Ansiedad

Nombre: Judith Adriana Ramírez Valerio.

Grupo: 625

Clase: Supervisión de casos clínicos.

Tema: Ansiedad.

Fecha: 14 de abril del 2013

Correo:  jadrianna_rv@hotmail.com

ANSIEDAD

Lowen refiere que cualesquiera que sean las circunstancias o el conjunto de las circunstancias que obstaculicen la operación de la funciones vitales del organismo provocan ansiedad.

Así mismo, Rollo May (citado en Lowen), realiza la propuesta de que la palabra “ansiedad” se relaciona con la palabra alemana que significa “Angst”, que significa ahogo en las estrecheces, a que la palabra estrechez se puede referir al canal que existe al momento de nacer, por el cual pasamos todos en nuestro camino hacia una existencia independiente. Este pasaje puede estar lleno de ansiedad, porque representa la trasición a la respiración independiente del organismo.

La ansiedad se desarrolla cuando un sentimiento más fuerte intenta franquear los límites y se ahoga de miedo. Este miedo hace que el individuo se cierre casi completamente, poniendo en peligro inclusive la vida del organismo.

En el trabajo terapéutico eficiente se traduce al principio en la experiencia de la ansiedad. Así se explica que el desarrollo de la ansiedad sea considerado muchas veces en la terapia como una señal positiva, ya que obliga a la persona mirar objetivamente a sus defensas, y facilita la superación de sus temores, tanto a nivel psíquico como a nivel muscular.

Navarro (2007), Menciona  que muchas personas temen la soledad, por lo cual se rodean continuamente de actividades y, si no tienen nada que hacer, encienden la televisión. Entre  las técnicas para mejorar la respiración están los ejercicios de yoga con el fin de controlar la mente y desarrollar la capacidad para concentrarse para enfocar su atención en las sensaciones corporales, los ejercicios de respiratorios disminuyen la frecuencia de los pensamientos obsesivos y el miedo a la soledad.

El Dr. Salama (2007), comenta que “la angustia es una fantasía catastrófica que salta del presente al futuro”. En el manejo con la angustia, se puede realizar una técnica llamada escalada y acorralamiento, la cual consiste en un diálogo con la persona angustiada: ¿Qué es lo peor que pudiera pasarte si ocurriera lo que temes?, ya que lo contesta le digo, imagínate que ya paso. Ahora dime ¿Qué es lo peor que pudiera pasarte? Y así, me responde y le confirmo imagínate que paso y le vuelvo a preguntar con la finalidad de trabajar con su fantasía catastrófica.

BIBLIOGRAFÍA.

Lowen, A. “Bioenergética”; Editorial Diana,  México, p.p. 339.

Navarro (2007); “Psicoenergética”; Editorial Pax México, México, p.p. 270.

Dr. Salama, H. (2007), “Psicoterapia Gestalt: Proceso y Metodología”; Ed. Alfaomega; México, p.p 299.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario