DÍA DEL PSICÓLOGO

DÍA DEL PSICÓLOGO. 20 De mayo del 2014

Por Fany Arellano Noriega

Alumna de 8º semestre de la Lic. En Psicologia Humanista

fany_a11@hotmail.com

El día de hoy se festejó en la Universidad Gestalt  el día del psicólogo, con un programa donde los directivos de esta universidad tuvieron como fin que los alumnos e invitados experimentaran una amplia diversidad de temas para seguir enriqueciendo el conocimiento humano. Escogieron temas para implementarse en forma de conferencias como: “Criminología y Grafología Forense“, “Protocolo de intervención para el cambio de estado de ánimo y el manejo de los bloqueos en el ciclo Gestalt aplicado en atletas”; nos brindaron teorías donde pudimos aterrizar los conocimientos adquiridos durante el periodo de la carrera.

Por otra parte, esta celebración brindó un taller llamado “Verdades y Mitos sobre los trastornos alimenticios”, donde, por su naturaleza, el proceso es más vivencial, logrando así grandes enseñanzas, tanto en el tema establecido, como a nivel personal, e incluso aprendiendo de la facilitadora.

Para mí vivir este último año del día del psicólogo como estudiante de esta institución representa un meta más lograda en mi vida, siendo así un orgullo para mi crecimiento personal, valorando cada experiencia vivida en esta institución, como también llevando grandes tesoros de conocimientos adquiridos de personas profesionales, con gran experiencia en sus respectivas áreas de enseñanza como fueron los profesores que me impartieron clase.

Ahora como meta a corto plazo, pretendo poner todos aquellos consejos, experiencias, aprendizajes, ejercicios, etc., en práctica de una manera profesional y ética de impartir mi profesión tal cual fui formada como psicóloga humanista. Al mismo tiempo me llevaré también esos recuerdos y experiencias vividas con cada uno de mis compañeros, ya que además de compañeros fuimos amigos, cómplices, pañuelo de lágrimas, y sacos de box, pero detrás de cada experiencia hay esfuerzo para poder llegar a llamarnos “colegas”. Esta carrea me ha cambiado la vida y aprendí que la vida no es cosa del pasado ni el futuro, si no “del aquí y el ahora” y el tesoro más grande que me llevo es haberme conocido más a mí misma.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario