Crisis Relacionales

Por: Dr. Héctor Salama
Publicado el 30 de mayo 2003

En su desarrollo, el ser humano va pasando y superando crisis de crecimiento, así, el bebé, desde que nace, inicia su relación de sobrevivencia a través del pecho materno. Luego comienza a enderezar su cabeza, comienza a gatear y luego a caminar, todo ello utilizando un talento innato que es la curiosidad.

En la adolescencia, por la aparición de las hormonas, las cuales irrumpen en el torrente sanguíneo, aunado a la necesidad del joven de  separarse de los padres e incluirse en un grupo de pares, presenta una de las crisis más evidentes en su desarrollo.

Esto lo lleva a tener periodos de depresión, explosiones de ira ?injustificadas?, momentos de búsqueda interior y reflexión, culpas, miedos y auto agresiones.

Es  en esta etapa en la cual inicia a establecer la elección de pareja. Cualquier relación no es inmune a pasar por crisis periódicas por lo cual, éstas se convierten en algo muy importante de resolver para seguir creciendo.

Defino a la crisis relacional como un desequilibrio significativo en el decurso de una relación.

Ya observamos que todo ser humano tiene momentos de crisis y que éstas pueden superarse o no.

Para superar una crisis hay que resolver los siguientes puntos:
1.- Reconocer que existe.
2.- Analizar cómo se inició
3.- Expresar la molestia que se tiene
4.- Responsabilizarse cada quien por la parte que le corresponde
5.- Disculpar y recibir disculpas del otro
6.- Perdonar y perdonarse
7.- Aprender de la Experiencia

Si no se cumplen los puntos anteriores el resultado inevitable es el resentimiento y la separación.

Por último, recordar que en la CRISIS, CRECES.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario