Educación Vivencial

Mónica Nayeli Montes Maldonado

mnmontes@gestalt.mx

Educación  Vivencial

Alguna vez me pregunte porque muchas de las ocasiones los niños, adolescentes e inclusive la gente adulta se le dificulta aprender o llevar a cabo los conocimientos adquiridos, ¿Será  a caso que los programas educativos están mal diseñados? O simplemente no se cuenta con las herramientas necesarias en cuanto a los facilitadores para poder transmitir el conocimiento.

¿Qué es lo que pasa entonces? Pues a mi criterio falta una educación vivencial a través de la propia experiencia, es diferente a la educación tradicional, donde aprendemos a través de escuchar la explicación de un tema por un especialista y luego hay una evaluación con un examen. La educación vivencial, en cambio, es aprender andando o haciendo. Por ejemplo, nadar, andar en bici… En los entrenamientos Vivenciales nadie te dice cómo hacer algo ni te dan la solución, simplemente a través de tu propia experiencia y de tus propias preguntas, descubres tus propias respuestas y por ende, tus propias soluciones.
En otras palabras, te vas con una caja de herramientas más grande justo a tu medida.

La Educación Vivencial es interactiva, participativa, de carácter no formal, capaz de aplicarse en la educación especial, fundamental, escolar y superior, en la educación popular o animación sociocultural y en los procesos de educación comunitaria u organizacional.

Atendiendo esta postura, INNOVEC se ha dado a la tarea de desarrollar nuevas estrategias de educación, así como dar a conocer la metodología basada en la enseñanza vivencial e indagatoria de la ciencia que consiste en que los niños “aprendan a pensar, haciendo” para luego “hacer pensando”.

El aprendizaje vivencial requiere  de un proceso elaborado, y no simplemente de la experimentación.

Hay que verbalizar las experiencias, reflexionarlas, generalizarlas para poder ser aplicadas. Nuestra investigación ha puesto de manifiesto la importancia de este proceso de experimentar-verbalizar-revisar-volver a experimentar (aplicar). En este sentido, la enseñanza se basa en una metodología activa. El método se puede resumir de manera simple: acción-reflexión-acción. Entre todos hacemos, y al hacer vamos construyendo y creando; analizamos la experiencia y progresivamente vamos practicando. Las dinámicas de grupo van evolucionando desde propuestas e improvisaciones más simples a otras más complejas. Este quehacer ha de ser permanente en el proceso de aprendizaje que tiene como base las propias vivencias y experiencias de los miembros del grupo. García Carrasco (2006) describe sus posibilidades como instrumento de formación desde un escenario vital.

Definiendo el aprendizaje vivencial:

“El aprendizaje vivencial es la consecuencia de la implicación de las personas en una actividad en la que, además de tener una experiencia directa, se les ofrece la oportunidad de analizar de forma crítica el proceso seguido, extraer algún insight útil de este análisis y aplicar lo aprendido en el propio trabajo o en el comportamiento cotidiano” (Motos, 2000: 134) demás de contar con el sistema de enseñanza adecuada, se requiere de los materiales y guías adecuadas, así como el desarrollo profesional de los maestros, con el objetivo de que los estudiantes se conviertan en protagonistas de su propio aprendizaje.

Ser consciente (awareness) de la frecuencia y combinación de los propios mecanismos y de los mecanismos de nuestros estudiantes nos permite ampliar nuestro potencial de Educación ya que:

  • nos enseña acerca de nosotros mismos y de nuestra forma de ser.
  • nos informa de los sabotajes en nuestro ciclo de la experiencia o de satisfacción de las necesidades.
  • nos potencia la espontaneidad, la flexibilidad y la creatividad.
  • nos alertan de las ganancias “secundarias” que estamos obteniendo por nuestro comportamiento.

Y lo mismo ocurre con las personas de nuestro entorno con lo que facilitamos y potenciamos la comunicación, el aprendizaje, la motivación, el crecimiento, la maduración y estaremos contribuyendo a hacer del planeta Tierra un sitio mejor y más agradable para vivir con seres humanos equilibrados, maduros, autónomos y motivados.

La Terapia Gestalt, tanto en su teoría como en su práctica (esencialmente vivencial), ofrece una alternativa para poder facilitar los cambios necesarios para recuperar la facilidad para los ajustes creativos y para la creatividad.

Resulta cada vez más evidente que lo que nuestros jóvenes necesitan no es la mera adquisición de conceptos y de contenidos acerca de algo, sino la capacidad de formularse preguntas que creen la motivación suficiente como para buscar por sus propios medios -con el apoyo necesario- las respuestas. Sin lugar a dudas ese es el objetivo de la Educación.

Yo hago lo mío y tú haces lo tuyo. No estoy en este mundo para llenar tus expectativas Y tú no estás en este mundo para llenar las mías. Yo soy yo y tú eres tú. Y si por casualidad no encontramos, es hermoso. Si no, no puede remediarse. Fritz S. Perls (1893-1970)

Bibliografía

García Carrasco, J. (2006). El escenario emocional y la dramática de la formación. En J.M. Asensio; J. G

Motos, T. (2000). Aprendizaje vivencial. En Bercebal, F.; de Prado, D.; Laferrière, G. y Motos, T, Con los pedagogos de hoy. Sesiones de trabajo (pp.134-156). Ciudad Real: Ñaque.

http://www.psicoactiva.com/bio/bio_23.htm. Consultado el 2 de Diciembre de 2013.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario