5 Pasos para entender-me

 Por: Lic. Ariadna González Rojas que es alumna de la Maestría en Psicoterapia Guestalt en la Universidad Gestalt 

El ser humano y muchas de las especies de este planeta comparten conocimientos e información de su entorno a través de la “comunicación” esto proporciona a su vez la interacción “social” que nos da sentido de pertenecía y nos agrupa por comunidades. Nos valemos de ella para co-existir. ¿Pero qué es la Comunicación?

Muchos autores nos han brindado algunas definiciones de lo que es la Comunicación por ejemplo:

“es una transmisión verbal o no verbal de información entre alguien que quiere expresar una idea y quien espera captarla o se espera que la capte” según los autores Stanton, Etzel y Walker. (Stanton William, 2004).

Para Idalberto Chiavenato “las personas no viven aisladas y tampoco son autosuficientes, si no que se relacionan continuamente con otras o su ambiente por medio de la comunicación; Que se define como la transferencia de información o de significado de una persona a otra, así mismo es la manera de relacionarse con otras personas a través de ideas, hechos y valores. La comunicación es el proceso que une a las personas para compartir sentimientos, conocimientos y que comprende transacciones entre ellas.” (Chiavenato, 2011)

Para María del Socorro Fonseca comunicar “llegar a compartir algo de nosotros mismos, es una cualidad racional y emocional  especifica del hombre que surge de la necesidad de ponerse en contacto con los demás, intercambiando ideas que adquieren sentido o significado de acuerdo con experiencias previas comunes” (Socorro, 2000)

Todos estos autores brindan definiciones generales de lo que es la comunicación desde sus puntos de vista, sus experiencias y sus campos formativos; Estas definiciones no eximen del escrutinio más allá de lo que éstas mismas dictan, esto es a lo que se llama metacomunicación y es gracias a ésta que se puede hacer una observación de nuestra estructura comunicacional, es decir desmenuzar nuestra estructura semántica, pragmática y sintáctica. Realizar este análisis de las partes nos ayuda a mejorar la dirección del proceso comunicativo y de esta manera mejorar los procesos de lo que se busca con el proceso en sí mismo.

El campo humanista tiene a su máximo representante en Paul Watzlawick ya que a diferencia de los demás autores, cuanta con estudios en psicología centrada en la Gestalt;  “este autor propone que la comunicación es circular, esto es, que afecta tanto a quien habla como a quien escucha. Además sugiere que la comunicación verbal y no verbal son paralelas en tanto su congruencia o incongruencia emergen de la misma matriz” (Salama, 2009)

Se considera importante  en el campo de la psicoterapia el uso de lo que Watzlaswick menciona como axiomas de la comunicación ya que son propiedades comunicacionales pero ofrecen más pistas e información para logar la comprensión y el entendimiento del otro, llámese paciente, ya que en las sesiones terapéuticas el que mejor se conoce a sí mismo es el paciente. Estos axiomas al ser propiedades de la comunicación no solo nos sirven para estudiar el proceso comunicativo, dan al terapeuta una guía de lo que dentro de la burbuja terapéutica sucede, tanto con lo que se dice de manera verbal como lo que sucede de manera no verbal, cada uno de estos axiomas  los puede utilizar como herramientas vitales para el acompañamiento del futuro paciente durante la sesión.  Los axiomas mencionados por el autor son los siguientes:

  • Imposible no comunicar
  • Los niveles de contenido y relación de la comunicación
  • La puntuación de la secuencia de hechos
  • Comunicación digital y analógica
  • Interacción simétrica y complementaria (Watzlawick, 1967)

Para poder comprender el papel que juegan cada uno de estos axiomas dentro del proceso terapéutico se tratara cada uno de estos puntos con sus posibles implicaciones.

Imposible no comunicar:  toda acción, movimiento u actividad producen comunicación, en una sesión aquel paciente que no siente la necesidad de trabajar, está comunicando, en la Psicoterapia Gestalt nos ayudamos de la fenomenología para poder observar al lenguaje corporal del paciente, mediante el uso de Bioenergética también nos da rastros de la situación de bloqueos corporales, ocupar Arte-terapia  son las formas más simples de evidenciar la comunicación que en ocasiones el paciente no puede estructurar por sí mismo y así de esta manera poder apoyar su acompañamiento, por ello se reafirma que es imposible no comunicar y aun cuando no se expresa comunicación verbal,  existen herramientas de las que nos podemos apoyar para ayudar a nuestro paciente en su trabajo terapéutico.

Niveles de contenido y relación de la comunicación: durante una sesión terapéutica dentro de lo que se conoce como burbuja terapéutica se generan niveles de contenido de la información que el mismo paciente proporciona con las que el terapeuta puede acompañarlo y darle herramientas para que suceda el “darse cuenta”, estos niveles de contenido varían desde el entorno del paciente, sus introyectos, sus deseos y estos pueden ser verdad, mentira o simple vivencia, por ello es importante tomar esta parte de la terapia para poder validar lo que se maneja verbalmente con lo que se observa con el lenguaje corporal. Con esta parte es que se valida lo que es el nivel de contenido y la relación de la comunicación. Cabe anotar que ésta es la etapa donde el terapeuta ocupa este proceso para el contacto con el paciente y si en su caso surgiera algún tema que el propio terapeuta debiera trabajar para sí mismo, de esta herramienta también obtendrá lo necesario para su propio seguimiento.

La puntuación de la secuencia de hechos: este axioma de la comunicación es vital para lograr dar un orden y sentido a lo que el paciente relata sesión a sesión, y para la historia clínica del mismo, es de esta manera que se puede vislumbrar el camino recorrido por el paciente antes de iniciar su proceso terapéutico, así como el camino en el que está y estará recorriendo durante el proceso. Con este axioma se puede generar la autorresponsabilidad ya que muestra al paciente sus acciones que son las que lo han llevado hasta donde está y así poder integrarlas o deshacerse de ellas.  Para el terapeuta esta herramienta proporciona una guía vital para el reconocimiento del otro y la actuación propia mediante te proceso terapéutico.

Comunicación digital y analógica: como ya se menciono con anterioridad es imposible no comunicar y en una sesión terapéutica se pueden utilizar varias técnicas de trabajo para dotar de herramientas al paciente para ayudar a su proceso y básicamente pueden ser corporales, verbales o artística. Éstas se pueden clasificar en digital –se comprende por digital toda la expresión verbal, ya que esta posee un significado referencial y conativo- Y en analógica – todo lo no verbal, posturas, gestos, inflexión de la voz, movimientos corporales, dibujos, esculturas y materiales que puedan de servir de expresión al paciente- en conjunto ambas brindan al terapeuta un panorama muy amplio de trabajo y conocimiento.

Interacción simétrica y complementaria: durante la sesión terapéutica la comunicación puede ser complementaria produciendo un acoplamiento donde la conducta de uno complementa la de otro, en este caso terapeuta- paciente, en esta etapa es que el terapeuta ha trabajado en sí mismo que le es posible vislumbrar lo que el paciente trae a las sesiones terapéuticas y estas experiencias hacen más fluida la experiencia; la interacción simétrica hace referencia a la igualdad o diferencias es decir una comunicación igualitaria o hasta tocar una polaridad entre el paciente y el terapeuta, en la comunicación simétrica se puede suceder lo que los terapeutas de la Universidad Gestalt llaman “la maldición gitana”.

Es por lo que se ha comentado y explicado hasta ahora que los axiomas planteados en la Teoría de Comunicación Humana de Paul Watzlaswick se afirma que son una parte vital del trabajo del terapeuta, como lo plantea el autor de esta teoría estos axiomas cumplen con circularidad dentro de la comunicación y además el ciclo de la Gestalt de Salama.

Bibliografía:

Salama, H. (2009). Gestalt de persona a persona. México D.F : Alfaomega.

Socorro, F. Y. (2000). Comunicación oral fundamentos y práctica estratégica. México: Pearson education .

Stanton William, E. M. (2004). Fundamentos de Marketing. México: Mc Graw Hill.

Watzlawick, P. (1967). teoria de la comunicación . barcelona : editorial Herder.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario