Cuando la comunicación no verbal es la única forma de comunicación.

Cuando la comunicación no verbal es la única forma de comunicación.

PARTE I. Papá y sus mensajes ocultos.

Jorge Rafael Espinosa Zúñiga es alumno de la Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx) y está cursando la maestría en psicoterapia gestalt. Su correo es: raespinosazu@gmail.com

Hablando de comunicación humana existen algunas propiedades que le dan color, forma y sentido a las interacciones interpersonales que se derivan de un encuentro entre dos o más partes, por lo cual no toda la información que se recibe proviene del discurso, también se deben tomar en cuenta elementos no verbales que pueden dar una mayor congruencia entre lo que se está observando y lo que se está interpretando según nuestros criterios.

En la sociedad mexicana, en su mayoría se vive la modalidad de relación patriarcal, por lo que el hombre es educado para acatar los “debo” y “tengo” que tan bien se heredan y tanto merman la expresividad del género masculino.

Encuentro muy cercana la situación donde el padre no tiene medios para comunicar lo que siente, para expresar lo que vive o palabras para hacer saber su postura ante algún hecho que experimente, por lo cual a los hijos no les queda más remedio que acudir a sus demás sentidos para realizar constantes inferencias acerca de lo que sucede con esta parte masculina de la sociedad, esperando en lo posible que dichas hipótesis se acerquen a la realidad, y es ahí donde yo me pregunto ¿de qué manera puedo comunicarme con alguien que no desea expresarse “más de lo necesario”?.

Para quienes intentan obligar al padre a decir más de lo que quiere decir, les puedo adelantar que dicho acto se torna poco fructífero debido a que se estaría intentando cambiar al otro para cubrir una necesidad que no emerge del padre, sin embargo no puedo dejar de lado el hecho de que los hijos como miembros de una construcción familiar, posiblemente esperen recibir de su imagen masculina los mensajes y frases que pueden usar para afrontar su propia existencia, los cuales al no llegar o ser poco habituales, crean fantasías acerca de lo que el padre espera o desea de ellos. Hasta este punto no hay más que aceptar la falta de comunicación verbal del padre y entender que es probable el haber pasado por alto mensajes que no provienen del habla, sino de medios más sutiles de expresión que están en continuo contacto con todos nuestros sentidos.

Bibliografía

Pease, A. y Pease B. (2006). The Definitve Book of Body Language. [El lenguaje del Cuerpo. Cómo interpretar a los demás a través de sus gestos.] (2° ed.). Barcelona: Amat

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #comunicacion #comunicacionnoverbal #lenguaje #lenguajedelcuerpo

Foto: http://g4.psychcentral.com/blog/wp-content/uploads/2013/05/co-dependence.jpg

Comentarios

comentarios

Deja un comentario