte de su personal de trabajo.

A través del coaching se procedió a limitar el problema en oraciones simples:

  • No quiero tener más una persona que lleva muchísimos años trabajando conmigo pero no sé como despedirla
  • No sé cómo reubicar a un miembro del staff que se mudó en la cercanía con su familia para estar cerca del trabajo, sin embargo no cumple con los requerimientos del puesto. Por otro lado es buen elemento en el equipo y no tengo corazón para echarlo.

A través de las preguntas adecuadas el cliente llegó por ella misma a las siguientes conclusiones:

  • No puedo despedirla pues tengo miedo de no poder organizarme sin ella
  • Si no me organizo, no soy lo suficientemente buena. Soy un desastre y pierdo mi valor

A lo largo de las pláticas se supo que la persona vivió una vida de perfeccionismo absoluto a consecuencia de un accidente en el que su padre perdió ambos brazos.

La única forma de tener el “control” de lo que él no podía hacer, era con un extremo y obsesivo orden en la casa y en sus cosas.

El cliente asumió que si no puede tener siempre el orden y el control, entonces no valía como persona. Sin tomar el pasado, las preguntas fueron enfocándose en el aquí y en el ahora, dejando a un lado las experiencias vividas y retomando el valor actual de sus logros y toma de decisiones.

Los resultados de las sesiones de coaching lograron que esta persona se diera cuenta de todo esto y encontrara lo que tenía que hacer ELLA misma.

“Qué increíble, siempre después de que hablamos me doy cuenta de tantas cosas…Ya sé lo que voy a hacer…” Estas palabras para un coach son sinónimo de un trabajo bien logrado.

Los resultados vienen de ella misma pero son sacados a la luz con la intuición y buena guía del coach. Lo gratificante del trabajo es ver la imagen cuando llega la claridad, grabada en la cara del cliente, ver el crecimiento tan grande que una pregunta bien aplicada puede dar.

El cliente no se da cuenta que está siendo guiando a encontrar las respuestas por él mismo y al hallarlas le es muy gratificante. Este aprendizaje es el que no se olvida, el que se queda como nuevo mapa de referencia para mejorar su calidad de vida.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario