A propósito de Elena Poniatowska, y el día de la Tierra.

Por: Psic. Giuseppe Olav Ortiz García.

(Coordinador del área de humanidades de la Universidad Gestalt.)

La galardonada autora de tantas historias (quien a últimas fechas ha recibido el premio Cervantes 2013) Elena Poniatowska, se entrevistó en febrero del 2012, con un personaje peculiar, defensor de la Tierra (la Tatei Yurianaka como la conocen los Wixaritaris), por llamarlo de alguna manera, de nombre Eduardo. Dicha entrevista tuvo lugar dentro del polígono ancestral conocido como Wirikuta, edén casa del venado azul.

En aquella ocasión, el tema que se trató fue lo referente a la explotación minera en el frágil ecosistema que se desenvuelve en las áridas tierras del desierto potosino. Elena grababa la voz de este señor, en un casete que eventualmente vio terminada su cinta, y detenidos sus engranes, sin impedir que la entrevista continuara.

“Lalo” le platicaba lo frágil que es el equilibrio del ecosistema que las mineras pretendían explotar, sin tener en cuenta que aquellas regiones, aquellos lugares (aquellas montañas, manantiales, mesetas, cactáceas, etc), son habitados por espíritus de abuelos, de abuelas, que “donan” sus nutrientes, sus cuerpos, sus sangres, para el beneficio de todos los seres sintientes.

Sin embargo el capital golondrina, por excelencia, inyecta todos los venenos que necesite para extraer sus ganancias; derrama poca de ella en el lugar que envenena (en cuyo caso así suceda), y luego emigra para otro “laredo”, dejando a su paso muerte y desolación.

A propósito de los Wixaritari, diría “Lalo” que:

“…son un pueblo con una cultura viva, con una tradición milenaria, que han logrado guardar la brasa de su sabiduría, la brasa de su conocimiento, gracias a un costumbre, gracias a la practica de una cosmovisión que se remonta al origen del universo…”

Por otro lado, diría Alfredo López-Austin, a propósito de las concesiones mineras que el gobierno mexicano le otorgó a las compañías canadienses, que esta acción, beneficia los intereses de unas cuantas personas con una visión muy, muy limitada, de concentración de la riqueza en unas solas manos; y a su entender:

“…mientras que, la primera de las cosmovisiones (la wixaritari), la afectada, no esta dañando a nadie por existir en el mundo;  la segunda de las cosmovisiones, esta visión que hiper valora únicamente la concentración de la riqueza en unas manos, esta… acabando con el planeta.”

A propósito del Día de la Tierra, celebrado hace pocos días, reflexiono el modo en como nos relacionamos con nuestro ambiente. Es cierto que dependemos de la explotación de sus recursos para nuestra sobrevivencia, y también es cierto que está explotación puede tomar un matiz responsable y autosustentable con el ambiente, o puede ser irresponsable y destructiva con el mismo.

También reflexiono sobre la injerencia que algunas herramientas de concientización, como las que se funden en el enfoque Gestalt, pueden llegar a tener en el modo en como los seres humanos nos relacionamos con nosotros mismos, y con nuestro hogar, que es este planeta.

En la medida en que habitamos este organismo viviente que navega en el misterio del que forma parte, conocido como el cosmos, la explotación de sus materias primas para el beneficio de nuestros intereses, las mas de las veces, se realiza desde la insatisfacción permanente que es propia de la neurosis.

Transformar esta relación enfermiza y destructiva, es vital en el marco de nuestra sobrevivencia, y también de nuestra vivencia de este jardín de vida precioso como es nuestro hogar. Bloqueados en la neurosis, difícilmente se discierne un cambio; para esto, enfoques como el de la Gestalt, desde su práctica clínica, aportan su sabiduría, y contribuyen en el crecimiento tanto interior, como exterior del ser humano, poniendo así, su granito de arena en la preservación de este altar que es la Tierra.

Fotografía: Lugar: Maxaujata.

Enlaces:

Alfredo López-Austin: https://www.youtube.com/watch?v=e9bB-38Hl5E

Eduardo Guzmán: https://www.youtube.com/watch?v=xrg2CuCN2zM

Minería y petróleo: http://vimeo.com/92555808

http://mineriaypetroleo.org/

Comentarios

comentarios

Deja un comentario