¿De qué y/o para que sirve: la retórica de Aristóteles en la psicoterapia Gestalt?

Por: Lic. Alberto Solís Vázquez quien es alumno de la Maestría en Psicoterapia Gestalt en la Universidad Gestalt

Nota del editor: La idea de vincular la Retórica de Aristóteles con la psicoterapia Gestalt es del Metro. Diego Salama

La filosofía es el conjunto de reflexiones sobre la esencia, las propiedades, las causas y los efectos de las cosas naturales, especialmente sobre el hombre y el universo.

 

Como tal su objetivo ha sido siempre el de que el hombre logre entenderse a sí mismo a la luz de cuestionamientos sobre su propia existencia.

 

En la antigüedad la filosofía fue objeto de práctica constante, no así en el mundo moderno, lo cual, a mi punto de vista, y ahora me puedo atrever a decir que a la luz del punto de vista de muchas personas más (dedicadas a la salud mental o emocional) esta falta de práctica constante de la filosofía ha dado como resultado un incremento en los problemas emocionales de la gente, no por nada ya se escriben libros que pretenden ser de autoayuda sobre filosofía, o al menos una base introductoria a ésta, ejemplo de esto son títulos que solo menciono como ejemplo más que no puedo decir que he leído.

Ejemplo “Más Platón y menos Prozac de Lou Marinoff”

 

Cuál sería pues el objeto de estudiar filosofía para resolver problemas emocionales del contexto actual.

 

Como ya dije la filosofía busca que el hombre se entienda a sí mismo a la luz de cuestionamientos sobre su existencia.

Es aquí donde la psicoterapia Gestalt y su fundamento filosófico existencialista entra en juego. Cuando un paciente llega a terapia, por lo general es incapaz en ese momento de contestar sus propios cuestionamientos, los cuales sería osado decir que no tiene, y el terapeuta Gestalt servirá entonces de guía para que el paciente y por sus propios medios aprenda a ser capaz de responder sus propios cuestionamientos.

 

Si bien la filosofía existencial es el fundamento de la psicoterapia Gestalt, no es el único el único elemento filosófico que se usa, un elemento utilizado y muy útil en la entrevista es la retórica aristotélica.

 

 

Vista como técnica de entrevista la retórica es una técnica relativamente sencilla pero que es demasiado útil al momento de sacar información importante que es de mucha ayuda al estar de frente a un paciente que va para que lo ayudemos a q descubra sus trabas o atorones ( bloqueos, para llamarlo de acuerdo a la terminología de estudio).

 

Con sus tres elementos pilares, nos ayuda como guía rápida y sencilla (en apariencia al menos) a ayudarle al paciente a que se dé cuenta de cómo es que él mismo puede descubrir lo que le afecta y las opciones que tiene para actuar y al final de todo decidir.

 

Los tres elementos pilares de la retórica son:

 

El Ethos, Pathos y Logos.

 

El Ethos es aquello con lo que se establece la credibilidad, es decir todo aquello con lo que el paciente sustenta lo que vive, es todo aquello que el paciente acepta es lo que da la confianza.

 

El Pathos establece el ambiente psicológico, para llegar a él se debe escuchar activamente, se debe ser empático, es encontrar lo que motiva al paciente a conducirse de tal o cual manera.

 

Por último el logos establece las razones, son los argumentos, claros y convincentes, son las mediciones con que se percibe la realidad y le dan sentido a la existencia del paciente tal y cual es en el momento en el que llega a terapia y el momento mismo del dialogo.

 

Los pilares anteriores determinan la problemática y su solución para el paciente, la problemática se da debido a que el paciente sólo alcanza a ver uno o dos de estos tres inseparables elementos para la compresión.

 

Es decir es nuestra tarea ayudar al paciente a que se auto comprenda, y partiendo de esto mejore, deje de tener bloqueos, pueda fluir mejor y ser más auténtico, y para esto es necesario que alguien más, desde fuera le ayude a darse cuenta que no debe buscar afuera sino dentro de sí.

 

Al ponerle de manifiesto el elemento que en la entrevista descubrimos faltante, se habrá logrado un buen avance hacia la comprensión del paciente por sí mismo.

 

Es importante remarcar que la retórica solo es una técnica de entrevista, que nos abre el camino hacia lo importante del proceso terapéutico Gestalt, la experiencia, la vivencia de aquello que se había olvidado de vivir el paciente, olvidado por llamarlo de alguna manera, ya que esto es más bloqueo de la experiencia que olvido, y nos abre el camino a saber por qué lo bloqueo y de cómo ayudarle a que supere este bloqueo.

 

Bibliografía

Salama, D. Apuntes de clase de Comunicación 1, México, Universidad Gestalt

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario