¿Características indispensables para ser un buen terapeuta Gestalt?

Por Mariela Ramírez Paez quien es alumna de la Maestría en Psicoterapia Gestalt en la Universidad Gestalt y lo escribió el 23 de julio del 2015

 

COMUNICACIÓN Y CREATIVIDAD:

¿CARACTERÍSTICAS INDISPENSABLES PARA SER BUEN PSICOTERAPEUTA GESTALT?

Sin dudarlo, contestaría que sí. Seguramente hay una lista enorme de cualidades que “debiera” tener un psicoterapeuta y entre las más importantes es creatividad y comunicación. La parte más interesante es el trabajo personal que funcionará al servicio del paciente. Y la siguiente pregunta es: ¿cómo mejoramos nuestra comunicación y creatividad?

Empecemos por definir qué es comunicación. De acuerdo al Dr. Salama, la comunicación es circular, ya que afecta tanto al que habla como al que escucha, la comunicación verbal y no verbal es paralela, en la congruencia e incongruencia entre ellas ya que tienen su origen en la misma matriz. En la comunicación hacemos un intercambio de información, no es estática, siempre en movimiento.

Al hablar de axiomas de comunicación, tomando en cuenta al primero, “es imposible no comunicar”, tenemos que aunque no quisiéramos, comunicamos. Con la simple presencia y postura, sin una acción consciente determinada. La buena comunicación radica justamente en la consciencia en la que nos comunicamos con nosotros mismo y con los demás, la forma de compartirnos a nosotros mismos. En terapia, no sólo es importante lo que el paciente tenga para contarnos verbal y no verbalmente en la sesión, también es importante lo que el terapeuta comunica, la empatía que demuestra y el contacto genuino que llega a establecer con quien tiene enfrente para lograr un ambiente de confianza y mantenerlo. La buena identificación y trabajo en sesión de patologías en la comunicación que establece el paciente con nosotros, le ayuda a mejorar las relaciones que establece con los demás. Será común encontrar paradojas en los pacientes, situaciones dónde no saben qué hacer, qué decisiones tomar y desde fuera, desde nosotros, poder identificar que cada opción es un contradicción y la respuesta no es decidir entre una y otra sino darse cuenta que son cosas completamente diferentes y desde una opción se puede tomar una decisión.

Una paradoja según se definió en salón de clases, es la relación contradictoria y ambivalente entre dos ideas lógicas en una situación dada. En palabras más simples, es tener dos ideas que, en un “no sé qué hacer”, son posibles, son lógicas y la relación entre ellas es contradictoria. La buena identificación de paradojas dentro de las sesiones de terapia nos ayudará a saber en dónde se encuentra bloqueado el paciente y qué tipo de ideas y pensamientos tiene que lo hace estar en donde está. La parte que nos corresponde como terapeutas es analizar nuestras propias paradojas, bloqueos y atolladeros. En qué aspectos de nuestra propia existencia estamos inmersos en una paradoja sin poder tomar una decisión. No quiero que se interprete que debemos perfeccionarnos ni ser ejemplo a seguir en cuanto a perfección, pero sí un ejemplo de congruencia en el trabajo personal que realizamos.

Por otro lado, hablando del tema de creatividad, muchas personas utilizan frases como “no soy creativa” o “los creativos son los que se dedican a hacer arte”. De alguna manera es como si limitaran sus propias capacidades incluida la de crear algo, innovar; y esto tiene que ver con la parte en la que no reconocen sus logros, grandes o pequeños, de cada día porque los dan por hecho, los hacen obvios simplemente porque es lo que “tengo que hacer y lo que debe ser” y llegan a pensar que es absurdo preguntarse qué hay de creativo en cada cosa que hacen. Se dice que la buena autoestima nos brinda seguridad en cada cosa que hacemos, y lo aprendemos desde niños con el reconocimiento que nuestros padres o figuras maternas y paternas nos brindan.

Definamos lo que es creatividad: una actividad cognoscitiva que da por resultado una forma novedosa de considerar o resolver un problema (Baron, 1997, pág. 251) y a esto yo agregaría que no solamente es resolver problemas sino que abarca todo lo que hacemos, pensamos y decimos. Limitarlo a resolver problemas sería limitar la innovación que puede surgir de mí misma en cada momento. Feldman define creatividad como la combinación de respuestas o ideas en formas novedosas (2002, pág. 288). Para Fromm la creatividad no es una cualidad de la que estén dotados particularmente los artistas y otros individuos, sino una actitud que puede poseer cada persona (1959), como si fuera una decisión y un “atreverse a”.

En terapia Gestalt la creatividad es indispensable para el trabajo en cada sesión. Nunca sabrá el terapeuta el tema ni cómo llegará el paciente, el trabajo que se realizará y por estas razones no podrá tener planeación estricta. Justo durante terapia deberá improvisar y decidir rápidamente el trabajo a realizar, el que mejor considere en función del paciente. Y aquí es donde entra la creatividad, la innovación y el “atreverse a”, sin descuidar la parte metodológica.

Conclusión

Dos de las características principales de un psicoterapeuta Gestalt son comunicación y creatividad. Desarrollar estas competencias de manera personal y trabajar con ellas en función del paciente sería la clave para el éxito como terapeutas. No hablemos de bueno o malo, sino de realmente ser compañeros de camino del otro.

“Si no le prestas atención a la vida, nunca aprenderás nada. Comunícate con la vida, dale cada segundo la atención que merece…” Coelho.

Referencias Bibliográficas

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario