EL ACTO DE ESCRIBIR Y SUS VARIACIONES

GABRIEL GARDUÑO SANSOUBE

GRAFOLOGÍA COMUNICATIVA

MISTERIOS COMUNICACIONALES DE LA LETRA

EL ACTO DE ESCRIBIR Y SUS VARIACIONES, continuación:

La mano efectúa la escritura con diferentes características morfocinéticas, al no ser una máquina de escribir o una impresora de computadora, la cual tendría la misma estructura escritural, las modificaciones de los rasgos escriturales se deben también por los estados emocionales, los cuales se toman como factores transitorios pero también los hay permanentes que modifican la escritura, cuando son resultado de un accidente o enfermedad aguda o paulatina, o por intoxicaciones crónicas, hasta alcanzar el punto culminante, los transitorios a veces son más difíciles de detectar, muchos de los factores accidentales pueden ser: la posición del escribiente, estado emocional, factores climáticos, intoxicaciones, cansancio, estado de salud, enfermedad, calidad del papel, del elemento escritor (pluma) y de la tinta, etc.

Existe una continua evolución de la escritura, la cual tiene un ritmo particular para cada persona, algunos cambiarán notablemente en corto tiempo, otros tardarán más de acuerdo al entorno donde estén, aunque va de acuerdo a la edad, un niño evoluciona más rápidamente que un adulto, depende de la actividad escritural y la cultura gráfica a lo largo de su vida, pero no le hacen perder sus rasgos básicos con los que aprendió.

Es importante conocer la historia gráfica del escribiente, con el fin de saber su característica accidental que van marcando la evolución de su escritura y la época en la cual fue realizada, no existe ninguna norma en la cual indique el tiempo y la fecha en la que puede producirse los cambios morfológicos evolutivos, la voluntad como ejercicio o como dominio espiritual y emocional como facultad inherente de la mente, la corriente nerviosa se conduce y transmite por caminos que la anatomía estudia y que la fisiología investiga, comprueba y acredita, puede desaparecer lo espontáneo, pero no lo automático y lo aprendió se conservan.

CÓMO NACIÓ LA GRAFOLOGÍA:

No se puede determinar con exactitud cuál fue el origen de la técnica grafológica, ya que estudios de la escritura y la identificación de ésta con el carácter de las personas, se vienen realizando desde la antigüedad. La antigüedad como de qué tiempos estamos hablando, pues nada más y nada menos que desde el Antiguo Egipto, la escritura se consideraba como algo sagrado, pues decían que era parte del alma de las personas, por lo que se puede inferir que ya tenían conocimiento sobre los diferentes estados de ánimo de la persona en relación con los rasgos escriturales, aun tomando en cuenta que usaban jeroglíficos, así mismo el griego Aristóteles (384-322 A.E.C.), el historiador romano Suetonio (69-140 A.E.C.), en su obra La vida de los doce Césares hacía referencia sobre estudios grafológicos de la escritura de Augusto, en la cual por lo que argumenta se podría decir que la letra de Augusto, estaba estresado por el cargo importante que tenía en Roma, pero también que quería ahorra lo más posible en material, aunque tenía los medios, trataba de ser lo más ahorrativo posible, y también se encontraba en un estado de ambivalencia psíquica.

Por su parte Nerón, acostumbraba analizar la escritura de las personas que le rodeaba, como medida de protección debido a que desconfiaba de todas las personas que estaban colaborando a su alrededor, para no tener ningún problema de traición, les trataba de adivinar que tanta fidelidad le tenía, si eran capaces de dar su vida por él, al fin era un gran narcisista patológico además de ser obsesivo compulsivo.

En el siglo XV, ya existía la expresión de colocar los puntos sobre las “íes”, para expresar detallismo y precisión en lo expresado. En 1575, el filósofo y médico español Huarte San Juan, publicó su obra “Examen de Ingenios para las Ciencias”, que dedicaba al Rey Don Felipe, en este tratado hablaba de la forma en que la escritura dejaba entrever las habilidades de las personas de gran talento poseían una letra poco estética. Podría decirse que fue Huarte San Juan uno de los precursores en este ámbito.

El interés por lo que el lenguaje trata de expresar a nivel profundo de la escritura llega desde tiempos remotos, la ciencia grafológica no era ajena a los estudiosos ni a los curiosos de la escritura, existía aunque no estaba reconocida como ciencia. En 1622 el médico boloñés Camilo Baldo, publica el primer tratado sobre Grafología, “Trattato come una lettera misiva si cognoscono la natura e qualitá dello scrittore” y él hace la primera referencia directa entre la escritura y el carácter de quien escribe, se hizo traducciones del latín a otras lenguas de la época.

Se considera padre de la Grafología a Jean Hippolyte Michon, 1806, en Correze, realizó muchos estudios al respecto, escribió un libro de estudios grafológicos llamado, “Los misterios de la Escritura”, en 1871 fundó la Sociedad de Grafología en París en 1872 y fundó la revista-periódico “La Grafología”.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario