Dependencia

Carola Maurer Walls

Grupo: V-625

Clase: Supervisión

Correr electrónico: carolamaurer@hotmail.com

Dependencia

Para poder hablar acerca de la dependencia es importante saber cómo y desde cuándo surge, ya que desde que nacemos creamos un vínculo y una necesidad al depender de nuestra madre o de la persona que ha cuidado de nosotros durante los primeros meses de vida.

Un bebé se relaciona con sus figuras significativas en función de sus necesidades básicas biológicas como las de seguridad y afecto o psicológicas; en esta relación sus necesidades son satisfechas a través de una tercera persona con la que se liga en virtud de su extrema dependencia, este tipo de necesidad es fomentada por la figura materna por medio de cuidados amorosos.

Al poco tiempo el bebé no solo desea satisfacer sus necesidades sino que establece una nueva necesidad, la de establecer contacto con quien la cuida, aquí vemos cómo la dependencia promueve la necesidad de contacto. Con esto, el niño acostumbrado a depender va a intentar establecer contacto con otros niños de tipo dependiente. ¿Qué sucederá si es rechazado? Un sentimiento de desolación y tristeza lo acometerá, si los padres o quienes están a su lado lo miman, favorecerán esta conducta y el niño vuelve a buscar nuevos contactos teñidos de dependencia.

Es tan importante saber tomar y dejar como vivir el momento presente, aprender a dejar es empezar a vivir libre. Es básico darnos cuenta de que también lo que amamos tiene su tiempo como lo tiene la propia vida. “si amas algo déjalo libre, si regresa es porque pertenece, si no regresa es porque nunca te perteneció”.

¿Cómo saber que una relación es sana o patológica?

Se dice que una relación es sana cuando dos personas se juntan y se usan el uno al otro para funcionar en el mundo usando fuerzas del otro. El complementarismo expande a cada compañero, encoge a cada compañero y puede servir para expandir a cada compañero dándole un modelo del que puede aprender nuevas habilidades. Por el contrario en una relación complementaria patológica significa que no hay respeto por los límites, no hay espacio para crecer.

Jorge Bucay señala en su libro “el camino de la autodependencia” los diferentes tipos de dependencia que existen:

La palabra dependiente deriva de pendiente, que quiere decir, literalmente, “que cuelga” que está suspendido desde arriba, sin base, en el aire. Pendiente significa incompleto, inconcluso sin resolver, Dependiente es aquél que se cuelga de otro, que vive suspendido en el aire, sin base, como si fuera un adorno que ese lleva a otro. Es alguien que está cuesta abajo, permanentemente incompleto, eternamente sin solución.

Depender significa literalmente entregarme voluntariamente a que otro me lleve y me traiga, a que otro arrastre mi conducta según su voluntad y no según la mía. La dependencia es siempre oscura y enfermiza.

La codependencia se refiere a que un individuo padece una enfermedad similar a cualquier adicción, diferenciada solo por el hecho de que su “droga” es un determinado tipo de personas o una personas en particular. El codependiente es portador de una personalidad proclive a las adicciones y puede, llegado el caso, realizar actos casi irracionales para proveerse la droga.

La interdependencia se define en donde yo dependo de ti y tú dependes de mí. Parece generar lazos indisolubles que se sostienen porque dependo y dependes, y no desde la elección actualizada de cada uno. Porque los interdependientes son dependientes y cuando uno depende, ya no elige más..

La independencia quiere decir simplemente llegar a no depender de nadie, la realidad es que nadie es independiente, la independencia es una meta inalcanzable, un lugar utópico y virtual hacia el cual dirigirse.

Ahora bien si la independencia es imposible, la codependencia es enfermiza, la interdependencia es solución y la dependencia no es deseable, entonces ¿qué?

Surge a autodependencia, la cual significa saber que yo necesito de los otros, que no soy autosuficiente, pero que puedo llevar esta necesidad conmigo hasta encontrar lo que quiero. Autodepender significa establecer que no soy omnipotente, que me sé vulnerable y que estoy a cargo de mí sin dejarme colgar del cuello de los otros.

Al haber conocido los distintos tipos de dependencia es importante nombrar lo que significa estar en una relación, ya que al tener conocimiento sobre este tema, podemos descartar y evitar las posibilidades de crear una dependencia emocional con la pareja.

La dependencia emocional es una enfermedad que es el resultado de sensaciones de desamparo en el desarrollo temprano de la persona en el seno familiar. Es decir que un ser humano que se sintió abandonado afectivamente por las personas significativas de su infancia desarrolla este mal.

Al crecer, el o la joven, presentan síntomas de inseguridad cuando se queda solo (a), tiene baja autoestima, desconfianza, es celoso de quien quiere y siente miedo al abandono. Necesita fabricar una relación de dependencia con alguien que se convierte en el codependiente y se crea una relación simbiótica.

Existen señales donde nos damos cuenta que la relación de una pareja se enferma cuando comienzan a abandonar las amistades y la familia y todo gira alrededor de la propia pareja y cualquier plan a futuro incluye al otro.

Hay miedo a la libertad y angustia al abandono, los celos incrementan y el sufrimiento de ambos aumenta.

PSICOTERAPIA GESTAL

Para poder ayudar a resolver este enfermedad, se necesita llevar al paciente del apoyo al autoapoyo mediante técnicas supresivas y la aplicación de las técnicas de túnel del tiempo donde puede rescribir su historia, comprender, aceptar y perdonar su pasado y rehacer se relación de pareja desde una visión más realista.

También se podría manejar a través de fantasías guiadas para recordar su infancia, la finalidad de esta fantasía será recordar o nombrar a la persona que estuvo con ella durante esa etapa y descubrir los abandonos, necesidades, afectos que lo han acompañado durante todo este tiempo.

Bibliografía

Bucay, J. El camino de la autodependencia, editorial del nuevo extremo, 2001

Salama, H. De persona a paersona, editorial alfaomega, 2004

Comentarios

comentarios

Deja un comentario