La Gestalt, las constelaciones y los patrones

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

La Gestalt, las constelaciones y los patrones

Por: JIMENA MANZANERO RDZ

Conforme más voy sabiendo de la Gestalt más me va dando sed de conocer nuevas cosas y enriquecerla, últimamente he estado estudiando acerca de que son las constelaciones, y quisiera comenzar con el hecho de que creo que la Gestalt es tan rica que tiene de todo tipo de corrientes, por lo que es una terapia base magnífica y esplendorosa, ya que no sólo tomo en cuenta una teoría, sino que agarra lo mejor de cada teoría y lo unifica.

En este caso quiero hablar específicamente en las constelaciones de Bellinger; ya que conforme he ido estudiando más acerca del comportamiento humano, más me doy cuenta que verdaderamente tenemos patrones y que la carga genética que tenemos puede determinar nuestro camino; esto por supuesto si no nos hacemos conscientes y no queremos modificar estas “culpas” ajenas que venimos cargando.

Estos patrones no sólo nos llevan a repetir la historia una y otra vez; sino que además nos llevan a psicosomatizar y a caer en enfermedades terribles como el cáncer generado por un rencor.

Hablando en mi caso familiar es verdaderamente increíble; de tal modo que casi parece magia en como repetimos los patrones y esque muchas veces es tan grande este mensaje inconsciente de querer “pertenecer”, que muchas veces caemos en el mismo juego sin darnos siquiera cuenta.

Muchas veces también pasa lo contrario; nos trauma tanto la idea de alguna vivencia en nuestra familia que terminamos haciendo lo contrario y nos vamos al extremo.

Creo seriamente que todas las corrientes terapéuticas deberían de tomar en cuenta la carga genética y las “culpas compradas”para lograr solucionar problemas familiares.

Agradezco a la Gestalt por tomar en cuenta estos patrones, ya que creo que esta energía mágica es algo que hace que podamos trabajar cosas que ni siquiera sabíamos que veníamos cargando y repito agradezco aún mas a la Gestalt por ser una base tan extensa que nos permite tener sed de conocimiento.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia


¿CÓMO SER UN TERAPEUTA CREATIVO DESDE WATSLAWICK?

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

“¿CÓMO SER UN TERAPEUTA CREATIVO DESDE WATSLAWICK?”

Por: JESSICA MARTÍNEZ CECIN

ALUMNA DE MAESTRÍA EN PSICOTERAPIA GESTALT

Se entiende por creatividad a la actitud y aptitud para generar nuevas ideas, descubrir nuevos significados, y encontrar nuevas conexiones, ya sea a nivel individual o a nivel de la sociedad. Por lo tanto un terapeuta creativo se encuentra en una constante búsqueda de contacto con su yo, para poder generar cosas novedosas para el paciente, e inclusive para poder ayudar  y guiarle de una manera más dinámica y eficiente. La creatividad funciona en el aparato psíquico, de una manera en que al manejarla y dejar que fluya, el terapeuta se verá inmerso en un abismo de posibilidades y de ideas infinitas, para el beneficio del paciente. La creatividad no es algo que se puede comprar, pero es un ejercicio que se puede practicar todos los días, haciendo útiles las cosas ya conocidas, e inventando cosas nuevas, es decir utilizar lo que tenemos en el aquí y el ahora, para crear campos positivos para el desarrollo y crecimiento tanto del paciente como del terapeuta.

Un terapeuta creativo desde la comunicación, siempre intentara encontrar la forma verbal de acompañar al paciente desde la vivencia del otro, para poder enfrentar la situación que se vive. Al mismo tiempo se podrá dar cuenta de las fallas o bloqueos en la misma comunicación, lo cual le ayudara para aclarar las figuras, entender el verdadero motivo de consulta e inclusive para definir que es lo que le pasa al paciente, y guiarlo para que se comprenda mejor. Cuando el paciente logra una mejor comprensión de lo que le sucede ya sea a nivel consciente e inconsciente es capaz de expresarlo de una manera correcta, encontrando en su discurso las respuestas, claro dependiendo de la capacidad de cada paciente de “darse cuenta”.

Al ser la terapia creativa un encuentro amoroso con el otro, y un aprendizaje para ambos, al tratar de resolver el conflicto, la comunicación será una herramienta clave para la solución. Como se ha mencionado, en la comunicación podemos encontrar fallas, las cuales la mayoría de las veces no son evidentes, o nos cuesta trabajo entenderlas. El trabajo del terapeuta creativo, basándose en la comunicación, será estar atento en todo momento al discurso del paciente, deberá ser capaz de identificar si existe una secuencia lógica, o si hay fallas en dicha secuencia, así como también deberá prestar atención a qué tan congruente es la persona con lo que dice y con lo que hace. Las fallas en la comunicación son muy comunes, ya que los canales de acceso como son el visual, el auditivo y el kinestesico están expuestos, a delatar a la persona que está diciendo el discurso, así como al que lo está oyendo.

Para que se dé la comunicación, debe por lo menos existir la interacción entre dos o más personas. Existe el emisor, el receptor, el mensaje, el contexto y la retroalimentación; para ser más precisos. Una de las características de la creatividad es el surgimiento de un sujeto y un objeto que se relacionan entre sí, desarrollando un espacio potencial (que en comunicación llamaríamos el contexto), el objeto creado puede ser una idea, un producto, una obra entre otras cosas, (en comunicación sería el mensaje). Es lógica la relación que existe entre la creatividad y la comunicación por lo que, un terapeuta al ser creativo, está comunicando quiera o no quiera, siendo éste el primer axioma de la comunicación.

El primer axioma de la comunicación se refiere a que es imposible no comunicar. Como ya se mencionó, el terapeuta al ser creativo, al utilizar la técnica que mejor le convenga, comunica todo el tiempo, el objetivo al que se quiere llegar, no necesariamente lo expresa de manera verbal, pero si lo comunica con sus indicaciones, sus instrucciones e inclusive por sus gestos. Por otro lado el paciente también todo el tiempo está comunicando. Para él es más complicado no comunicar, ya que el trabajo del terapeuta será leer entre líneas y tratar de entender por medio de preguntas qué es lo que realmente le pasa al paciente, o qué es lo que en realidad quiere comunicar.  Puede suceder que se de un mensaje equivoco, generando así perdida de comunicación, por lo tanto, no habrá entendimiento y no se podrá lograr el contacto. Como terapeuta creativo se entiende que para que exista una buena relación paciente-terapeuta es de suma importancia que se dé el contacto y la empatía en dicha relación terapéutica.

Es importante que el terapeuta creativo comprenda el tipo de interacción que va a manejar entre él y su paciente. La relación paciente- terapeuta no puede ser siempre simétrica, o siempre complementaria. Al entender éstos dos conceptos, el terapeuta será capaz de actuar de acuerdo a las necesidades que se presenten en la sesión, sacando mayor provecho de la comunicación y explotando las cualidades de la comunicación. Si el terapeuta todo el tiempo acepta lo que el paciente dice y lo complementa, se estaría perdiendo la relación, y surgiría algo como una amistad, en cambio si el terapeuta actúa algunas veces de manera simétrica y otras complementarias, es decir cuando la sesión o la comunicación así lo requiera, será más eficaz la sesión.

Otro de los puntos importantes que se relaciona entre el terapeuta creativo y la comunicación, es el hecho de que cuando se está en una sesión terapéutica, para poder intervenir es importante entender y seguir la puntuación de secuencias de hechos. Por parte del terapeuta, en su participación como oyente, no podrá intervenir si no existe relación entre la secuencia de los hechos. Si no le queda claro desde el principio, puede ser que sus intervenciones no concuerden con la necesidad que tendrá el paciente. Por otro lado por parte del paciente sí sólo se dedica todo el tiempo a hablar del pasado luego presente luego futuro y combina todos los tiempos, será imposible transmitir lo que en realidad quiere decir o lo que espera que el terapeuta entienda.

Un terapeuta creativo desde la comunicación, es aquél que comprende, que la comunicación todo el tiempo se está moviendo, y que existe aunque muchas veces no sea verbal. Comprende que hay que estar atentos y pendientes de lo que el paciente exprese con palabras, con los ojos y con sus movimientos. Realiza preguntas e intervenciones que le recuerden al paciente, el aquí y el ahora y que lo remonten a sentir sus palabras no sólo en el plano de relación sino también en el plano de contenido. Un terapeuta discrimina y elimina datos lo cual le va a permitir retomar toda la información, y llevar al paciente que se encuentra en pensamiento, al sentimiento y viceversa.

El terapeuta creativo cuando hace uso de la comunicación, para beneficio del paciente y beneficio propio, se convierte en un artista, que observa y disfruta su propia obra, arriesgándose para transformar el medio.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia


El Terapeuta creativo y la bioenergética

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

“El Terapeuta creativo y la bioenergética”

Por: Erika Nallely Varela Hernández

Alumna de Maestría en Psicoterapia Gestalt

Aquella persona que busca una terapia en algún momento de su vida es porque tiene la percepción de no funcionar correctamente o bien de no saber cómo responder a lo que le acontece en este momento.

A través de su proceso de formación el terapeuta Gestalt-Bioenergético comprende que el objetivo final de su trabajo terapéutico, en cada uno de los casos, será que el cliente retorne conscientemente a su primera naturaleza.

Este término se refiere a la pureza con la que nacemos, a la gracia y espontaneidad con la que nos movemos, a la curiosidad que sentimos cuando somos niños, al constante descubrimiento del mundo y la impresión que esto nos causa, a elegir con qué creencias nos quedamos de esas que fueron sembradas por quienes nos cuidaron desde que nacimos, a la limpieza de nuestra alma,  a quitar resentimientos, a perdonándonos por el daño que nos hemos causado a nosotros mismos o a otros. En otras palabras recuperar la pureza con la que nacemos. Quizá parezca difícil pero en general la terapia Gestalt combinada con la bioenergética busca que cada persona, dispuesta a someterse a una terapia, se acerque lo más posible a este estado de pureza.

El terapeuta debe considerar, para lograr que el objetivo se cumpla de la forma más eficiente posible, que la respiración es fundamental para lograr una conexión del cliente consigo mismo, tanto con su forma de pensar y de sentir como con la forma en que reacciona su cuerpo a consecuencia de estas acciones.

La bioenergética estipula “tú eres tu cuerpo”, en otras palabras nuestro cuerpo es la casa de nuestro ser, es el vehículo por medio del cual mostramos al mundo quiénes somos y de cómo experimentamos la vida misma. Entonces, ¿por qué no cuidarlo?, y no solo en torno a vernos bien, si no complementando esto con un enfoque de salud y bienestar, un enfoque de conexión cuerpo-alma y mente que es parte de nosotros como seres integrados que somos. La bioenergética entonces, busca que esta integración se lleve a cabo de la mejor forma posible.

A partir de esta premisa el terapeuta puede comenzar con acompañar al cliente en el descubrimiento de lo que pasa en su cuerpo, para ello se enlistan las siguientes actividades:

Ejercicios de respiración, fundamentales para lograr la conexión del individuo con su cuerpo, pensamientos, sentimientos o reacciones. Estos se pueden ejecutar simplemente acompañando al cliente exagerando, el terapeuta, su  respiración, para que el cliente tenga una guía y se anime a realizar el ejercicio. Llevando al cliente en una fantasía o meditación guiada para enfocarse en la misma. Esto puede ser imaginar una gota de agua cayendo de su cabeza a los pies o bien imaginar una energía cálida recorriendo el cuerpo de los pies a la cabeza.

Al haber trabajado ya, con este primer punto, ahora el terapeuta puede enfocarse en que el cliente sienta las dimensiones de su cuerpo, que se reconozca en su estado físico, es decir, que reconozca el recipiente en donde está contenido su ser. Esto lo puede realizar con la propuesta de ejercicios que pueden ir desde emplear una fantasía guiada en la que se visite a cada órgano vital del cuerpo, llevar a cabo simples movimientos corporales como caminar o levantar los brazos y sacudirlos o hasta bailar, esto dependiendo de cada cliente. Podemos comenzar ahora, con apoyar al cliente para que se dé cuenta del amor y la compasión con la que debería mirar y tratar a su cuerpo, este jamás le dañará así que no debe sentir miedo de sus sensaciones. Cada parte de su cuerpo, tanto su superficie como cada uno de sus órganos funcionan de manera natural para otorgarle bienestar a su ser en su totalidad.

El terapeuta debe prestar atención a que, en todo momento, a lo largo del proceso, el cliente se sienta seguro, tanto con los movimientos o ejercicios que realiza con su cuerpo y la posible generación de movimientos involuntarios como con el espacio que se le proporciona en cada sesión.

Otros ejercicios con los que el cliente puede reconocer o confirmar las dimensiones de su cuerpo son: el terapeuta podrá tener en el consultorio un espejo de cuerpo completo en el que el cliente pueda verse en una fantasía guiada por ejemplo. Otra actividad que puede apoyar esta tarea es escanear el cuerpo del cliente para que este se vea en tres dimensiones en tamaño real, en tanto se desarrolla alguna tecnología para poder llevar a cabo esta tarea bajo un costo accesible, el terapeuta puede dibujar, con el consentimiento del cliente, el contorno del cuerpo de éste; se coloca el cliente en el piso acostado sobre el rotafolio o de pie a espaldas de este, mismo que deberá encontrarse sujeto a la pared o sobre alguna base recta y lisa y el terapeuta dibuja con un plumón el contorno del cuerpo haciendo notar al cliente que el plumón jamás se despegará de su figura y con esto confirme que la figura que dibuje el terapeuta es en efecto la suya. Evidentemente este ejercicio deberá realizarse con mucho respeto.

Al concluir esta etapa, de concientización dimensional corporal, el terapeuta podrá aplicar los ejercicios de bioenergética propuestos por Lowen que así considere en cada caso. La finalidad de realizar estos ejercicios en este orden es que el cliente reconozca su cuerpo para que identifique de mejor manera lo que siente en cada ejercicio bioenergético realizado. Sin embargo, se deja a criterio del terapeuta el orden en que podrá realizar dichos ejercicios que inclusive se pueden realizar de forma paralela, ya sea trabajando en el consultorio o dejando al cliente, los que así lo permitan, que los efectúe fuera del mismo.

Otra forma en que se puede trabajar con el cliente para que reconozca sus sensaciones o emociones, es dejar tareas como la siguiente: Que el cliente narre de forma escrita o grabada, algún un momento de su vida cotidiana, alguna actividad que realice en el transcurso del día. Puede ser, cómo se siente desde que se levanta hasta que concluye la tarea de ducharse, cómo vive corporal y emocionalmente una caminata por el parque, cómo se prepara para ir a dormir, cómo llega al trabajo, cómo se siente mientras está detenido en el tráfico etc, y en todo esto cómo reacciona su cuerpo, desde la postura que tiene hasta las sensaciones que experimenta.

Cabe aclarar que el terapeuta deberá estar siempre atento a las respuestas y posturas que muestre el cuerpo del cliente para poder continuar con la terapia. El terapeuta, con los conocimientos técnicos, experiencia e intuición, al tiempo en que realiza los ejercicios de bioenergética, será capaz de establecer ciertas hipótesis sobre si el cliente tiene algún bloqueo, emoción reprimida y sobre qué pudo haberlo causado y a continuación indagar mediante los ejercicios siguientes la confirmación o  rechazo de dichas hipótesis. Tener una guía de las características de los bloqueos y lo que estos causan en el cuerpo humano o bien tener a la mano el libro de bioenergética de Alexander Lowen jamás estará de más al inicio, durante la formación del terapeuta o en alguna sesión después de años de experiencia.

Los masajes son otra manera de conectarnos con las sensaciones de nuestro cuerpo, por lo que el terapeuta podría incluirlos como parte de este proceso. Si bien, con el consentimiento del cliente, el terapeuta puede realizarlos en las partes del cuerpo del cliente en las que se han identificado tensiones, el cliente también puede realizarlos fuera del consultorio si es que así el tipo de masaje lo permitiese. Por ejemplo, para mejorar la circulación de la energía a través del cuerpo del cliente, el terapeuta puede dejar, como tarea, al cliente que se masajee él mismo en ciertas partes de su cuerpo. Con lo que además de desbloquear energía se da la oportunidad al cliente de seguir reconociendo su cuerpo y las sensaciones que tiene, no sólo a su propio tacto sino también al de otros y de la forma en que interactúa con el medio que lo rodea.

Los ejercicios aquí mencionados, por el sólo hecho de ser realizados a partir de la respiración y con el objetivo de que el cliente se concientice de lo que pasa en su cuerpo, pensamientos y sensaciones, favorecen el contacto con el aquí y ahora que es un objetivo de la terapia Gestalt y con lo que el cliente se hará consciente de en qué momento está viviendo, es decir, lo apoyan a establecerse en su presente.

El respeto juega un papel importante en la terapia, si el cliente se niega a realizar alguno de los ejercicios que el terapeuta le propone, este debe crear nuevas formas para trabajar con dicho cliente.

Bibliografía:

Zinker J., El proceso creativo en la terapia guestáltica, Editorial Paidós México. México. 2003.

Lowen A., Bioenergética, Editorial Diana México. México. 1977.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia


La Creatividad como estilo de vida

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

“La Creatividad como estilo de vida”.

Edurne Hernández Contreras

Alumna de la Maestría en Psicoterapia Gestalt

Resumen

¿Cómo podemos saber quién es creativo y quién no?  Muchas veces tenemos idea sobre la creatividad como alguna actividad manual, o tal vez en una educadora o pedagoga, trabajar con niños es creativo, pero si pensamos de manera racional, la creatividad es subjetiva, lo que para mí significa creativo no es lo mismo para algún compañero o amigo, si bien puedo decir que para mí la palabra creatividad significaba bloqueo total, era un completo rechazo y un no rotundo  y agregando que debido a nuestro ritmo de vida y a las facilidades tecnológicas, el ser humano ha dejado de ser creativo pero ¿Qué es creatividad?

Contenido

Mauro Rodríguez Estrada nos habla en su libro de Manual de Creatividad, que la creatividad es “la capacidad de producir cosas nuevas y valiosas”.  Considero que si tomamos en cuenta esa definición entonces cualquier cosa nueva que hacemos es creatividad, desde cambiar de ruta para llegar a tu casa o a la oficina es algo creativo, realizar alguna receta de cocina y cambiar el ingrediente por otro también es creatividad, en realidad todo lo que hacemos es creativo, pero nunca le damos ese valor ya que lo hacemos rutinario y no logramos verlo.

(Rodríguez M., 2012)

Crecemos con introyectos de nuestros padres traduciendo la creatividad con un “No se me da” o al menos a mí me pasó, si pensamos desde el homo sapiens y cómo utilizó  su creatividad para poder hacer fuego por medio de dos piedras, o cómo se las ingenió para poder cazar y afilar troncos de madera, podemos ver que desde nuestra existencia el hombre es creativo.

Hace unos días leí un libro sobre el existencialismo, el cual me llamó mucho la atención sobre cómo desde tiempos pasados  y en la actualidad veían la creatividad,  Sarté decía que “El hombre está condenado a ser libre, y condenado porque no se ha creado a sí mismo” Si pensamos como Mauro entonces lo que dice Sartre es falso, porque todas las cosas nuevas son creativas, desde un nacimiento, también decía que “Los demás pueden hacer lo que yo no” pero cuántos de nosotros pensamos como Sartre que sólo algunos pueden crear y yo no, cuántas veces no te limitas y en muchas ocasiones hasta pena da atreverse a hacer algo nuevo, algo que es divertido y creativo pero no lo haces por miedo al qué dirán o miedo a se ve mal esto, si pensamos que la creatividad es arte, podríamos deducir que  no a todos nos gusta el arte o ciertas corrientes artísticas, y hasta hemos escuchado que en alguna sala hay alguna exposición de arte y escuchas, ¿Cómo pueden considerar ese cuadro arte?

(Elkaim A., 1946)

Lee Towe en su libro ¿Por qué no se me ocurrió? decía que “la creatividad  se dividía en dos, pensamiento creativo el cual era un proceso de búsqueda, separación y conexión de pensamientos desde muchas categorías, limitando el juicio  y la producción creativa que hablaba de la valiosa combinación de elementos  previamente relacionados”

(Towe L., 2004)

Utilizaré como ejemplo a un niño de 5 años, el cual tiene un mayor control y dominio sobre sus movimientos, puede brincar, bailar e incluso hacer pruebas físicas, ya puede dibujar sin tanto problema, recuerdo que mi hermana cuando tenía esa edad y yo 20 aproximadamente, me pidió que le contara un cuento sobre los dinosaurios, comencé a pensar y a pensar y no se me ocurría nada me sentí frustrada porque sólo era un simple cuento, le pedí que ella comenzara que me ayudara y sin ningún problema comenzó a contarme el cuento, por supuesto era completamente irreal y todo era parte de su imaginación y la parte creativa de un niño de 5 años, mi única justificación ante este acto y obviamente para no sentirme tan mal por no haberle ayudado a contar un cuento fue que era niña al final tenía mucha imaginación y no pasaba nada.

Conclusión

Concluyo que debemos dejarnos sentir y expresarnos, los tabúes y miedos al que dirán no nos sirven, al final del día con cualquier detalle eres creativo, basta con poder observarte, sentirte y entonces poder expresarte de mejor manera, me he sensibilizado más y he trabajado conmigo para que esos introyectos que tenía ya no regresen, es padrísimo no limitarte y hacer cualquier cosa que uno quiera sin pena.

Referencias

-       Mauro Rodríguez Estrada. (2012). Manual de creatividad Los procesos psíquicos y el desarrollo. México D.F: Trillas.

-       Jean Paul Sartre. (1999). El existencialismo es un humanismo. México: Universidad Nacional Autónoma de México.

-       Lee Towe. (2004). ¿Por qué no se me ocurrió?. Madrid, España : Fundación fe metal.

-       Jean Piaget Barbel Inhelder. (2008). La Psicología del niño. Francia, Paris : Morata.

-       Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

-       Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

-       Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

-

-       TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia

-


Despacio que llevo prisa

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

……Despacio que llevo prisa

Por: Adelaida Aizpuru González, alumna  de la Universidad Gestalt cursando la Maestría en Psicoterapia

aaizpurug@yahoo.com.mx

En la sociedad actual la prisa, el estrés y las exigencias son algunas de las fuentes más comunes de malestar sobre todo en las personas que vivimos en las grandes ciudades; este estilo de vida hiperactivo colabora a que nos desconectemos de las emociones y de lo que está sucediendo en nuestro presente para desviarnos del aquí y el ahora.

Asimismo existen personas que esperan frutos instantáneos de sus acciones, resultados inmediatos en todas las áreas de sus vidas y desafortunadamente, cuando la paciencia no se cultiva, el desazón y la frustración  aparecen.

Tal es el caso que se presenta en algunos procesos terapéuticos en donde por un lado el terapeuta en su afán por obtener rápidamente resultados  se convierte en un cazador implacable de figuras y por otro los consultantes, quienes frecuentemente tienen una gran prisa no por comenzar, sino por terminar sus procesos terapéuticos.

Todo proceso requiere su tiempo de ajuste, como lo es también para el caso de la psicoterapia; si retomamos la enseñanza fundamental del Tao que nos comparte el cómo aprender a ser pacientes, destaca lo siguiente:

“…Tú puedes esperar infinitamente, la iluminación puede aparecer instantáneamente, pero tú no debes pedir para que ocurra instantáneamente. Si tú lo pides, puede ser que nunca ocurra; tu propio pedido se volverá un obstáculo, tu propio deseo creará una distancia entre tú y la naturaleza.

Permanece en sintonía con la naturaleza, deja que la naturaleza tenga su propio curso; y siempre que ella viene, ella es rápida. Aunque ella tarde siglos para llegar, aún así ella no está atrasada. Ella siempre llega en el momento cierto.

El Tao cree que todo ocurre cuándo es necesario; cuándo el discípulo está preparado, el Maestro aparece. Cuándo el discípulo está finalmente preparado, Dios aparece. Tu valor, tu vacío, tu receptividad, tu pasividad vuelven esto posible; no tu prisa, no tus carreras, no tu actitud agresiva.”

Así, podría decirse que la paciencia es una herramienta imprescindible hacia el éxito, en donde no se trata de tener una actitud enfocada a delegar en forma pasiva todo lo que nos ocurre, sino el hecho de hacer uso de aquella paciencia elegida con consciencia y con desapego al resultado.

Por lo que la invitación para los integrantes en un proceso terapéutico es: …..despacio que llevo prisa.

Bibliografía:

Osho. El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la flor dorada. Gaia. 2010

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia


La creatividad como estilo de vida

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

La creatividad como estilo de vida

Por: Ariadna Tovar

Alumna de Maestría en Psicoterapia Gestalt

Resumen

Hoy en día es común escuchar a mucha gente decir que no son creativos. En general, existe la idea de que para ser creativos se necesita ser un niño. Pero el problema recae en que al pensar que no se es creativos las personas lo van creyendo. Es necesario creer que son capaces de ser creativos pues  nos limitamos a que la creatividad sólo corresponde a algo artístico o a una idea millonaria. Cuando esto es completamente erróneo, pues cada que hablamos estamos creando una forma nueva de juntar ciertas palabras, cuando tomamos una ruta distinta para llegar al trabajo o cuando decidimos cambiar la receta de la abuela estamos siendo creativos.

La creatividad es un habilidad y como tal se debe de practicar para poder desarrollarla.

Palabras Clave: creatividad, habilidad, descubrimiento creativo

La palabra creatividad, recientemente  apareció en la última edición del Diccionario de la Real Academia por lo que no se ha tenido una definición bastante clara. Esta palabra sugiere novedad, ver con otros ojos, originalidad, éxito, nuevos caminos etc. Por lo que se puede ver que no tiene una definición concreta. Sin embargo Rodriguez (2006) ha podido  darle la siguiente definición “capacidad de producir cosas nuevas y valiosas”.

Se tiene la idea de que la creatividad es un don, que se nace con esta y los demás jamás la podrán tener, lo que es completamente falso. La creatividad es una habilidad que a lo largo de la vida se puede desarrollar y aprender (De Bono 2008). Así mismo también se tiene la idea de que al crear algo que antes no existía tiene ya  un valor, sin embargo, la creatividad se puede utilizar tanto de forma positiva como negativa. Un ejemplo de una creación negativa sería crear algún problema  o planear la manera de molestar a alguien.

Gardner (1997) comenta que a lo largo de la historia de la psicología, los psicólogos han estudiado exclusivamente los primeros años de vida, olvidandose de los años adultos por lo que Gruber decidió estudiar la creatividad en adultos. Por medio de los cuadernos de Charles Darwin, descubrió que Darwin tenia ideas en todo momento y sin algún orden. Lo que nos hace pensar en la incubación e iluminación que nos habla Rodriguez (2006) pues en estas fases las ideas vienen sin un orden especifico y cuando menos se lo esperan llega ese momento de iluminación en el que todas estas ideas toman un sentido para formar una hermosa creación.  Algunas personas llegan a desesperarse en este proceso pues al no ver un resultado lo abandonan sin saber que ya estaban próximos a descubrirlo.

Gruber citado por Gardner (1997) consideraba que una persona creativa relaciona varias teorías y vertientes que se encuentran  desorganizadas para que de ese modo pueda encontrar un resumen/final coherente. También la persona suele tener actividades que captan completamente su atención por largo tiempo,  para así llegar a una idea o vida creativa. Al comenzar a ver las situaciones desde otro punto de vista, se dan  la oportunidad de adoptar nuevas formas de ver la vida encontrando así el placer y alegría de vivir. Una persona dependiendo del problema o proyecto que tenga que resolver va a proveerse y determinar las características o capacidades que necesita para desarrollar o resolver (Gardner, 1997) ,por lo tanto se puede decir que una persona en todo momento de su vida es creativa, quizá no se dé cuenta de ello pero cada acción que hacemos se realiza de una forma creativa que sin duda alguna será completamente diferente para cada persona.

Csikszentmihalyi (1998)  comenta que la obra creativa no es un proceso individual, sino que se da gracias a la interacción de un individuo con su contexto social. Una persona tiene las capacidades de ser creativa, pero en ocasiones el contexto es el que llega a limitar o bloquear esta creatividad, ya que el contexto es el que presenta ciertas condiciones y oportunidades. El modelo de  Csikszentmihalyi  consiste en que la creatividad no sólo se da gracias a un individuo, sino que hay tres subsistemas involucrados para que se tenga un descubrimiento creativo.  En primer lugar esta el Dominio que es la cultura ya que dependiendo de la las reglas, normas y creencias que tenga esta cultura el individuo va a estar influenciado. El segundo subsistema es el ámbito en donde se encuentra la sociedad, que es la encargada de aceptar o emitir algún juicio acerca del descubrimiento.  Y por último se encuentra el Individuo que de cierta forma se encuentra influenciado por el Dominio.

Con lo anterior se puede decir que la falta de creatividad de una persona se debe por la sociedad que de una u otra manera reprime o bloquea este descubrimiento creativo. Esto se puede dar porque la idea no este dentro de los estándares aceptables de la sociedad en la que vive el individuo. Lo que hace que los individuos comiencen ser más rígidos olvidando así esta libertad de creación. Se debe tener en cuenta que a pesar de toda esta influencia que tiene la sociedad con respecto a la creatividad de un individuo, también afecta en qué medida se está integrado. Y con estar integrado se refiere a la forma en que esta persona ha podido resolver sus bloqueos o conflictos.

Para desarrollarla es necesario distinguir una habilidad mental de un hábito mental. Por lo regular estamos acostumbrados a ver las cosas de la forma en la que ya estamos habituados, pero si nos atrevemos a salir de nuestra área de confort al buscar más opciones que la original podemos empezar a ejercer y aumentar  esta habilidad mental (De Bono 2008).  Si de verdad se quiere desarrollar esta habilidad lo que se necesita hacer es practicarla.  Se aprende a leer y a escribir por medio de la practica, si no se practica estas habilidades pueden llegar a olvidarse por completo, lo mismo pasa con la creatividad. De niños se practica  la creatividad en todo momento, pero conforme se va creciendo solemos limitarnos a lo que nos va enseñando la sociedad.

Para concluir, la creatividad es una habilidad que debe practicarse para desarrollarla. No es un proceso individual ya que está relacionada con el contexto sociocultural en que se desenvuelve el individuo y es necesario encontrar en que se esta bloqueado para poder desarrollarla .Gracias a ella es cuando se puede encontrar nuevas soluciones, placer y disfrute de la vida.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia

Referencias

Csikszentmihalyi, M (1998). Creatividad: El Fluir, la psicología del descubrimiento y la Invención. Barcelona: Paidós.

De Bono, E. (2008). Creatividad: 62 ejercicios para desarrollar la mente. Paidós: Barcelona.

Gardner, H. (1997). Art, ,Mind and Brain: A Cognitive Approach to Creativity. Nueva York: Basic Books Inc.

Rodríguez, M. (2006). Manual de Creatividad: los Procesos Psíquicos y el Desarrollo.

México:Trillas.


Bikram Yoga y la Psicoterapia Gestalt

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

Alejandra Benítez de la Vega

Alumna  en la Universidad de Gestalt cursando la maestría en Psicoterapia Gestalt

Mail: aleben1986@hotmail.com

Bikram Yoga y la Psicoterapia Gestalt

En el 2010 escuché en un programa de radio la apertura de un estudio de Bikram Yoga donde hablaban de los innumerables beneficios que esta práctica da a la salud física y mental y decidí darme la oportunidad de probarla.  Nunca antes había hecho yoga y hoy me doy cuenta de la gran influencia  que ha tenido en mi vida.

En el 2011 tuve un fuerte accidente automovilístico donde mi rodilla quedó gravemente lastimada. El médico que me trató le preguntó a mi familia si yo hacía yoga y, asombrados, dijeron que sí. Él les explicó  que gracias a ello mis lesiones, aunque eran fuertes, podían recuperarse pues tenía mucha elasticidad en mis tendones y músculos.

Después de haber estado seis meses casi inmovilizada, en el 2012 retomé mi práctica de Bikram y comencé mi formación en psicoterapia Gestalt  encontrando una gran relación y armonía entre ellas.

Cada clase de yoga es una terapia para mí. Mi objetivo es trabajar con mis bloqueos físicos y mentales para lograr las posturas manteniendo una respiración lenta y profunda.

Durante la clase los maestros hacen énfasis en estar presentes en todo momento como el “aquí y ahora” de la terapia Gestalt. Se trabaja cada parte del cuerpo a través de compresiones y estiramientos buscando desbloquear los músculos contracturados al realizar dos ejercicios de respiración y 26 posturas (asanas) en cada sesión.

Aprender a respirar ha sido esencial en mi formación. En yoga cada postura es un reto y va preparando al cuerpo para hacer la siguiente. Lo más importante al llegar al punto máximo de estiramiento  es inhalar para permitir al oxígeno la entrada a más profundidad.  Al aplicarlo en mi vida me doy cuenta que el reto está en respirar profundo en aquellos momentos de crisis donde pareciera que automáticamente mi pecho y mi garganta se cierran como si quisieran protegerme de lo que pudiera salir.

Me he dado cuenta  que a través de la respiración estoy en sincronía conmigo misma y en terapia esto me permite entrar en contacto con el otro.

La clase de yoga se inicia con un ejercicio de respiración permitiendo la entrada al oxígeno y sacando en cada exhalación la mayor cantidad de bióxido de carbono y toxinas del cuerpo. Para mí, es el inicio del contacto conmigo misma, comenzando de adentro hacia fuera.  De esta misma manera inicio cada sesión de terapia con mis pacientes: entro en contacto conmigo a través de mi respiración para lograr contactar con el otro.

Conforme va avanzando la clase de yoga, voy haciendo consciencia de cada parte de mi cuerpo: desde la coronilla hasta la punta de los dedos de mis pies. Esto me permite, al mismo tiempo, escuchar mis pensamientos y dejar ir los negativos en cuanto los identifico. Con cada respiración entre posturas voy creando espacios en mi mente que me dan tranquilidad para escucharme mejor.

He descubierto en mi formación que una de las claves principales para lograr  acompañar al paciente en su proceso es aprender a escuchar.

La clase termina nuevamente con un ejercicio de respiración cerrando así el proceso y permitiendo la entrada a uno nuevo. De la misma manera  en terapia buscamos seguir el proceso secuencial de la energía.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

Centro de orientación psicológica en adicciones y trastornos alimenticios (COPA) http://www.facebook.com/orientacionpsicologicaenadicciones

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt #adicciones #adiccion #trastornosalimenticios #drogas #droga #drogadiccion #bulimia #anorexia


Gestalt y los Trastornos Alimenticios

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

Alejandra Benítez de la Vega

Alumna  en la Universidad de Gestalt cursando la maestría en Psicoterapia Gestalt

Mail: aleben1986@hotmail.com

Gestalt y los Trastornos Alimenticios

A lo largo de ocho años de recuperación, después de haber estado internada durante un año en una clínica de trastornos alimenticios he aprendido a vivir con esta enfermedad, a manejarla, a controlarla y lo más importante  a aceptarla.

Durante mi recuperación en la clínica aprendí a identificar mis impulsos y a manejarlos de una manera más sana y adecuada, a no depositar mis emociones en la comida y sané  la relación con mi cuerpo.

Estando internada recuerdo sentirme segura, dentro de un ambiente que sabia cuidar mejor de mí que  yo  misma.

Después de un tiempo de interna me sentía tranquila pues sabía que todo estaba bajo control y que si en algún momento yo no era capaz de controlar mi enfermedad la estructura de la clínica o alguien más saldría mi rescate.

La idea de recaer cada vez era más absurda, así como incumplir con mi plan alimenticio o tener conductas enfermas, sin embargo la realidad, estar fuera de la clínica es muy distinto.

Me costó mucho trabajo regresar a la realidad, fueron tiempos de muchos ajustes, la vida era tan distinta a la vida en la clínica y tuve a que aprender a cuidar de mi misma.

En la clínica el no comer exactamente lo que estaba en el plan nutricional era considerado casi como una recaída, así como romper alguna de las reglas establecidas.

Creo que esa mentalidad funcionaba para las internas ya que la enfermedad es tan fuerte que debe tratarse con suma rigidez para no darle oportunidad a la mente de dejarse caer de nuevo en la enfermedad, sin embargo esta mentalidad no me funcionó cuando salí de ahí.

A través de la Gestalt  he comprendido que la vida no es tan rígida y  es posible enfrentar día a día mis impulsos.

Enfocarme en el presente se ha convertido en casi una filosofía para mí, digo casi pues aún después de tanto tiempo hay días en los que me siento vulnerable, y recurro a  mis actos aprendidos para manejar mi angustia.  Sin embargo cada día voy teniendo más herramientas para combatir mi enfermedad pues la he ido conociendo profundamente.

El vivir mi presente se vuelve mucho menos amenazante que pensar en no recaer para siempre, se convierte en  una meta posible.

En momentos vulnerables en lugar de pensar en lo difícil que es no recaer en ningún momento de mi vida pienso:  mi objetivo es solo pasar este día. Inumerables veces  he comprobado que funciona pues el día se termina y tengo la oportunidad de empezar uno nuevo.

Me he dado la oportunidad de equivocarme y de volverme a levantar, cuando estoy en sesión al sentirme no juzgada me siento más humana, es una sensación de que puedo equivocarme, reflexiono en que ya no tengo 15 años y estoy  internada sino que he crecido y que tengo muchas más herramientas que en ese entonces, que es permitido equivocarse y que soy la única que conoce cómo me estoy sintiendo y la que decide que hacer con eso.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt


El Diagnóstico y la Psicoterapia Gestalt

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

Alejandra Benítez de la Vega

Alumna  en la Universidad de Gestalt cursando la maestría en Psicoterapia Gestalt

Mail: aleben1986@hotmail.com

El Diagnóstico y la Psicoterapia Gestalt

Trabajando como psicóloga en una Preparatoria identifiqué la importancia que se le da al diagnóstico y perfil personal de cada alumno.

Parte esencial de mi trabajo eran “los exámenes de admisión” su objetivo principal era determinar a través de pruebas psicométricas si los alumnos eran aptos o no para estudiar en la institución, sin embargo inumerables veces me encontré que los resultados eran completamente distintos al momento de realizar la entrevista y conocer a la persona.  Un alumno presentó rasgos de esquizofrenia y por estos resultados la dirección general había decidido no aceptarlo, al realizar la entrevista comentó que no había entendido muchas de las preguntas pues desde pequeño tenía dificultades para la lectura, esto invalidó la prueba pues los resultados no eran confiables.

En la rama de la psicología constantemente se busca diagnosticar al paciente, muchas veces utilizando libros y siguiendo patrones de evaluación identificando si se cumplen los suficientes criterios para tener la enfermedad o no, sin embargo cada vez se descubren más tipos de enfermedades y  más personalizadas.

En una experiencia personal viví la incongruencia y el daño al buscar forzosamente un diagnóstico. Una familiar empezó a tener crisis que parecían reflejar un trastorno  de depresión mayor con un trastorno de ansiedad, al menos eso decían los expertos. Después de tres meses nos dijeron que los síntomas se asociaban definitivamente con un cisticerco en el cerebro, este diagnóstico solo duró dos semanas pues “ habían caído en un error y en realidad era bipolaridad lo que más se acercaba a sus síntomas”.

Debido a los pocos efectos de las medicinas que le recetaron para controlar la bipolaridad concluyeron que mas bien era un trastorno delirante de tipo persecutorio.

Durante dos años cambió constantemente el diagnóstico y por lo tanto el tipo de tratamiento psiquiátrico. El cúmulo de medicamentos y los cambios radicales provocaron efectos secundarios en su organismo, se le dificultaba comunicarse de manera clara, había ausencias, parecía estar dormida y somnolienta, tenía espasmos musculares e iba incrementando su ansiedad por comer y por hacerse daño.

Después de pasar por al menos 20 psicólogos y psiquiatras un médico descubrió un quiste en su cerebro que estaba afectando al lóbulo frontal y generando una irritación que provocaba estos síntomas, fue un respiro pues comenzaron a suministrarle medicamentos específicos para tratarlo y empezó la mejoría notablemente.

Me di cuenta que durante su proceso toda la atención de los psiquiatras y psicólogos estaba en encontrar que los síntomas cuadraran con un trastorno y entonces poder determinar el diagnóstico preciso sin antes  descartar una enfermedad física.

En mi experiencia y en mi formación como terapeuta Gestalt  he aprendido de diversas maneras la importancia de no etiquetar ni diagnosticar clínicamente a las personas, ya que desde mi perspectiva cada persona es única y diferente.

Es vital no interpretar la información que el paciente brinda, sino siempre preguntar para clarificar lo que está diciendo y respetar el proceso del paciente ya que es el único experto en su vida.  Sin embargo es de suma importancia identificar los rasgos, tendencias, bloqueos y disfunciones de la persona, para ello en la Universidad de Gestalt utilizamos herramientas como la historia clínica y el TPG que nos permiten conocer al paciente y su desarrollo.

El TPG se utiliza en relación a un tema en específico por ejemplo: a sí mismo, en relación a la madre, al padre, la pareja, alguna situación, etc… y es en función de tiempo presente, por lo que puede ir cambiando. Nos da información de cómo está el paciente en la relación consigo mismo, con los demás y cómo se va dando su proceso en terapia. Este último punto es muy valioso pues como terapeuta es necesario evaluar y valorar el desarrollo de la terapia.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt


La violencia intrafamiliar y la terapia Gestalt

Published by adriansalama on enero 30th, 2015

La violencia intrafamiliar y la terapia Gestalt

Por: Adelaida Aizpuru González, alumna  de la Universidad Gestalt cursando la Maestría en Psicoterapia

aaizpurug@yahoo.com.mx

La violencia de género es la violencia que se ejerce contra las mujeres por el hecho de serlo y abarca todos los actos mediante los cuales se discrimina, ignora, somete y subordina a las mujeres en los diferentes aspectos de su existencia.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia expedida el 1° de febrero de 2007 tipifica los siguientes tipos de violencia:

Violencia psicológica que incluye cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, celotipia, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, infidelidad, comparaciones destructivas, rechazo, restricción a la autodeterminación y amenazas, las cuales conllevan a la víctima a la depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso al suicidio.

Violencia física relacionada con cualquier acto que inflige daño no accidental, es decir provocado o incluso premeditado, usando la fuerza física, algún tipo de arma, inclusive con las mismas extremidades u objeto que pueda provocar o no lesiones ya sean internas, externas, o ambas.

Violencia patrimonial relativa a cualquier acto u omisión que afecta la supervivencia de la víctima. Se manifiesta en: la transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades y puede abarcar los daños a los bienes comunes o propios de la víctima.

Violencia económica que incluye cualquier acción u omisión del agresor que afecta la supervivencia económica de la víctima. Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, el impedirle laborar o exigir el salario.

Violencia sexual referente a cualquier acto que degrada o daña el cuerpo y/o la sexualidad de la víctima y que por tanto atenta contra su libertad, dignidad e integridad física. Es una expresión de abuso de poder que implica la supremacía masculina sobre la mujer, al denigrarla y concebirla como objeto.

La existencia de violencia intrafamiliar hacia las mujeres constituye una situación de abuso crónica, permanente y/o periódica que en muchos casos se basa en falsas creencias con respecto a que el amor en la pareja lo soporta todo y generalmente se presenta como una cuestión privada en donde los participantes hacen todo lo posible para ocultarla dentro de la familia e incluso, suelen reprobar en público la conducta violenta que permiten o justifican en lo privado.

La terapia Gestalt constituye un tipo de terapia que ha probado ser útil en el trabajo con mujeres que enfrentan violencia intrafamiliar, ya que constituye un enfoque holístico de la experiencia humana, en el que se asume la tendencia innata a la salud, la integridad y la plena realización de las potencialidades latentes y promueve la propia responsabilidad de los procesos en curso y conciencia sobre las propias necesidades y su satisfacción.

Asimismo la metodología y técnicas que se emplean  se basan en los valores relacionados con la autoestima, honestidad, respeto y responsabilidad que colaboran a la toma de la consciencia a través de un darse cuenta en el aquí y en el ahora.

Universidad Gestalt (http://www.gestalt.mx)

Para más artículos visita: http://www.mundogestalt.com

TAGS: #gestalt #terapia #psicoterapia #psicoterapiagestalt #terapiagestalt #universidadgestalt

Bibliografía:

Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia, (2007)

Salama, Héctor (2007) Psicoterpia Gestalt. Proceso y Metodología. Cuarta Edición. México. Ed. Alfaomega.


Google Plus