COMUNICACIÓN NO VERBAL Y GRAFOLOGÍA

COMUNICACIÓN NO VERBAL Y GRAFOLOGÍA

Emmanuel Rojas G es alumno de la Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx) y está cursando la maestría en psicoterapia gestalt. Su correo es: Emms.argy@gmail.com

Puedo leerte de cabo a rabo. Esa expresión es literal cuando hablamos de grafología, la cual es el estudio de la personalidad a partir de la escritura y otras grafías. Existen dos líneas principales para abordar la grafología; una es la atomista que atribuye rasgos de la personalidad a grafías específicas y la otra es la de la Gran Figura o gestáltica, donde a partir de la observación de cómo funcionan todos los trazos de un escrito en conjunto se puede describir la personalidad del individuo. La grafología atomista es un tanto limitada, pues el hecho de que aparezca determinado trazo una vez no implica una incidencia repetitiva del comportamiento asociado a ese trazo. Por otro lado, la gestáltica ofrece la integración en un todo; el grafólogo puede aproximarse así a la forma en que funciona en conjunto la persona. Asimismo, ambas ramas no están en conflicto, pues bien, la gestáltica utiliza elementos de la atomista como herramienta.

Hacer un análisis grafológico gestáltico es un reto mayor, pues no hay una “plantilla” para interpretar cada texto que un individuo pueda producir. Aquí el principal recurso es el grafólogo mismo y su capacidad de hacer contacto con la persona a partir del texto. El texto es fenomenología pura. El grafólogo requiere observar y así ver más allá de las letras, debe orientar su observación a ver a la persona humana en su ser completo en el contenido gráfico. Así, el estudio grafológico permite apreciar elementos emocionales, rasgos físicos, debilidades, fortalezas, organización del tiempo y el espacio, habilidades cognitivas y demás rasgos que describen a la persona.

Por otro lado, la grafología se sustenta en que la escritura es evidencia permanente de emoción; ésta con énfasis en el radical moción que denota la parte activa de la persona de la mano de su ser afectivo. Por ello, al observar la escritura de una persona, podemos acercarnos a vislumbrar como son sus gesticulaciones, ademanes y lenguaje corporal, pues ello va en congruencia al trazo gráfico que también es expresado mediante el cuerpo y con origen en el pensamiento.

Los alcances de la grafología llegan al punto de que, sin que el grafólogo conozca a la persona que realizó la muestra grafológica, el grafólogo puede incluso hacer un retrato de la persona física con sus rasgos faciales y complexión. Para ello, se requiere de la asociación de otras disciplinas que ofrecen caracterología relacionadas al cuerpo y se realiza una triangulación de aspectos específicos en las grafías con aquellos de la tipificación corporal.

Así, la grafología es una excelente herramienta para conocernos a nosotros mismos y a otras personas.

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #comunicacion #comunicacionnoverbal #lenguaje #lenguajedelcuerpo

Foto: https://www.puntmagicbarcelona.com/sites/default/files/puntmagicbarcelona/grafologia1212.jpeg

Comentarios

comentarios

Deja un comentario